Victoria 1×02: Ladies in Waiting

1x02: Ladies in Waiting

1x02: Ladies in Waiting

Series: Victoria

4 Stars

Summary

Ha llegado la hora de modernizar la vida de palacio y se empezará implantando la instalación de gas. Mientras tanto, Lord Melbourne decidirá dimitir de ser Primer Ministro por no tener un gran respaldo político, cosa que no agradará a Victoria.

Coder Credit

En el segundo episodio de Victoria, la joven reina se encuentra rodeada por los perdedores del poder, aquellos que piensan que pueden explotarla a causa de ser una mujer con un temperamento frágil. Pero la historia nos demuestra que ella no se lo pondrá nada fácil.

image.jpg

La nueva vida en palacio debe modernizarse, según Lady Lehzen, y por ello querrá implantar la instalación de gas para economizar en gasto, cosa que no agradará al servicio, y menos a lo que sacan provecho de la reventa de velas. El paso a la instalación podría haber sido todo un éxito si no hubiera provocado una infestación de ratas por todo el palacio, con un poco de ayuda del propio servicio.

Los tiempos están cambiando en Inglaterra, y es muy interesante ver como se adaptan a las innovaciones, como es el encender el propio gas, con su consecuente incidente para la señora Jenkins, como la instalación de una cámara frigorífica para tener hielo en las cocinas.

Mientras los sirvientes lidian con sus propios problemas, la clase más privilegiada tiene que enfrentarse a los suyos. Nuestro querido Lord M deberá tomar la decisión de dimitir de su puesto como Primer Ministro al no tener un gran respaldo de las clases políticas cuando se trata de aprobar leyes. Esta decisión no será bien recibida por Victoria. Es una difícil situación política, ya no solo por ello sino también por las amistades de Victoria, por lo que ella, en ningún momento, querrá un nuevo gobierno que la obligue a deshacerse de alguna de sus señoras de compañía que favorecen solo a un partido y por supuesto, no tener de leal consejero a su Lord Melbourne.

EMBARGOED_UNTIL_16.30_11TH_AUGUST_1204

La reina Victoria encontrará algo insufrible al líder del partido conservador, Sir Robert Peel (Nigel Lindsay), cuando le hace una visita para pedirle que forme gobierno, y le elija a él como Primer Ministro. Él señalará que debería tener un servicio mixto, que favorezca a los dos partidos, tanto liberal como conservador, para no parecer que la casa real se incline más hacia otro lado. Es el caso de las señoras de compañía de la reina, a las que considera sus mejores amigas, pero están casadas con políticos liberales.

Ella no querrá deshacerse de sus amigas para dejar entrar a espías, como bien señala. Esto hará crecer los susurros que empieza a expandir su propio tío, el Duque de Cumberland, de que su sobrina ha heredado el problema de su padre, que escuchaba voces y veía cosas que no existían. Quieren hacer creer que la joven es inestable, y que por ello se deba nombrar una regencia para que así una mujer no gobierne el país.

Su obsesión por querer ver a Lord M a cada hora no ayudará a su situación, y que en su propio cumpleaños, sobre la tarta, aparezcan ratas, a las que odia y les tiene pavor, solo hará que las habladurías de su condición se agraven.

embargoed_until_23rd_august_victoria_ep2__141

Finalmente, la cabezonería de Victoria, de no formar gobierno si no es encabezado por Lord M, surtirá efecto, ya que Melbourne será consciente de la mala reputación que se va extendiendo de su reina por su temperamento, y se verá obligado por el bien de ella, de volver a tomar su posición como Primer Ministro.

Victoria feliz de mantener a sus amigas y tener de nuevo a Lord M a su lado, solo hará que este sea consciente que es hora de que la reina deje de verle solo a él. Es hora de buscarle marido a la reina.

The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.