Una década sin Heath Ledger

Estaba llamado a ser uno de los grandes actores de su generación y lo demostró sobradamente en su corta pero intensa carrera donde mezcló todo tipo de proyectos. Pero la vida es injusta y nos arrebató a todo un artista y, sobre todo, una excelente persona un día como hoy hace diez años, cuando su eterna sonrisa se apagó.

Nacido en Perth (Australia) el 4 de abril de 1979, Heath Ledger siempre supo que quería ser actor y dedicarse al cine, así lo recuerdan sus familiares y amigos y él mismo lo decía en las entrevistas cuando le preguntaban al respecto. Sin embargo, a medida que su carrera se iba asentando Ledger no dudaba en probar con otros registros llegando a dirigir algunos vídeos musicales. Sus conocidos aseguran que el arte corría por sus venas, siempre tenía una cámara a mano para documentar todo lo que sucedía a su alrededor, pero además pintaba, dibujaba y podía pasarse horas tocando la guitarra.

Quizá es la faceta más desconocida de un actor al que la gran mayoría de personas recuerdan por su papel del Joker, que lo llevaría a ganar el Globo de Oro y el Oscar como mejor actor de reparto tras su fallecimiento, o por todo lo que se cuestionó y teorizó sobre los motivos de su muerte. Y es que aquel 22 de enero, y los días que lo siguieron, estuvieron plagados de rumores y noticias falsas sobre su fallecimiento. Tuvieron que pasar los años para que la familia de Ledger se decidiera a romper su silencio y hablara claramente de los últimos días del actor.

 

Todos recordamos las teorías sobre si se había suicidado, si padecía depresión porque hacer el papel del Joker fue demasiado agotador por él y acabó consumiéndolo. Pero todos los que lo rodeaban lo niegan categóricamente, interpretar al villano de “El Caballero Oscuro” fue todo un regalo para Ledger. Tras su ruptura con Michelle Williams, Ledger había caído en un gran bache del que le costó salir pero poco a poco fue volviendo a ser el que era y entonces apareció la opción de interpretar el papel que lo mantendrá en la memoria de muchos durante años.

Tanto el equipo de la película como sus amigos coinciden en que Heath disfrutaba con el personaje, se divertía mucho durante el rodaje y estaba muy orgulloso de su trabajo: una sensación que no había tenido desde hacía un tiempo. Podría decirse que el Joker fue su vía de escape y la aprovechó, al terminar el rodaje ya tenía en mente nuevos proyectos que hacer e incluso el que podría haber sido su debut tras las cámaras para un largometraje.

Cuando murió estaba a mitad del rodaje de “El Imaginario del Doctor Parnassus”, de hecho fue durante la grabación de la misma cuando enfermó de gripe que acabó desembocando en una neumonía. El agotamiento hizo mella en él, sus compañeros aseguran que se quejaba que le costaba dormir y las pastillas que le habían recetado no funcionaban tan bien como deberían y el resto... ya lo conocemos. Pero éste no es un artículo para hablar de cómo murió sino para homenajear a un actor que pese a su juventud nos dejó grandes interpretaciones, pero también para hablar de ese lado más desconocido.

 

No vamos a visitar toda su filmografía sino que destacaremos aquellos trabajos que supusieron un cambio en su carrera o en su vida, y todo comenzó con la serie australiana “Roar”. Pese a que solo tuvo una temporada fue donde conoció a Lisa Zane, que se convertiría en su novia y lo llevaría a Los Ángeles donde comenzó a despegar. El actor disfrutaba y aprendía de cada experiencia, siempre quería aprender, es algo que repiten todos los que alguna vez trabajaron con él, y unido a ello estaba su gusto por los desafíos. Por eso, tras su éxito con “10 Razones Para Odiarte” no quiso hacer más papeles similares, su agente no daba crédito cuando los rechazaba porque quería hacer algo diferente.

Pero su cabezonería dio sus frutos y llegó “El Patriota”, protagonizada por Mel Gibson. Ledger llegó incluso a creer que su audición fue un auténtico desastre y había perdido la oportunidad de hacer una película con uno de sus ídolos: se equivocaba. Pero lograr el papel en una cinta de este calibre con un actor famoso a nivel internacional como Gibson también trajo el miedo al fracaso y a no estar a la altura. Su agente explica que tuvo una seria crisis de confianza pero Gibson estuvo ahí para él, y poco a poco el joven actor fue logrando adaptarse a un mundo donde se iba haciendo un hueco.

La fama era algo que no le gustaba, lo supo en el momento que la alcanzó, y fue lo que sucedió con “Destino de Caballero” donde todo el protagonismo y la promoción del film recayó sobre sus hombros. Con el paso de los años y la madurez aprendió a sobrellevar toda esa parte de su trabajo que le disgustaba, la idea de las entrevistas, las alfombras rojas y demás eventos típicos antes de estrenar una cinta eran cosas que odiaba pero tenía que hacerlas. Por suerte nunca estaba solo para lidiar con ello, siempre estaba rodeado de algunos de sus amigos de toda la vida y eso es algo que muy poca gente sabe.

Ledger abandonó Australia pero no olvidó sus raíces. Durante los primeros años de su carrera llevaba a su mejor amigo de la infancia a todos lados con él, y una vez instalado en Los Ángeles, su casa se convertía en el centro de reunión y alojamiento de actores australianos que llegaban a Hollywood con el sueño de triunfar. Daba igual si el intérprete estaba allí o se encontraba rodando en la otra punta del mundo, en su casa siempre había sitio para sus amigos y conocidos.

 

Con su rol secundario en “Monster's Ball” demostró que podía hacer papeles dramáticos y ser un actor serio, de hecho, fue este personaje el que convenció al director Ang Lee para ficharlo como Ennis del Mar en “Brokeback Mountain”, cinta que ya lo situaría en el punto de mira de público y crítica, y por la que obtuvo sus primeras nominaciones a los premios más prestigiosos del mundo del cine.

La película que se centraba en la relación prohibida entre dos vaqueros homosexuales era todo un riesgo y Ledger lo sabía, pero aparte de su interés por contar aquella historia quería formar parte de algo que no se había hecho antes en Hollywood. Fue además durante el rodaje cuando conoció a Michelle Williams, quien se convertiría en su pareja y la madre de su hija Matilda. Fueron los años más felices para Ledger, ser padre le cambió la vida y disfrutaba de cada momento. El fin de la relación fue un paso muy duro para él pese a que mantenía una gran amistad con Williams.

 

Han pasado diez años y solo podemos pensar en cómo sería el panorama actual en el mundo del cine si Ledger siguiera entre nosotros. Qué grandes papeles e historias nos habría regalado: recordemos que sus miras también estaban puestas en la dirección. Dicen quienes lo conocían que él no querría ver a los demás tristes por su ausencia, pero es difícil no pensar en todo lo que perdimos ese día.

“He will be eternally missed, but he will never be forgotten” - Chris Nolan.

 
The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.