Tres Anuncios En Las Afueras

Tres Anuncios En Las Afueras

Tres Anuncios En Las Afueras

4.5 Stars

Summary

Una madre afectada por el asesinato sin resolver de su hija da comienzo a un enfrentamiento con la policía de la localidad que supondrá toda una revolución en el pueblo.

Coder Credit

Después de ser una de las grandes triunfadoras de los Globos de Oro entregados el pasado domingo, y seguramente recibirá un buen número de nominaciones a los Oscar, por fin llega a España una de las películas del año que además no dejará indiferente a nadie.

Pese a que la premisa de la que partimos suena dura y podemos creer que vamos a ver un drama crudo y descorazonador, realmente nos encontramos ante algo distinto. La película escrita y dirigida por Martin McDonagh rebosa todo tipo de emociones, nos sorprenderemos riéndonos en algunas de las escenas para después sentir como se nos parte el corazón o nos indignamos por lo que estamos viendo. “Tres Anuncios en la Afueras” es un cóctel de sensaciones del que es muy difícil no quedar enganchado.

Perfectamente hilada y con un reparto muy acertado vamos a ir viendo los efectos de la decisión tomada por Mildred , interpretada por una magistral Frances McDormand, cuando decide alquilar tres vallas publicitarias en las afueras del pueblo de Missouri donde vive, para señalar la ineficacia del jefe de policía en resolver el caso de violación y asesinato de su hija Angela. Estamos ante una mujer llena de dolor, furia y mucho sarcasmo a la hora de relacionarse con los demás, solo busca justicia y no le importan las consecuencias de su acto de rebeldía.

 

Y habrá consecuencias. Empezando por los propios miembros de la policía que se niegan a tolerar que alguien les falte el respeto de esta forma. Entre ellos destaca el agente Dixon, en una gran actuación de Sam Rockwell, uno de los personajes más interesantes de la cinta por la cantidad de matices que presenta, desde su poco disimulado racismo y homofobia a algunos momentos realmente hilarantes que no parece que estemos ante el mismo personaje.

Pero también quiero mencionar el papel del jefe Willoughby, encarnado por Woody Harrelson, realmente un buen hombre que es apreciado por todos el pueblo pero es el señalado por Mildred por no haber encontrado al asesino. La escenas entre ambos son todo un regalo, es imposible no empatizar con los dos y comprender sus puntos de vista sobre lo que sucede. Porque si hay algo que destacar del film es que todos sus protagonistas, aparte de estar maravillosamente escritos, tienen algún momento en el que los entiendes y te pones de su parte.

 

Pero Mildred no tendrá solo que defenderse de la policía y las intimidaciones por parte de los agentes, sino que sus propios vecinos no ven bien que centre toda la culpa en Willoughby. Y eso intentará hacerle entender el sacerdote de la localidad en una escena brillante donde la mujer muestra una vez más esa ironía y mal humor que nos saca más de una sonrisa. También está su hijo Robbie, quien por un lado la apoya pero por otro odia tener que recordar lo sucedido a su hermana cada vez que pasa por delante de las vallas.

Todo un abanico de personas forman parte de la vida de nuestra protagonista y todos son indispensables para que la historia avance, desde el publicista que acepta el encargo de Mildred hasta el dentista del pueblo, cada personaje es una pieza del puzzle que poco a poco va encajando y nos va mostrando que las cosas no son siempre lo que parecen.

 

“Tres Anuncios en las Afueras” es un fiel retrato de nuestra sociedad, con sus bondades y sus miserias, cada situación que vemos en pantalla es algo que perfectamente podría suceder a nuestro alrededor. Desde un crimen sin resolver por falta de pruebas según unos o por ineficacia de la policía según otros, a las ganas de venganza y de clamar justicia o las reacciones de las personas involucradas de algún modo en el asunto.

Tal vez al principio creamos que es algo más típico de una pequeña población del Estados Unidos más rural, pero acabamos dándonos cuenta que hay más realidad en esta historia que en otras que nos pueden contar una trama similar pero con mucha menos maestría que la que encontramos aquí. Desde los créditos de inicio hasta la escena final somos uno más en la vida de Mildred, y al salir de la sala del cine seguiremos pensando en ella hasta que pase un buen rato.

Tenemos que agradecer a McDonagh el habernos regalado esta película y, sobre todo, el haber creado un personaje tan carismático e inolvidable como Mildred Hayes y su humor ácido como estrategia para soportar el dolor, una mujer en la cincuentena con una personalidad apabullante que nos confirma una vez más que la edad no importa a la hora de contar una gran historia y conseguir la atención de público y crítica. A ver si Hollywood toma nota y no deja en el olvido a las grandes actrices que tiene y que ya han llegado a la mediana edad porque al final todos salimos perdiendo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.