Venga Monjas, David Suárez e Inés de León cierran el Sundance TV Short

Como acto de clausura del cuarto festival Sundance TV shorts, que premia a los cortos y webseries más brillantes a nivel internacional, se ofreció una mesa redonda con algunos de los creadores web más reconocidos del momento: Venga Monjas, David Suárez e Inés de León. Con ellos hablamos de creatividad en internet y en muchos ocasiones sin apenas presupuesto, contando tan solo con un smartphone como equipo.

La mesa redonda llevaba por título "Creatividad en Internet: del smartphone al Festival de Sundance" y fue moderado por Cristóbal Garrido, guionista de películas como Cuerpo de élite o El club de los incomprendidos. A él le acompañaban, además de Venga Monjas, David Suárez e Inés de León, la directora de contenidos de SundanceTV Patricia Silva, y por tanto una de las responsables de seleccionar a la webseries ganadora del certamen. Un selecto grupo para hablar del mundo de las webseries, como expertos en el tema que son.

Primero, conocimos un poco de su trayectoria.

Supongo que fue más o menos igual para todos –comentaron los integrantes de Venga Monjas, el dúo cómico que comenzó su actividad en 2006-. Youtube acababa de nacer y un día nos planteamos hacer un vídeo chorra, inspirados por La Hora Chanante y Muchachada Nui, pero convencidos de que nadie iba a ver el video. Y en realidad eso fue lo que nos animó a hacerlo y subirlo a la web porque “¿Quién iba a ver eso? Absolutamente nadie”. Así que en cierto modo no te preocupaba mucho… Y así seguimos durante un tiempo, hasta que de repente empezamos a ver que lo veía bastante más gente de lo que creíamos.

De eso hace ya 11 años y es todo un recorrido el que hemos sufrido. De subir nuestros propios vídeos, con el tiempo empezamos a recibir encargos para crear contenidos concreto, como fueron los guiones de Museo Coconut en su segunda temporada. Ahora estamos un poco más relajados porque tenemos la suerte de que todo lo que hacemos es por y para nosotros. Por un lado seguimos haciendo los vídeos de youtube para nuestros fans, y por otro hemos dado el extraño paso del digital al analógico y ahora hacemos bolos en teatros donde, además de poner los vídeos, tenemos la suerte de interactuar directamente con el público.

Para David Suárez, el creador de Vincent Finch: diario de un ego, cuyos vídeos en youtube tenían millones de reproducciones, la cosa fue un poco distinta.

Yo llegué a Madrid desde Galicia con ese sentimiento que tenemos muchos gallegos de vernos inferiores al resto del mundo, y además me vine solo y sin tener muy claro qué quería hacer (de hecho, hay muchas veces que todavía me pasa eso). Sólo sabía que me gustaban las comedias que veía fuera de España y pensé que estaría bien hacer algo parecido, aunque fuera sin nada de presupuesto.

Y así empecé con la webserie de Vincent Finch. Al igual que comentaban Venga Monjas, lo hice convencido de que no lo vería nadie. Pero poco a poco empecé a tener fans y de pronto me llamaron de Atreseries queriendo que hiciera algo con ellos. Ahora estoy centrado en los videos de Famosos y una vieja, además de los monólogos.

Y por último tenemos a Inés de León, conocida sobre todo por sus vídeos Fashion Drama, que se pueden ver en la web de Vogue.

Yo era directora de fotografía pero lo que me apetecía era dirigir y contar historias. Así que, como no tenía a nadie con quien hacerlo, pensé que aunque fuera sola algo podría hacer. Y así fue como me convertí en guionista, directora, maquilladora y actriz de todas mis historias, además de, por supuesto, ocuparme del cátering. Es más, el primer personaje que ideé para mis vídeos era uno que acabé interpretando yo porque estaba convencida de que ningún amiga querría hacer ese papel. Y a diferencia de mis compis yo subía los vídeos en Vimeo, pues por aquel entonces youtube no dejaba subir vídeos más largos de 15 minutosEs verdad que para la mayoría lo mejor es que sean vídeos cortos, por lo que cuál es el tiempo recomendable para tus vídeos es un tema que siempre crea polémica, pero yo soy más de enrrollarme.

Ahora, además de los vídeos que hago para Vogue, también sigo con mis historias propias porque lo que no quiero es dejar de contar cosas mientras me divierto.

Todos tienen la suerte de haber triunfado en los vídeos de youtube, y además haber dado el paso hacia un mercado más “serio” como son cadenas televisivas o webs. ¿Cambia mucho el proceso creativo entre unos y otros?

Bastante -comentan Venga Monjas- Si estamos grabando contenidos para nuestros fans lo pasamos mucho mejor porque somos muchísimo más libres creativamente hablando, ya que nosotros somos el único filtro que hay. Si, por el contrario, es algo que nos encargan, no hay más remedio que adaptarse a lo que sea que te piden los que te están pagando y ahí no te queda más remedio que dar el brazo a torcer. Además de que, al hacer algo para otros, como que te exiges a ti mismo que el nivel sea un poquito más superior. Pero, curiosamente, muchas veces esa mayor profesionalidad que quieres darle hace que el resultado final sea más forzado, y al final no queda igual de bien.

También ocurre que muchas veces, cuando te ves obligado a seguir ciertos códigos que, por ejemplo, jamás te plantearías con los vídeos que haces sólo para los fans; crees que estás traicionando tu espíritu. Pero nada de eso. Simplemente es aceptar algunas cosas que te dicen para no alejarte demasado de su línea.

Y luego también está la capacidad de llevarte a esos directivos de contenidos a tu campo, claro. Por ejemplo, como sabíamos que muchas bromas no nos las iban a dejar meter en el guión de Museo Coconut, porque en la tele no puede haber bromas racistas, sobre sexos o sobre minusvalías físicas, lo que hacíamos era meter un chiste muy burro, sabiendo que ese no iba a entrar ni de coña en el episodio... pero que también haría que el resto de chistes los vieran mejor.

Cuando trabajas para otros siempre existe una especie de censura -añadió David Suárez-, aunque sólo sea porque tienes que seguir la línea editorial de la cadena, que responde a una audiencia más general y donde lógicamente te tienes que cortar. Lo que ya te da un poco más de rabia es cuando esa censura responde a motivos puramente económicos, por ejemplo cuando quieres mencionar a una persona pero resulta que esa persona está relacionado con alguien que pone la pasta y no puede aparecer por ningún lado.

Pero generalmente ya te cortas tú, sabiendo que eso es lo que hay. En mi caso en concreto no me han tachado muchas cosas del guion. Sólo me pasó en una ocasión, haciendo las entrevista de Famosos y una vieja a Hugo Silva, que le hice una pregunta especialmente burra que él me dijo que no iba a responder ni de coña.

¿Y en cuanto al presupuesto? ¿Cómo de diferente es crear contenidos cuando no tienes nada de presupuesto a cuando te pagan para hacerlo?

Eso es precisamente lo que te pone más nervioso y al mismo tiempo lo que te quita más libertad -comentó Inés de León-. Porque cuando lo que haces depende exclusivamente de ti, si en un momento dado surge algún imprevisto, pues ya te las apañas sabiendo que puedes cambiarlo cuando quieras. Pero cuando te han dado un dinero y sobre todo tienes que trabajar con algún famoso, que lógicamente no va a estar disponible para ti cuando quieras y el tiempo que necesites, ya hay mucha más presión.

En ese sentido, hubo un tiempo en el que parecía que había un enaltecimiento del low cost -intervino Patricia Silva, la directora de contenidos de SundanceTV-, donde lo único importante es que fueran contenidos cortos y de low cost, sin importar demasiado lo que estabas contando. Pero siempre va a ser mejor tener dinero, aunque sólo sea para poder pagar a tus actores, lógicamente.

En realidad lo mejor sería poder tener dinero para hacer contenidos de más calidad -comentó David-, pero que luego los que te pagan te dieran una mayor libertad para que hicieras lo que quisieras, confiando en que el resultado también les va a gustar.

Hablando de la audiencia, ¿también hay presión por ver cómo ha ido el último episodio de la webserie o incluso un vídeo de youtube?

Por supuesto -comentó Venga Monjas-. A ver, no es que estés pendiente como un loco, dando a actualizar a la web para ver si lo han visto más personas en el último minuto. Pero sí que te gusta ver que lo que has hecho y que crees que es muy divertido, tiene una buena acogida.

Y entonces es cuando te encuentras con sorpresas –añadió David-, como por ejemplo que un video que creías que iba a ser la leche al final no gusta tanto como otro que al hacerlo tú pensabas que era una mierda, pero que resulta que es el que más “me gusta” ha tenido.

Nosotros ahora mismo tenemos la suerte de estar haciendo los bolos en el teatro -comentaron los integrantes de Venga Monjas-, donde además de contar nuestras cosas también ponemos algunos de los vídeos que hemos hecho. Y eso es estupendo porque de esa manera recibes el feedback en tiempo real y sabes en el acto qué es lo que gusta y lo que no. Y cuáles son esos chistes con los que creías que el público se iba a desternillar, pero con el que al final sólo te sueltan una pequeña risita. Te sorprende mucho, pero es genial para ir mejorando y saber lo que gusta y lo que no.

Pero, curiosamente, muchas veces esa mayor profesionalidad que quieres darle hace que el resultado final sea más forzado, y al final no queda igual de bien.

¿El mundo de las webseries y los vídeos de youtube todavía tiene cuerda para rato? ¿O llegará un momento en que ese tipo de contenidos se acaben agoten?

Hombre, nosotros por ejemplo llevamos 11 años con ello -comentaron Venga Monjas-, con lo que sí puedo decir que está durando un tiempo. Y aunque nuestras familias sigan preguntando que cuándo vamos a dejar los vídeos esos de Internet, siempre y cuando ofrezcas contenidos que gusten, puedes seguir haciéndolo el tiempo que sea.

Es verdad que lo normal es que, con el tiempo y a medida que ganes más seguidores, busques profesionalizarte para poder trabajar con otra gente y poder vivir de ello. Pero hacer eso tiene lo que comentábamos antes, que pierdes esa libertad creativa, por lo que mejor si podemos seguir tal y como estamos durante todo el tiempo que sea posible.

En mi caso, tengo claro que voy a hacer siempre lo que me gusta y lo que me haga feliz -señaló Inés del León-, así que quiero seguir dedicándome a ello, incluso si soy pobre. Es lo que me hace feliz así que, ¿para qué dejarlo?

Y en mi caso -bromeó David Suárez-, sinceramente espero que las web series sigan por mucho tiempo porque, básicamente, es lo único que sé hacer.

 

De momento parece que sus pronósticos son acertados, pues el festival de Sundance apuesta por cuarto año por las webseries con un concurso y cuyo ganador, Unknown, va a poder emitir su propia serie en la cadena.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

Latest posts by Barbara Cruz (see all)

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.