Vikings 4×13: Two Journeys

Vikings 4x13: Two Journeys

Vikings 4x13: Two Journeys

Series: Vikings

4 Stars

Summary

Bjorn llega a las costas de Frankia donde le aguarda su tío Rollo. Ragnar e Ivar comenzarán su incursión al reino de Wessex con más de un problema y Lagertha está preparada para cumplir su venganza.

Coder Credit

Vikings ha pisado a fondo el acelerador. Tras una primera mitad de temporada lenta, que mascaba muy bien los pasos que los protagonistas daban, nos encontramos ahora con un desenfreno que quizás para algunos aspectos sea positivo y para otros no tanto. Aún así Two Journeys nos ha demostrado que esta vez las tramas no divergirán tanto como en otras ocasiones.

Dos viajes muy distintos con dos líderes muy similares. Bjorn llega con toda su tropa hasta la costa de Frankia, donde Rollo observa con una sonrisa. Parece que el tiempo no ha pasado por él, o por lo menos no tanto como su hermano. Vive feliz con su mujer y sus tres hijos, el mayor, Guillermo, parece que se llevaría bien con Floki. Pero nadie está ahí para hacer amistades, Bjorn solicita a su tio un pasaje seguro por sus costas para llegar hasta el Mediterráneo y cómo respuesta, él encierra a todos en la cárcel del castillo.

Es en la cárcel cuando vemos uno de los momentos claves del capítulo. Todos están culpando a Bjorn de su idea, el rey Harald y sobre todo su hermano Halfdan le recriminan semejante estupidez y ahora dudan del beneplácito de los Dioses. Todos le apremian con una solución para semejante embrollo y ¿qué es lo que hace Bjorn? Nada. Sentado en el suelo, con los ojos cerrados y los brazos relajados, parece casi como si estuviera meditando. El joven y alocado Bjorn, aquel que gritaba a su padre con las mismas palabras que ahora le vociferan a él, se encuentra en silencio.

No bastaba con vestirlo y peinarlo igual, esta era la transformación que necesitábamos para comprobar que Bjorn es hijo de su padre. El joven, que ya es todo un hombre, ha aprendido a pensar, a escuchar, a decidir. Bjorn es un joven Ragnar, tan obsesionado con el Mediterráneo como su padre lo estuvo o está con Inglaterra.  

Sin necesidad de mover un solo músculo, Rollo le saca de la cárcel y le lleva ante un bibliotecario parisino que le explica todo lo que necesita saber de su mapa, entre otras cosas (y para la alegría de los fans españoles) cómo deberá llegar hasta las costas de la Península Ibérica para adentrarse en el mar. Un terreno peligroso, no solo por la bravura de sus aguas norteñas, sino por el califato musulmán que gobierna gran parte del territorio. Los vikingos tendrán que enfrentarse a los musulmanes pero antes Rollo exigirá a cambio de darle paso a través de sus costas, ir con ellos.

Voy a tratar de ignorar como historiadora semejante hecho y ahondemos en la escena que se ha marcado Clive Standen con Morgane Polanski  y que será sin duda alguna la que recordemos para siempre de este capítulo y puede que una de las más emblemáticas de esta serie. La princesa Gisla está devastada ante la sola idea de que su marido no haya renegado por completo de su pasado vikingo, pero da igual cuanto lo intente, Rollo no puede negar que una parte de su ser siempre será vikingo "Quizás no lo intentes demasiado" contesta Gisla "Cuando oyes truenos, para ti son solo truenos, pero para mí todavía es Thor golpeando su martillo" Rollo podrá alisarse y cortarse el pelo todo lo que desee, jamás dejó de ser un vikingo y con semejante frase nos ha recordado porque para muchos era el gran caudillo vikingo al que temer solo con oír sus pasos.

El ultimátum de Gisla parece no importarle. Con un maravilloso plano de ella y sus hijos junto al trono vacío, Rollo se une a la expedición de su sobrino. Pero cómo ya hemos dicho Bjorn es ahora un líder sabio y en parte terrorífico, al igual que Ragnar, y Rollo no iniciará su viaje de la mejor forma. Cómo si de un contrabautismo se tratase, una forma de castigo también, Rollo será amarrado a unas cuerdas y tirado en el mar hasta casi ahogarse. El plano, extremadamente largo de cómo grita bajo el agua y trata de librarse de las cuerdas, es magnífico. Pero da igual cuánto se agite, Bjorn sabe cuando sacarle. Floki está feliz, pero Rollo una vez escupa todo el agua de sus pulmones, también.

Si lo mejor ha sido contemplar el verdadero líder que es Bjorn y la escena de Rollo con su mujer, la queja grande que podemos hacer es que al ser todo tan apresurado no hemos podido disfrutar de un auténtico Rollo afrancesado, un hombre de corte y familiar. La velocidad que llevan estos capítulos no dejan espacio para intrigas palaciegas y es una auténtica lástima.

Por su parte Ragnar e Ivar acaban en una playa de Wessex, pero no son los únicos. Unos cuantos hombres han conseguido sobrevivir a la tempestad, pero sin barcos ni casi armas, cualquier intento de atacar al rey Ecbert sería un suicidio. Lo mejor, opinan todos, es buscar un pueblo costero y robar un barco para volver a casa, sin embargo ya conocéis a Ragnar, este hombre siempre tiene otros planes.

Pero esta parte se centrará en el vínculo que se establece entre padre e hijo. No podemos olvidar que Ivar no es más que un adolescente que proyecta su admiración en su padre, un padre que le abandonó pero del que desea que se sienta orgulloso. Tres serán los momentos claves de esta relación en el capítulo, primero cuando le quita a su hijo los armisticios que había mandado a construir para sus piernas y así poder caminar "normal", pero Ragnar le recuerda que nunca lo será y que más vale que se vaya acostumbrando. El segundo momento, cuando Ragnar decide desvelar a su hijo que tiene un plan que no incluye al resto de su grupo y que por tanto deberán deshacerse de ellos. La escena nocturna, con un Ivar desenvolviéndose como pez en el agua matando a su gusto solo es superada por el momento en el que la única mujer le propone su cuerpo a cambio de la vida, pero Ivar no encuentra satisfacción en el sexo y eso le convierte en un ser aún más peligroso. Su hacha no tendrá piedad.

Pero el momento clave es cuando Ragnar le confiesa a Ivar que se equivocó, que sus piernas no le hacen débil, sino fuerte, que es especial por ellas y no "a pesar de ellas". Cómo bien dice Boneless, es la primera vez que oímos al rey admitir que se equivocó y puede que sea la última. Sin lugar a dudas hemos visto un vínculo incluso más fuerte que el que ha tenido con Bjorn. 

Sea lo que sea Ragnar se acerca a una gran ciudad de Wessex y allí atrás avisar a Ivar de qué pase lo que pase, actúe como un tullido, se entrega a los guardias con las manos en alto. No nos cabe dudas de que Ragnar tiene un as bajo la manga pero todavía tendremos que esperar para descubrirlo. Mientras tanto, el rey Ecbert que parece no envejecer (creo que el presupuesto en maquillaje de la serie se lo lleva Ragnar por completo) no moverá un solo dedo hasta que no sea una amenaza real.

Pero en Kattegat las cosas no están tranquilas. Demasiado rápido quizás hemos descubierto todo el pastel. Lagertha está conspirando con Torvi apoderarse de Kattegat y gracias a la esclava Margrethe, conseguirá encerrar a Ubbe y a Sigurd. Desde luego unos niños con tanto de sus padres y otros tan poco... La batalla aunque espectacular en cuanto a lo que representa, ha parecido una pelea de niños, las espadas no atravesaban, golpeaban y puede que sea cierto que Lagertha no quiera matar a su propia gente, pero si quieres conquistar una ciudad algunos muertos debe haber.

La gran sorpresa ha sido Astrid, la que en un principio muchos pensaron que sería el elemento desestabilizador que haría que Lagertha dejase de mostrar piedad, es al final la más sensata y la que muestra más compasión con los niños de Ragnar por ejemplo.

Pero lo importante es que mientras las flechas llueven y los golpes resuenan, Aslaug está con su corte colocándose su manto y cogiendo una espada que bien podría ser la de su legendario padre. Si la reina sabía lo que iba a pasar gracias a su visión, ¿se habrá preparado para luchar? ¿Exigirá a Lagertha un combate entre ambas por Kattegat? ¿O decidirá, por el contrario, entregar el reino a la condesa? 

Con el ritmo vertiginoso que se trae esta segunda parte de Vikings no tendremos que esperar mucho para descubrirlo.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.