Underworld: Blood Wars

Underworld: Blood Wars

Underworld: Blood Wars

2.5 Stars

Summary

Selene, la guerrera más letal de los vampiros, está siendo perseguida tanto por los licántropos, con los que llevan en guerra desde hace siglos, como por sus propios compañeros vampiros. ¿El motivo?: en su sangre está el secreto de una poderosa arma que puede decantar la batalla hacia un bando, poniendo fin así a esa eterna guerra entre hombres lobo y vampiros.

Coder Credit

La quinta entrega de Underworld no va a defraudar a ese fan que disfrutó con las anteriores películas y esa estética tan particular que las caracterizaba. Esto es, una estética a medio camino entre lo gótico y un cantante de rock de los noventa (es decir, donde nunca había que escatimar en cuero) para los vampiros, y un arsenal de armas acompañando a los hombres lobos, para los que eso de poder convertirse en unas criaturas terroríficas no era suficiente a la hora de luchar contra sus enemigos.

Si esto es lo que el fan espera encontrar en la última parte de Underworld, está de enhorabuena porque eso es justo lo que va a tener. Eso e incluso un poco más, pues en esta ocasión no han escatimado a la hora de llevar a su máxima expresión lo que ya se había podido ver en las anteriores entregas.

Así, si en las anteriores películas se había visto a hombres lobos y vampiros (dos criaturas sobrenaturales capaces de matar con el simple uso de su fuerza) usar armas, aquí armas habrá hasta decir basta, hasta el punto de que por momentos parecerá que estamos viendo la última entrega de “Los Mercenarios”.

Y si en la anterior película se jugaba con las mezclas y la capacidad de crear un ser híbrido mitad vampiro, mitad hombre lobo… digamos que aquí eso va a ser lo más normal que se va a encontrar uno. Porque teniendo en cuenta que la sangre de Selene, un vampiro ya especial de por sí, es la clave para crear a un ser superior y lo que todos los seres sobrenaturales del mundo subterrano ansían… pues como que puede salir de todo.

¡Y vaya si lo hace! Incluyendo un nuevo clan de vampiros que, a diferencia de a los que estábamos acostumbrados a ver y que eran muy fans del negro, en su caso serán más del blanco…

Lo dicho. En la mezcla está la gracia.

Gracia, que no éxito. Porque incluso si el fan de este tipo de género que es en sí mismo Underworld (mejor no entrar en el resbaladizo terreno de intentar averiguar qué tienen en común esos vampiros y hombres lobos con los que se pueden ver en otras películas de la misma temática) acepta las particularidades de estas criaturas sobrenaturales en concreto, hay algo que le va a costar más:

Me refiero en concreto a la capacidad de sobrecogerse ante las escenas más dramáticas del film, esas en las que los hombres lobo y los vampiros se enfrentan en una batalla sin cuartel; o cuando tienen lugar “dramáticos” giros argumentales y traiciones a tutiplén y ante las que el espectador, si llora, no es de emoción o tristeza, sino de risa y casi vergüenza ajena.

Porque si ya es malo querer mantener una historia más de diez años después de haber estrenado la primera parte y que como película de acción estaba entretenida, lo peor es encima hacerlo pretendiendo mostrar una película épica, dramática y con sobrecogedoras sorpresas… sin ser ni mucho menos nada de eso.

El resultado no es otro que una sucesión de peleas perfectamente coreografiadas pero donde lo exagerado de los movimientos gana a la supuesta acción; de diálogos de traición más propios de una telenovela y que encima no dejan de sucederse durante toda la película, por lo que al final ya aburre tanta traición; y de momentos dramáticos, con música dramática de fondo y slow motion y todo para que quede claro que estamos asistiendo a ese momento dramático, pero donde el dramatismo se pierde un poco al ver que el mismo vampiro que había estado a punto de morir porque le iba a dar la luz del sol, al segundo siguiente está tan campante bajo un radiante sol…

En resumen, una película interesante para los que esperen ver una película de humor disfrazada de película de acción.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.