“Tomorrow and Tomorrow” es el nuevo proyecto de Matt Ross

El actor, guionista y director volverá a ponerse detrás de las cámaras tras el éxito cosechado por "Captain Fantastic", de la que también fue escritor, en una cinta de ciencia ficción.

Ross es conocido principalmente por su faceta como intérprete, y le hemos podido ver en series muy conocidas como "Silicon Valley" o "American Horror Story". Ha sido su dirección en la película protagonizada por Viggo Mortensen lo que ha convencido a los productores para ficharle como director de "Tomorrow and Tomorrow", film basado en un libro del mismo nombre del autor Tom Sweterlitsch.

La historia se sitúa en el futuro donde la ciudad americana de Pittsburgh acabó detrozada tras una enorme explosión, dejándola completamente inhabitable. Tiempo más tarde fue reconstruida por completo, incluyendo a sus habitantes, en un entorno de realidad virtual conocido como "El Archivo", convirtiéndose en la obsesión del protagonista Dominic Blaxton, quien perdió a su familia en la explosión.

El hombre se dedica a pasar el tiempo en este mundo irreal, reviviendo momentos pasados con su mujer e investigando extrañas muertes sin resolver antes de le llegada de la bomba, hasta que se topa con el caso de una mujer asesinada cuya presencia es continuamente eliminada del programa. Decidido a resolver el caso y llegar al final del asunto, llegará a un punto en el que realidad y ficción pueden acabar por volverle loco. Aún no hay reparto elegido, pero ya hay muchas expectativas puestas en el film.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.