Todos los detalles de Mi Gran Noche la nueva película de Alex de la Iglesia

SINOPSIS

Jose, en paro, es enviado por la ETT de figurante a un pabellón industrial a las afueras de Madrid, para trabajar en la grabación de un programa especial de Nochevieja, en pleno agosto. Cientos de personas como él llevan semana y media encerrados día y noche, sudando desesperados mientras fingen reír, festejando estúpidamente la falsa venida del año nuevo, una y otra vez.

No hay nadie contento.

Alphonso, la estrella carismática de la canción, es capaz de todo para asegurarse que su actuación tendrá el máximo share. Adanne, su antagonista, joven cantante latino, es acosado por las fans que quieren chantajearle. Los presentadores del programa se odian, compitiendo entre sí para ganarse la confianza del productor, que lucha por impedir el cierre de la cadena.

Pero lo que nadie espera es que la vida de Alphonso corra peligro. Mientras ríen y aplauden sin sentido actuaciones que no ven, los figurantes enloquecen, y nuestro protagonista se enamora.

¿Podrá sobrevivir un hombre bueno a esta espiral sin sentido que es la vida?

CONVENIENCIA DE LA COMEDIA EXCÉNTRICA

Hoy más que nunca necesitamos comedia en nuestras vidas, que el humor y la ironía inunde el espíritu de los espectadores, víctimas inocentes de un mundo hostil. El desengaño, la desconfianza, son consecuencias inevitables. Y eso genera cansancio, un agotamiento vital que no se despega de nuestras almas. Estamos hartos de sufrir inútilmente.

La vida que llamamos “real” nos estrangula poco a poco con sus tristes miserias, depositando un espeso fango en lo más profundo del espíritu, malherido por el ataque constante de esos que se califican a sí mismos como “realistas” proponiendo un falso racionalismo, que no nos purifica con su deficiente “catarsis”. Y no están en posesión de la verdad. Su realidad es impostada, cruel, y sobre todo, engañosa, falsa, hipócrita.

Nos mienten, porque las cosas, en su ser más profundo, no son serias. La seriedad es una trampa para controlarnos. La risa nos despega de las cosas y nos permite juzgarlas con distancia. Gracias a la risa podemos observar lo que ocurre desde un punto de vista excéntrico, obteniendo una visión de conjunto que la “realidad seria”, inmersa en el sistema, no es capaz de ofrecernos. La risa como método de conocimiento, el humor como disciplina hermenéutica.

ESPEJO DEL MUNDO

A través de la comedia podemos generar “un mundo”, una realidad alternativa que, siempre desde de un punto de vista ficticio, que no científico, nos muestre una imagen de nosotros mismos para observarnos con mayor detenimiento, es decir, con mayor libertad. Esa IMAGO MUNDI, ese reflejo de nuestros deseos, pasiones y anhelos fundamentales será siempre completa, nunca parcial, como el que nos proporciona el análisis realista, siempre mentiroso, al contemplar las situaciones, como hemos dicho, desde su interior, al no poder despegarse de una opinión subjetiva, la tramposa confianza en una esencia, en la verdad de sus planteamientos.

La comedia se sabe frívola, insustancial. Su método excéntrico de conocimiento la libera de fundamentalismos. No pretende mostrarnos la verdad “per se”, por lo que nunca miente, convirtiendo su discurso en un reflejo cómico de las situaciones que conforman ese mosaico multicolor llamado vida. Un reflejo “desde fuera” sin ensuciarse con subjetividades.

Por tanto, la comedia, desde su despego, desde su cínica objetividad y su completa visión excéntrica, se acerca más a las esencias que ninguna de las pretendidas realidades “serias”, o “profundas” que la rodean.

EL ESPÍRITU DE LA MÚSICA ASESINADO POR LA TRAGEDIA

Bajo la tragedia se esconde la música, la diversión, el humor y la comedia. El primer paso, el origen, el primer deseo y anhelo humano siempre fue acercarse a lo divino a través del ritual de la música, y mucho más tarde, de manera impostada y cruel, se impuso el drama, lo “serio” para apagar la lucidez del ritmo, verdadero espejo del mundo.

En su afán controlador, el drama se impone definiendo las actitudes, y colocándolas en una jerarquía engañosa. El drama supone que el dolor es el sentimiento más cercano a la realidad, y lo coloca en el centro del alma. El dolor es lo más profundo, y por tanto, lo más auténtico. La risa, por encontrarse “afuera”, siempre ha sido rechazada como lo opuesto al dolor, y por tanto, ajeno a la esencia del alma humana.

Es algo “superficial”, y por ello, carente de interés. El alma es a la materia como el drama a la comedia. No nos dejemos engañar. Son los que quieren dominar el espíritu con sus falsos dioses los que establecen niveles de conocimiento. Es la música, el latido del corazón, el ritmo cardíaco, el auténtico origen de los sentimientos humanos.

Es la piel, la superficie, la que nos conecta directamente con el corazón, y el humor, la sangre que corre por sus venas. La comedia es el ácido que disuelve precisamente ese dolor impuesto por la razón dominante.

LA COMEDIA EN “MI GRAN NOCHE”

Esta película propone un “mundo”, un espacio único en el que los personajes se mueven, crecen y mueren. Se trata de un espejo que deforma la realidad, alterándola para así hacerla reconocible. En lo grotesco encontramos esa distancia necesaria para vernos en conjunto, dibujados con trazos gruesos que nos separan del fondo, de manera clara y distinta.

La caricatura tiene una peculiaridad: nos describe rápidamente, y nuestro corazón atrapa de un bocado el sabor auténtico del personaje, la trama, las secuencias. El espectador no duda, entiende al instante cuál es su posición, reflejada en la película, con respecto a los personajes, los estereotipos que se articulan en nuestro discurso.

Lo grotesco, la exageración, se nos presenta delante de nuestros ojos atrapado en ese mundo cerrado, como una propuesta separada, sin mancharnos con subjetividades. No ofende, porque no nos pertenece.

Sin embargo, al descubrirnos a nosotros mismos reflejados en el espejo, la catarsis funciona de igual manera, pero sin su aspecto aleccionador y dominante. Nuestra alma se purifica pero nadie nos da lecciones. El espectador, al involucrarse en la trama, experimenta el sufrimiento de los personajes de igual manera que en la tragedia. Después de presenciar el espectáculo grotesco de la comedia se entiende mejor a sí mismo, pero repito, nadie le obliga a cambiar sus decisiones, sólo a reírse de ellas.

En la tragedia clásica las desgracias provienen de la soberbia, creerse superiores a los mismos dioses. En la tragedia grotesca, es decir, la comedia, nuestra comedia, el principal defecto de los personajes es, quizá, su confianza en la realidad, creer que la vida tiene sentido, que puede ser comprendida, olvidando que su principal objetivo es dejarse llevar, ser felices, más que ser sabios.

Los espectadores entienden que sus decisiones no conducen necesariamente a sus lógicas consecuencias, y por tanto, no son culpables. Al contemplar la farsa, la audiencia advierte que, ante el caos, a uno sólo le queda una opción sensata: bailar.

La comedia “desbloquea” ese sentimiento de culpa inyectado por los racionalistas y te empuja a celebrar nuestra primitiva inocencia y el desastre de sabernos atados al destino.

PUESTA EN ESCENA

La cuestión es conseguir el máximo ritmo, la mayor velocidad posible en el ametrallamiento de los diálogos, para lograr esa sensación de inabarcabilidad que pesa sobre este mundo grotesco y sobrecogido. Como en la vida, no habrá tiempo de detenerse un segundo para pensar, y la sensación que provocará a la audiencia será siempre de agotamiento o extenuación.

Quiero que el público exija mentalmente un receso que no llegará nunca. Iremos siempre por delante en los acontecimientos, y el espectador se sentirá sobrepasado. La cámara no parará quieta, moviéndose entre los personajes como un personaje más, siempre en movimiento, intentando atrapar esa sensación de tío vivo grotesco. Un parque de atracciones habitado por monstruos, payasos crueles, tentempiés sonrientes que no se detienen en su movimiento continuo.

La comedia necesita de esa urgencia para imitar la vida. Ese recurso de movimiento incesante será acompañado de música y ritmo. Quiero que las secuencias de diálogos parezcan números musicales, y los números musicales, diálogos enzarzados entre bailarines. Un inmenso ritual dionisiaco donde los espectadores no tendrán respiro, descubriéndose a sí mismos como parte de la pantomima.

PERSONAJES

ALPHONSO (RAPHAEL)

Cantante mítico. Estrella del firmamento artístico durante más de 40 años en los que ha creado un personaje que ha terminado por devorar su propia personalidad. Como una especie de Darth Vader, o de Vampiro de la música, Alphonso no conoce otra vida que el escenario, ni otro alimento que el aplauso del público. Su vida ha sido meticulosamente programada por él mismo desde hace muchos años para no ser otra cosa que una sucesión de viajes y traslados que han de llevarlo de un escenario a otro, ya que solo frente a las cámaras o el público es capaz de abandonar esa especie de “vacío perfecto” en el que trata de vivir a fin de que nada lo afecte o lo dañe. Ya no reconoce su imagen en el espejo y las relaciones personales hace tiempo que han perdido todo significado para él, convirtiendo la crueldad en su única vía para dar escape a las inevitables tensiones.

ADANNE (MARIO CASAS)

Cantante joven y de gran éxito. Admira a Alphonso porque era el favorito de su madre. La fama le alcanzó muy joven y su vida ha sido desde entonces una sucesión de éxitos y de fans entregadas y deseosas de llevarse como trofeo un selfie, o quizás algo mas… Adanne es un amante del amor, y también un poco ingenuo. Nunca ve venir las malas intenciones de posibles chantajistas y buscadoras de fortuna dispuestas a publicar cualquiera de sus intimidades. Cada nuevo escándalo que Perotti, su representante, debe neutralizar es una sorpresa para el cantante, que siempre cree ver amor verdadero entre las piernas de sus fans.

JOSE (PEPÓN NIETO)

Treinta y tantos años. Ni muy alto, ni muy bajo, ni muy feo, ni muy guapo.Un tipo normal, el perfecto figurante cuyo rostro podríamos haber visto mil veces sin fijarnos en él. Cuando empieza la acción las cosas no van demasiado bien para Jose: Sin pareja, sin trabajo estable, acudiendo en cualquier momento a la llamada de la ETT para cubrir los puestos más variopintos, la suerte ha querido que esta noche su papel sea el de asistir como falso protagonista a una fiesta falsa; la grabación de un programa de Nochevieja realizado meses antes de verdadero Fin de Año en la que un grupo de desconocidos se encerrarán para fingir una falsa felicidad, bebiendo bebidas falsas, riendo y aplaudiendo a las órdenes del regidor. Todo falso menos la posible relación que encontrará esperándole en la silla de al lado. La oportunidad de dejar de ser figurante de su propia vida, siempre siguiendo las órdenes de alguien, para convertirse en protagonista.

PALOMA (BLANCA SUÁREZ)

Joven, guapa, simpática... la chica perfecta si no fuera por un pequeño problema: los que la rodean están convencidos de que le pasa algo raro, misterioso y muy peligroso. Cosas horribles suceden siempre a su alrededor sin que nadie pueda considerarla seriamente como responsable, pero la leyenda está ahí y eso hace que un cierto aire de soledad incomprensible para ella misma la rodee. Porque, como suele suceder en estas ocasiones, Paloma será la última en saber lo que los demás dicen de ella.

Paloma prefiere las cicatrices a los tatuajes, porque, como ella dice, aquellos reflejan lo que nos gustaría ser, mientras que las cicatrices muestran lo que somos realmente, lo que hemos vivido y ella, pese a su corta edad, ha vivido ya unas cuantas cosas. Su cuerpo tiene varias cicatrices, reflejo de esta mala suerte que la persigue y que ha dejado también algunas huellas en su espíritu. Pero la fiesta debe continuar, aunque sea falsa, al igual que la risa. Al menos hasta que José, que solo puede presumir de las huellas de su apendicitis, aparece a su lado en la mesa.

REGIDOR (LUIS CALLEJO)

Paco, el regidor, es el maestro de ceremonias de esta ceremonia de la confusión, de esta falsa bacanal en la que todo es de cartón piedra. Como centurión de una extraña legión de figurantes vestidos de etiqueta, debe mantener el orden y el ritmo de la grabación, así como la energía de los que participan en ella, cansados después de días y días de encierro en aquel estudio, rodeados por una nube de manifestantes dispuestos a todo para detener el programa.

Él es un profesional y solo piensa en esforzarse para extraer la mayor cantidad de falsa felicidad de su tropa, obligándoles a reír, bailar la conga y todo lo que sea necesario por exigencia del guión. A fin de cuentas él no es más que otro figurante en el juego de engaños de Benítez, el productor.

YURI (CARLOS ARECES)

Representante de Alphonso y también hijo adoptivo suyo. Durante años ha vivido sometido a su imperio de indiferencia y/o terror. El aislamiento autoimpuesto por el cantante ha convertido a Yuri en uno de sus pocos lazos de unión con el mundo, y también en su presa favorita a la hora de descargar su ira. El terror rodea sus relaciones desde hace años y eso ha hecho que también Yuri busque en el exterior alguien capaz de canalizar su propia ira y deseos de destrucción.

ÓSCAR (JAIME ORDÓÑEZ)

Ha logrado colarse en el programa como un figurante más, pero su objetivo es otro. Su cuerpo está plagado de tatuajes con los nombres de las canciones del cantante que podría reproducir sin ningún error en una suerte de karaoke sin fin, pero hace tiempo que la desequilibrada y frágil mente de Oscar ha cruzado la fina línea que separa el amor del odio. ¿Qué pretende Oscar?

SORIANO (ENRIQUE VILLÉN)

El figurante más veterano del plató. Él ha vivido los programas míticos de los años 80 en los que no se reparaba en gastos, en los que la risa y la bebida eran de verdad, y no como ahora. El programa de cada año le da la oportunidad de recuperar en parte el recuerdo de aquellas épocas en las que también él era más joven, así como la ocasión de hacer algunos negocios trapicheando con bebidas robadas de los camerinos de las estrellas y otros artículos de los cantantes susceptibles de ser vendidos por internet.

Conoce todos los recovecos del estudio y está dispuesto a entrar en este falso año nuevo con el mejor pie posible gracias a sus muchas habilidades.

ROSA (CARMEN MACHI)

Realizadora del Especial Nochevieja. Mujer curtida en mil programas de la cadena. Una auténtica profesional acostumbrada desde hace años a ver la vida a través de mil pantallas desde su silla de la unidad móvil. Este hecho ha convertido a Rosa en un ser extraño al que la realidad tiende a molestar si no se adecúa a los movimientos previstos por ella para sus cámaras. Las personas son entidades exteriores con tendencia estropearlo todo y hacer que haya que repetir mil veces las cosas, por lo que le resulta difícil manifestar hacia ellos un cierto mínimo de empatía.

Odia al productor, que los somete a todo tipo de recortes y la obliga a permanecer durante días y días encerrada en una unidad móvil.

BENÍTEZ (SANTIAGO SEGURA)

Productor del programa y uno de los principales directivos de la cadena, responsable de su complicada situación laboral. Para él terminar el programa a pesar de las protestas y todo lo demás se ha convertido en una auténtica obsesión. Tiene que demostrar quién es el jefe, quién domina este pequeño reino que comienza en la puerta del plató y para ello está dispuesto a llegar hasta donde haga falta, incluidos, si es necesario, dos o tres delitos...

CRISTINA Y ROBERTO (CAROLINA BANG Y HUGO SILVA)

Presentadores de la gala. Dos grandes profesionales muy competitivos, dispuestos a cualquier cosa por destacar en esta noche tan especial y conseguir del productor la conducción de uno de los programas estrellas de la cadena. Cristina no soporta su papel de chica guapa que enseña las tetas y parece medio tonta mientras Roberto se luce con los mejores chistes del guión. Está convencida de que el presentador ha sobornado al guionista para quedarse con la mejor parte y está dispuesta a hacer lo mismo para ganar esta partida.

DOLORES (TERELE PÁVEZ)

Madre de José. 80 años. Toda una vida de trabajo y sacrificios que ya empiezan a borrarse en su cabeza. Vive en una especie de nebulosa que durante una parte del mes se desarrolla en casa de su hija, y durante otra en la de su hijo. En medio de todo este caos mental y geográfico la televisión es su único ancla, el pequeño cuadrado en el que las cosas y las caras se repiten día tras día con perfecta regularidad y le permiten no pensar mucho en cosas como que ya casi no consigue acordarse de las cosas.

La negligencia de sus descendientes hace que la policía termine por hacer realidad sus sueños trasladándola al plató de televisión donde tendrá la oportunidad de vivir su propia “gran noche” conociendo a presentadores y cantantes, y presenciando la transformación de su queridísimo hijo de figurante en protagonista de su propia vida.

SOFÍA Y LOURDES (MARTA GUERRAS Y MARTA CASTELLOTE)

Su educación sentimental ha sido los programas de televisión en los que jóvenes, guapos y guapas, exhiben sus deseos y pulsiones de toda condición sin ningún tipo de censura. La fama y el dinero son los objetivos de sus ídolos y también los suyos propios. Firmes creyentes en la idea de que una noche sin un buen selfie que llevarse a las redes no merece tal nombre, han decidido dar la campanada en el programa. Al principio la idea no está muy clara; puede que fuera solo conseguir una especie de prueba que demuestre el objetivo conseguido de “tirarse” al famoso, pero poco a poco los planes se van concretando...

FICHA ARTÍSTICA

Alphonso RAPHAEL Adanne MARIO CASAS Jose PEPÓN NIETO Paloma BLANCA SUÁREZ Regidor LUIS CALLEJO Yuri CARLOS ARECES Soriano ENRIQUE VILLÉN Benítez SANTIAGO SEGURA Óscar JAIME ORDOÑEZ Perotti TOMÁS POZZI Cristina CAROLINA BANG Yanire ANA POLVOROSA Josua LUIS FERNÁNDEZ Antonio ANTONIO VELÁZQUEZ Dolores TERELE PÁVEZ Amparo CARMEN RUIZ Lourdes MARTA CASTELLOTE Sofía MARTA GUERRAS Guionista IGNATIUS FARRAY María TONI ACOSTA

Con la colaboración especial de CARMEN MACHI y HUGO SILVA

FICHA TÉCNICA

Director ALEX DE LA IGLESIA Productor ENRIQUE CEREZO Productores Ejecutivos GABRIEL ARIAS SALGADO Con la participación de TVE, CANAL PLUS Director de Producción CARLOS BERNASES Director de Fotografía ÁNGEL AMORÓS Director Artístico ARTURO GARCÍA –BIAFFRA JOSE ARRIZABALAGA - ARRI Figurinista PAOLA TORRES Ayudante de Dirección RAFAEL CARMONA Maquillaje / Peluquería LOLA GÓMEZ Peluquería PACO RODRÍGUEZ Sonido SERGIO BÜRMANN Casting CARMEN UTRILLA

Una producción de Enrique Cerezo P.C. y Telefónica Studios. Con la participación de Televisión Española, Canal Plus y el apoyo del Ministerio de Cultura.

The following two tabs change content below.