Umbre: las sombras de la vieja Rumanía

El pasado mes de noviembre HBO estrenó la segunda temporada de una de sus series europeas más aclamadas, la rumana 'Umbre' ('Sombras' en castellano). Es por eso que tras haber podido disfrutar de todos sus episodios queremos dedicarle este mes de febrero en nuestra sección Series del Mundo. Así que preparaos, porque nos marchamos a la oscura Rumanía.

Hablar del mundo de la televisión o en general, cinematográfico de Rumanía supone hablar de una revolución que se ha estado llevando a cabo durante la última década. La llamada 'Nueva Ola del Cine Rumano' comenzó con el estreno en 2005 de 'La Muerte del Señor Lazarescu' y la importancia que ha adquirido no podía no reflejarse en la televisión. 'Umbre' comparte muchas de las características de este cine, que iremos desengranando.

Pero, ¿de qué trata Umbre? La serie narra la historia de un hombre, Relu (Serban Pavlu) que mantiene una doble vida: para su familia no es más que un simple taxista, sin embargo en la realidad trabaja para un jefe de la mafia local rumana Capitanu' (Doru Ana). Relu trata de mantener estas dos vidas separadas, ocultando la existencia de su familia a todos aquellos que podrían hacerles daño. Pero cuando Relu mata accidentalmente a un hombre, el secreto será más difícil de guardar y todas las mentiras que ha ido generando a lo largo de los años saldrán a la luz.

Los primeros ocho episodios de la serie narran los esfuerzos de Relu de mantener a flote su vida tal y cómo la conocía, mientras sigue haciendo el trabajo sucio del Capitanu'. A medida que los minutos avanzan conoceremos a la familia de Relu, destacando a su mujer Gina (Maria Obretin), su padre Nea Puiu' (Stefan Velniciuc) y sus dos hijos Magda (Madalina Craiu) y Chuckie (Dan Hurduc). Gina es una ama de casa devota, que ignora todo lo que se cuece en la vida de su esposo pero que no se dejará amedrentar cuando conozca toda la verdad. Es ella la que lleva a cuestas el peso de la familia, que no es poco. Nea Puiu' se aleja mucho del típico abuelo simpático, y es prácticamente un vagabundo en su propia casa, con el alzheimer haciendo cada vez más mella en su memoria, su actitud es impredecible en las dos temporadas y nos dejará algunos de los momentos más divertidos y surrealistas de la serie.

Nea Puiu con su vestuario habitual en la serie

Pero si aguantar a Nea Puiu' es difícil, lidiar con una adolescente problemática lo es aún más. Magda ignora cualquier orden que venga por parte de sus padres y todo empeorará cuando comienza una relación con otro de los personajes clave de la serie: Teddy (Gabriel Huian). El chico, no es ni más ni menos que el hijo del Capitanu' y es por culpa de un error de Relu por el cual llega a la vida de Magda. A pesar de que Relu trata de mantener alejada a su hija del chico, poco éxito tendrá y es que parece que cuanto más se esfuerza en ello, más ganas tiene Magda de verlo. Teddy es alguien bastante distinto a su padre, de complexión delgada, con una pequeña rasta y aficionado a las drogas, no parece demasiado interesado en el negocio familiar pero sí en beneficiarse de todas las ventajas que este conlleva.

La primera temporada acaba en semejante cliffhanger que no podréis dejar de ver la segunda temporada, que tiene tan solo seis episodios. Una temporada que sorprendentemente en este tipo de series es bastante distinta a la primera. En estos capítulos vamos a ver las consecuencias de todos los eventos de la primera, pero también de un terrible accidente que involucra a Magda y a Teddy en el primer episodio. Este episodio hará que Relu comience una vendetta personal, buscando y acabando con las personas involucradas. No tendremos por tanto al sicario de un mafioso, sino a un padre enfadado que actúa por su cuenta, con todos los peligros que eso implica en un mundo como este. Por supuesto asistiremos a una familia ya rota, con Gina volviendo a trabajar y lidiando con un jefe que parece tener cierta obsesión en ella. Pero si la evolución de Gina es interesante, la de Magda es magnífica. Madalina Craiu hace un trabajo espléndido pasando de una joven adolescente rebelde a una mujer traumatizada, que encima tiene que aguantar a un Teddy que vuelve a las viejas andadas de las fiestas y las drogas. 

La relación de Magda y Teddy no gustará nada a Relu, que teme por el futuro de su hija

Pero en la segunda temporada tendremos también a un nuevo personaje. Uno de esos personajes que casi nos producen asco verlo salir en pantalla. Se trata de Emilian (Laurentiu Bãnescu), un policía que tras un encontronazo con uno de los hombres del Capitanu', pondrá a toda la organización en su punto de mira. Poco de ortodoxo tiene Emilian, que cruzará todos los límites posibles para hacer caer la organización, incluido el abuso a una de las mujeres que trabajan para el Capitanu, Nico (Andreea Vasile). Su sangre fría, su falta total de escrúpulos y su trato a las mujeres son solo algunos de los motivos por los que os llevaréis media temporada deseando su muerte. No obstante, hay que admitir que junto con la trama de Magda, esta es probablemente una de las más novedosas e interesantes.

Pero, ¿qué hace distinta a esta serie de otras tantas que hay sobre la mafia? Son precisamente las características del cine rumano las que le dan un toque totalmente distinto. Olvidaos de la pasión italiana de la que ya hablamos en 'Gomorra', aquí priman los silencios y las pocas palabras -Relu es el mejor ejemplo de ello- . Planos sencillos de colores fríos, azules y grises que se alternan con algunos ocres para dar una sensación de lejanía, casi como si viéramos una serie de otro tiempo. Uno de los pilares básicos sobre los que se mueve la serie es sin duda alguna la corrupción a todos los niveles de la burocracia, Emilian es el máximo exponente de esto pero es algo que vemos ya desde la primera temporada. La corrupción y la sensación de que las cosas no pueden ser cambiadas es otra de esas marcas de la casa del mundo cinematográfico rumano. Poco se habla del pasado comunista del país (algo habitual en el cine), al que no parecen culpar de sus desgracias presentes. 

Emilian no se detendrá ante nada para acabar con el Capitanu'

'Umbre' no es una serie fácil de ver. Hay violencia, hay conversaciones duras y el trato a las mujeres está lejos de ser lo que se espera hoy en día. Es casi como ver por un cristal sucio las intimidades de un país que trata de lavarse la cara frente a sus homólogos europeos. Es quizás por eso, porque tenemos la sensación de que lo que estamos viendo es real, por lo que 'Umbre' nos atrapa con su fría atmósfera. La serie creada por Igor Cobileanski y Bogdan Mirică (que dirigen todos los episodios), es el reflejo de una Rumanía que trata de salir de sus propias sombras, que parecen adheridas a ella de forma permanente. 

La segunda temporada acaba en otro gran cliffhanger -parece ya marca de la casa- que involucra a Emilian y a Relu, por lo que no nos sorprendería nada que pronto se anunciase la renovación de la serie por una tercera temporada.

Las dos temporadas de 'Umbre' se encuentran disponible en HBO España.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

Deja un comentario