Vikings 4×15: All His Angels

Vikings 4x15: All His Angels

Vikings 4x15: All His Angels

Series: Vikings

5 Stars

Summary

Ecbert acepta la propuesta de Ragnar y le entrega ante el rey Aelle. Ragnar se enfrentará a la ira del primer rey al que atacó, estando ahora en una situación muy diferente.

Coder Credit

Sabíamos que este capitulo llegaría. Michael Hirst nos lo llevaba advirtiendo durante mucho tiempo, pero muchos hicieron oídos sordos. La sorpresa sea, quizás, que nadie esperaba que esto ocurriese en la mitad de la segunda parte de esta temporada.

Ecbert no tendrá más remedio que aceptar la propuesta que Ragnar le realizó en In the Uncertain Hour Before Morning, entregarle al rey Aelle para que este se haga cargo de su viejo amigo y enemigo. El viejo rey vikingo solo tiene una petición, ver a su hijo, el tullido, antes de marchar.

Ivar ha jugado su papel perfectamente. Pasa las horas jugando al ajedrez con el pequeño Alfred, un juego apropiado para dos niños que en un futuro serán dos grandes hombres. Pero hasta que ese momento llegué mucho ha de pasar, Ivar tiene que aprender a controlar su ira y es lo que primero le dice su padre "Usa tu ira inteligentemente y te prometo, hijo mio, que un día el mundo entero temerá el nombre de Ivar The Boneless"

Pero Ragnar no ha hecho venir a su hijo para hablar sobre sus problemas de personalidad, tiene un mensaje para él, una misión tan importante que el futuro de su pueblo depende de él. Ragnar le cuenta que Ecbert piensa entregarle a Aelle para asesinarle pero, y aquí viene el perfecto giro de la trama que desvela por fin el plan de Ragnar "Debes buscar venganza, pero no sobre Aelle. Sobre Ecbert".

Y con un plan que nos sorprende por su simpleza y eficacia, ambos se despiden. Ivar parte a Kattegat y Ragnar comienza su peregrinación hacia Northumbria.

Ecbert estará tan destrozado por entregar a su amigo que se rinde a los brazos de Judith, con lágrimas en los ojos y preguntándose así mismo si no es un Poncio Pilatos al que la historia condenará. Con una mezcla entre curiosidad y no querer despedirse de su amigo, el rey se viste de vagabundo y comienza su propia peregrinación y penitencia hacia el reino al que se dirige su amigo.

Una vez el Seer le dijo a Ragnar que el día que un hombre ciego le viera, sería cuando llegara su fin. Parece que ese día ha llegado y el carretero que le lleva hasta Aelle es un hombre ciego que sin embargo ha escuchado tantas historias de él que puede verle, o eso afirma. Estos son los pequeños mensajes que Michael Hirst nos iba dejando, aunque puede que al principio todavía nos negásemos a creer lo que estaba por venir.

Por ahora queda un día hasta llegar a su destino y parece que Ragnar lo aprovecha para dejar clara una cosa: su victoria sobre los dioses. Él ha dictado su destino, no los dioses, no el seer "El hombre es dueño de su propio destino, no los dioses". Estas líneas, que apenas son un suspiro en todas las emociones de este capítulo son las que resumen la historia de Ragnar. Ni siquiera sus palabras finales, este es el auténtico Ragnar, el granjero que se convirtió en rey, el conde que dudó de los dioses y jugueteó con otra fe. El hombre que, al fin y al cabo, se hizo a sí mismo justo como él quiso.

Pero el camino se acaba. Aelle espera la llegada de su mayor enemigo, aunque no podamos decir lo contrario. Agradece a Dios que haya llegado este momento y todo comienza. El trayecto ya nos estaba haciendo sufrir porque veíamos lo que se nos venía encima, pero lo que viene a continuación es una auténtica oda al sufrimiento.

Solo Michael Hirst podría crear belleza de nuestras lágrimas y las torturas por las que hace pasar a Ragnar son para encoger el corazón de cualquier persona y todo ante un silencio implacable del rey que no gritó ni durante un segundo. Ragnar recuerda a Athelstan en sus últimos momentos, cuando casi ciego, lleno de sangre y mugre está encerrado en una jaula colgada de un árbol.

El momento ha llegado y las últimas palabras de nuestro gran rey merecen su transcripción absoluta "¡Me alegra saber que Odin prepara un banquete! Pronto estaré bebiendo cerveza de cuernos. Este héroe que entra en el Valhalla no lamenta su muerte. No entraré en el salón de Odin con miedo. Allí, esperaré a que mis hijos se unan. Y cuando lo hagan, me deleitaré con sus cuentos de triunfos. Los Aesir me darán la bienvenida. Mi muerte viene sin disculpas. ¡Y doy la bienvenida a las valquirias para que me lleven a casa!"

Y así, con una última invocación de Aelle a Dios y bajo la estupefacta mirada de Ecbert, la jaula se abre y Ragnar cae a un pozo lleno de serpientes venenosas, que le rodearán e irán mordiendo hasta su muerte, acompasándose con las notas de una banda sonora espectacular.

Sus últimas palabras no son las que un hombre que duda de los dioses pronunciaría, pero él, listo como nadie, sabe cuales son las que debe pronunciar para crear su propia leyenda e infundar el temor entre todos aquellos que le han asesinado.

Muchos han criticado la forma de morir de Ragnar, el gran guerrero que fue, vencido como un perro apaleado ante unas serpientes, no hay  honor en semejante muerte. Pero a estas alturas ya debería haber quedado claro que esta no es la despedida del héroe y el rey que fue, es la de un hombre vencido por la edad, el hombre al que su propia leyenda le superó. Por otra parte se agradece, y mucho, que Michael Hirst haya decidido respetar la historia y conserve la muerte de Ragnar tal y cómo sucedió realmente. Si os decepcionó la muerte de Ragnar, buscad una máquina del tiempo y hablad con Aelle en persona.

Travis Fimmel se despide de la serie que le ha dado la fama mundial con interpretaciones que ya forman parte de la historia de la televisión. Esta última vuelve a confirmar que su papel ha sido tan maravilloso que no podemos pensar en nadie más para hacer su papel. Si Fimmel no consigue ningún reconocimiento (académicamente hablando) por sus cuatro años como Ragnar Lothbrok, entonces no tenemos nada más que hablar queridos premios.

La otra gran duda y está sí que soy incapaz de responderla ahora mismo, es que será de la serie sin Ragnar y si Michael Hirst logrará satisfactoriamente su historia de vikingos y no se quedará en la historia de Ragnar. Por ahora podemos decir que ha sentado unas buenas bases con dos hijos Ivar y Bjorn muy potentes que pueden coger el relevo perfectamente si se desarrollan correctamente. Por ahora Ivar tendrá que enfrentarse a la muerte de su madre por parte de Lagertha, y estoy segura que eso tendrá graves repercusiones, su mirada final hiela la sangre.

Pero mientras tanto, la verdadera leyenda ha comenzado. Hasta siempre rey Ragnar, que tus cachorros te venguen.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.