Viva

Viva

Viva

5 Stars

Summary

Jesús trabaja en un cabaret de la vieja Habana, limpiando y peinando las pelucas de las Drag Queens que actúan allí y soñando con ser un día él quien suba al escenario. Pero cuando por fin consigue alcanzar ese sueño su padre, al que no veía desde que tenía cinco años, volverá a casa arrastrando problemas de alcohol y homofobia.

Coder Credit

Viva es una película que merece la pena ver. Muchas veces y por muchos motivos distintos. Muchos dirán que es una de las pocas películas que tratan el tema de la homosexualidad de un modo íntimo y muy cuidado, sin dejar de lado la parte dramática que en muchas ocasiones encierra esta realidad, pero sin olvidarse tampoco de un sentido del humor francamente divertido.

Y aunque esto es cierto, yo diría que precisamente lo mejor de "Viva" es que, aunque la gran mayoría de sus personajes son homosexuales que no han tenido una vida precisamente fácil, y aunque entre todos esos personajes se muestran muchas realidades de esa otra realidad que es crecer siendo visto diferente por el resto; la principal relación que se muestra aquí no es una relación de pareja (ya sea buena o mala), sino la relación que surge entre un padre y su hijo.

luis-alberto_6

¿Que resulta que ese padre es un ex boxeador alcohólico que vuelve a casa con el rabo entre las piernas años después de haber abandonado a su mujer e hijo, y que estuvo en la cárcel cuando la madre de Jesús murió? Efectivamente, este inicio tan prometedor no va a ayudar a que esa relación entre padre e hijo sea buena, donde el principal problema que surge entre los dos es que no se conocen en absoluto.

Si a eso le sumamos que la primera vez que Ángel ve a su hijo tras años de ausencia, éste está vestido de mujer en un Cabaret e incluso flirtea con él, a lo que el hombre responderá dándole un tremendo puñetazo, pues para de contar. En resumen, la relación entre Ángel y Jesús es de las increíblemente difíciles y lo que puede hacer que uno se arrepienta en un principio de haber entrado en el cine porque, admitámoslo, no todos los días queremos ver dramas que, por mucho que reflejen la situación real de millones de personas, también nos gusta pensar que siempre hay esperanza al final del túnel.

luis-alberto_7

Y ahí es precisamente donde "Viva", que es el nombre que Jesús se pone cuando se sube al escenario, triunfa con creces. Porque por muchos altibajos, gritos y discusiones que veamos entre padre e hijo, la suya no es una relación imposible de solucionar. No lo es porque intervienen dos factores importantísimos y que son los que además otorgan una fuerza increíble a sus dos protagonistas, magistralmente interpretados por Héctor Medina y Jorge Perugorría.

Por un lado está el hecho de que Jesús es un muchacho bueno como el sólo y que por muchos palos que le den no puede dejar de preocuparse por su padre, al que ve derrotado por el simple hecho de que ya no puede boxear, que es lo único que sabía hacer. Y por otro lado que Ángel es el primero en ser consciente de que, aparte de unos puños, no es nada. En definitiva, que ya no tiene nada que ofrecer.

MV5BMjE4MTc4Njk4OV5BMl5BanBnXkFtZTgwOTc4MDI3ODE@._V1_SX1777_CR0,0,1777,778_AL_

Tiene lugar así una lenta bajada a los infiernos por parte de los dos protagonistas y donde son muchas las ocasiones en las que deseas que el padre deje al pobre chico en paz para que pueda ser feliz con su vida; pero otras en las que sólo pides que Jesús no abandone a su padre, pues en el fondo el pobre no es malo. Simplemente, no sabe lo que es tener una familia y un hijo que, además, resulta ser homosexual.

Regresamos así al que se supone que es el tema principal de la película. Y aunque efectivamente lo es por el hecho de que su protagonista es gay, porque todos los secundarios también lo son (el mejor de todos Mamá, que es la dueña del Cabaret y la estrella del espectáculo), o porque el último escollo que deben sortear padre e hijo es la aceptación del padre de que su hijo es gay y que además trabaja vistiéndose de mujer; hay un momento en el que el espectador se olvida de cuál es la orientación sexual de Jesús.

MV5BMjI4ODk4MTI3OV5BMl5BanBnXkFtZTgwMjM0MjMwNDE@._V1_SY1000_CR0,0,659,1000_AL_

¿Y no se supone que eso es lo importante? Narrar historias y transmitir emociones gracias a sus protagonistas, que sufren y aman, y donde da igual si ese dolor o amor es de un hombre hacia otro hombre, de un hombre hacia otra mujer, o de un hombre hacia su hijo. Lo importante es que nos creamos esa historia y nos remueva por dentro, y “Viva” lo hace con creces.

Especialmente si el desarrollo de la relación entre Jesús y Ángel se refleja al mismo tiempo en la evolución de Viva encima del escenario, y que es francamente espectacular. Vemos así, además de escenas muy íntimas e incluso claustrofóbicas cuando la relación entre padre e hijo se ve como un imposible, perfectamente reflejadas en esa vieja casa de la Habana donde viven y que se cae a trozos; otras escenas llenas de una fuerza asombrosa y que resaltan por la música del escenario gracias a unas canciones que llegan directamente al corazón por la historia que cuentan, y por la fuerza y rabia con que la transmiten sus protagonistas.

MV5BMjA0NTU3Njc4MF5BMl5BanBnXkFtZTgwNTczODI3ODE@._V1_SX1777_CR0,0,1777,749_AL_

Tanto es así que en la escena final, la que supone la apoteosis de Viva (no digo por qué, pues esa es la gran sorpresa de la película), resulta imposible no llorar de emoción ante el asombroso espectáculo que estamos contemplado y del que hemos sido testigos de su evolución, y donde os aseguro que lo último en lo que uno piensa es que esa persona que está cantado, que se está desgarrando por dentro para reflejar todo lo que siente por medio de una canción, resulta ser un chico vestido de mujer.

Y eso sí que merece un gran Viva.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.