Victoria 1×03: Brocket Hall

Victoria 1x03: Brocket Hall

Victoria 1x03: Brocket Hall

Series: Victoria

4 Stars

Summary

Victoria debe casarse y hay muchos pretendientes dispuestos a hacerse con su mano. Sin embargo parece que la joven reina tiene sus propias ideas al respecto. Mientras, la señora Jenkins recibirá una terrible noticia sobre un familiar

Coder Credit

Victoria vuelve esta semana con un capítulo que apela directamente a las emociones del espectador. Una vorágine de sentimientos que han convertido Brocket Hall en el mejor episodio de los que hasta ahora se han emitido del drama inglés. Y es que tal y cómo advertimos en el episodio anterior, es hora de que Victoria se case.

Es probable que este capítulo mejore nuestra percepción de la serie en primer lugar porque nos vamos creyendo más a Jenna Coleman en su papel. Una vez superado el impacto de las biónicas lentillas azules, la actriz empieza a demostrar sus dotes interpretativas dando vida a una joven reina que está aclimatándose perfectamente a su nueva vida y a sus nuevos deberes. La joven parece indomable y la única forma para que aquellos que la rodean puedan controlarla es a través del matrimonio.

Empieza entonces un juego de pretendientes donde Victoria tiene mucho o poco que decir, según cómo lo veamos. Por un lado el duque de Cumberland, que desistiendo de sus propios intentos de acceder al trono pone todas sus esperanzas en su heredero, el príncipe George; por otro lado el apasionado archiduque de Rusia y por último, pero no menos importante, el príncipe Albert. Aunque claro, este último solo está en palabra. La llegada del tío de Victoria, el rey Leopold de Bélgica, que no para de insistir a la reina en que su hijo es la mejor opción, solo hace que la joven Victoria prohíba terminantemente que su primo vaya a verla.

No es para menos, Victoria tiene claro a quién pertenece su corazón y es para el único hombre al que no puede tener. Lord Melbourne será testigo de una de las declaraciones de amor más sincera que jamás haya visto. Porque como la propia reina dice, él ya tiene su corazón. Sin embargo, Lord M sabe que se trata de una relación imposible y para desgracia de la reina el primer ministro declarará con una perfecta metáfora que tras su mujer, no puede volver a emparejarse. Los jardines de Brocket Hall representan el inicio y el fin de lo que fue y lo que podría haber sido el enlace entre Victoria y Lord M.

victoria-1x03-brocket-hall

Y así con el corazón roto y lágrimas en los ojos, Victoria se aleja con un fuerte compromiso. Tras la declaración de amor eterno Victoria está decidida a convertirse en una nueva Elizabeth y así lo muestra en el baile de disfraces que da en palacio. Un baile que vuelve a demostrar la enorme capacidad que tienen los dramas de época ingleses para ambientar cualquier época que se les ponga por delante. Un baile donde Victoria vestirá como Elizabeth, dispuesta a seguir los pasos de la "Reina Virgen", pero cuando Lord M aparece ataviado con las vestimentas de Leicester (el compañero de Elizabeth) y le declara, entre palabras, sus verdaderos sentimientos pero a la vez le hace entender que sus posiciones en la sociedad hacen que su relación sea imposible, la reina muestra en su cara una tristeza que se transmite perfectamente a cada uno de nosotros. La joven acepta al ministro como su amigo, su confidente y su compañero, porque es imposible para ella renunciar completamente a él. Magnífico Rufus Sewell en este capítulo en el que está siendo uno de sus mejores papeles hasta la fecha.

victoria-1x03-brocket-hall

Pero el drama no acabará ahí. En Brocket Hall asistimos al enésimo enfrentamiento entre la reina y John Conroy. Pero en esta ocasión tenemos a la reina como clara vencedora. Sabiendo Conroy que no podrá jamás ocupar un cargo de importancia en la corte del futuro rey, solicita (y la reina acepta) un título y tierras en Irlanda. Lo importante de esto, no es tanto la ausencia de Conroy sino la reconexión entre madre e hija que se hace a partir de su desaparición. Es la primera muestra de afecto entre ambas en un momento en el que la reina por fin se rompe al creer que nunca va a encontrar la felicidad.

Pero el drama no estará solo en la corte.  A la señora Jenkins las malas noticias le vienen en forma de carta. El increíble talento de Eve Myles hace que desde el segundo uno sepamos que algo terrible debe ocultarse tras esas palabras, pero es incluso más grave de lo que nos podamos imaginar. El inicio del reinado de Victoria está marcado por el movimiento del cartismo que expresaba la agitación de la clase obrera en ese momento y que entre otras muchas cosas pedía el sufragio universal masculino (¡incluso algunos pedían el femenino!). Victoria tenía el deber de no olvidar este movimiento y Brocket Hall ha sido el encargado de ellos.

El sobrino de la señora Jenkins es uno de estos cartistas que ha sido detenido y que se enfrenta a una de las peores muertes posibles. Pero ni aún así se tambalean los enormes cimientos de lealtad y fidelidad que tiene la mujer con respecto a la casa real. Pero cuando Victoria se entera gracias a la señorita Skerrett de lo sucedido, la reina decidirá conmutar la pena de muerte por el destierro a Australia para alegría de la señora Jenkins.

El final del capítulo no puede ser más emocionante. Con el archiduque de Rusia fuera de juego tras su compromiso con una princesa danesa y el príncipe George sin ninguna posibilidad, el camino estaba abierto para la gran llegada de Albert. Y así ha ocurrido. Desobedeciendo las órdenes de Victoria, el rey Leopold manda a llamar a su hijo que llega con su hermano Ernest.

En la escena final Tom Vaughan hace una labor sublime. Midiendo paso a paso cada plano, vemos a una Victoria inmersa en la música, tocando el piano con gran pasión, mientras, y sin verle aún la cara, vamos viendo como dos hombres se acercan a la sala. Albert se acerca y sutilmente toca a Victoria que para de súbito la música. La llegada del príncipe al reino va a cambiar las tornas de todo lo que hasta ahora conocemos, así lo dice la historia. Pero la química en un solo segundo entre Jenna Coleman y  Tom Hughes es incluso más majestuosa de lo que esperábamos.

victoria-1x03-brocket-hall

Un capítulo impecable con un reparto a su mejor nivel que nos muestra que aunque Victoria no pueda (ni deba) ser comparada a su predecesora Downton Abbey, puede desde luego hacerse un hueco más que merecido entre una parrilla inglesa terriblemente competitiva.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.