Villaviciosa de al lado

Villaviciosa de al lado

Villaviciosa de al lado

4.5 Stars

Summary

Villaviciosa de al Lado cuenta con el balneario como su única fuente de ingresos, por lo que todo el pueblo temerá lo peor cuando le obliguen a cerrarlo. Pero entonces se obrará el milagro de Navidad y el Gordo de la lotería tocará en el pueblo para alegría de todos los vecinos… ¿De todos? Pues no tanto, ya que las papeletas del pueblo agraciadas serán las que se vendieron en un sitio que, en teoría, ningún hombre casado debería conocer: el puticlub del pueblo “Momentos”.

Coder Credit

Comedia en estado puro es lo que podemos encontrar en Vilaviciosa de al lado. Hora y media en la que uno no es capaz de parar de reír gracias a una sucesión de situaciones hilarantes hasta decir basta, y que no habrían sido posibles sino fuera por el asombroso reparto coral, con Carmen Machi y Leo Harlem a la cabeza.

Partimos de una historia que, por sorprendente que parezca, está basada en un hecho real, y eso es precisamente lo que le da un toque aún más interesante. Porque está claro que los que tuvieron la desgracia de vivir esa situación en carne propia no se debieron reír mucho (y dudo mucho que vayan al cine a ver retratada su historia); pero no dejamos de estar en España y aquí lo que no falla es eso de reirse de las desgracias ajenas.

Así, qué mayor desgracia puede haber que te toque el gordo de la Lotería de Navidad, pero que no puedas ir a recoger el premio porque eres un hombre casado y resulta que la participación que compraste fue la del puticlub del pueblo.

La trama, a grandes rasgos, es tan sencilla como esa. Pero si a esta historia tan sorprendente como real le añades los personajes más esperpénticos (y típicos a la vez) de la sociedad española, pues tenemos un éxito rotundo que, estoy segura, va a destrozar la taquilla.

mv5bmjviody2otitodzlms00mzewlthhmdctzmzizjewmja3mzzjxkeyxkfqcgdeqxvymta0mju0ng-_v1_

Veamos: el alcalde de un pueblo con afán de construir rotondas con su estatua en el centro (Leo Harlem); un progre para el que lo más importante es respetar su ideología de izquierdas y donde, por supuesto, no puede faltarle la coleta (Carlos Santos); un charcutero que dice que sólo fue al puticlub a comprar tabaco pero al que lógicamente su mujer no le cree (Jorge Asín y Goizalde Núñez); un cura negro que se salta los mandamientos con bastante facilidad, pese a sus buenas intenciones (Boré Buika); el tonto del pueblo, que sólo es tonto para lo que quiere (Salva Reina); el hijo del alcalde (Jon Plazaola) que está a punto de casarse con la pija del pueblo (Corina Randazzo) cuando conoce a una recién llegada y empieza a creer en el amor a primera vista; y el único soltero del grupo, que pese a tener bastante pluma dice que no es gay para nada (Antoni Pagudo)… Y por si esto fuera poco tenemos a dos jubilados (Tito Valverde y Miguel Rellán), que con mucho tiempo libre y a falta de obras, se dedican a comentar las jugadas de todo lo que está ocurriendo en el pueblo a raíz de ganar el dichoso Gordo de la Lotería.

2

Eso por parte de los hombres. En el bando de las mujeres tenemos a la chica más inocente que se pueda echar una a la cara, pero que está dispuesta a hacer lo que sea para ayudar a su familia (Macarena García); a la mujer de un progre que, por muy feliz que sea explorando su naturaleza ecológica, no es capaz de decir adiós a sus raíces de urbanita (Belén Cuesta); a las mujeres de los supuestos compradores de la papeleta de la discordia, que deben luchar entre su deseo por cambiar de vida gracias al dinero del premio o asumir sin vergüenza que son las cornudas del pueblo (Yolanda Ramos y Carmen Ruiz); y finalmente a la dueña del Club Momentos, que sueña con que por fin se le reconozca lo mucho que ha ayudado al pueblo (Carmen Machi).

Sólo con ver la lista de personajes ya queda claro que en Villaviciosa de al lado no va a haber descanso para las carcajadas. Ya sea por lo variados y contradictorios que son todos los personajes (políticos corruptos con progres, o curas con prostitutas), y sobre todo por las increíbles actuaciones de todos los actores, que encadenan un sketch con otro pero sin olvidarse de la trama principal, por lo que argumento hay; la verdad es que la hora y media de la película se pasa volando.

Y sí. Es verdad que si pensamos detenidamente en ello, que los maridos les sean infieles a sus mujeres con las prostitutas del Club no es algo para tomarse a guasa. Pero si fuimos capaces de reirnos con las diferencias entre los vascos y los catalanes; o con las disputas entre los diferentes cuerpos de seguridad del país; ¿por qué no hacerlo con la profesión más antigua del mundo y el pecado más veces cometido a lo largo de la humanidad?

Lo importante es pasar un rato entretenido y distraerse de la realidad por un ratito, que ya bastante dura es... aunque sea con una historia real. Porque, como siempre ocurre, la realidad acaba superando la ficción.

Y en Villaviciosa de al lado ambas cosas se cumplen con creces.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.