Toda la verdad sobre ‘The Pelayos’

¿Qué tienen en común nombres tan actuales como Daniel Brühl, Blanca Suárez y Miguel Ángel Silvestre? En una sola palabra: Netflix. La gallina de los huevos de oro ha revalorizado a tres grandes actores del panorama español en producciones propias tan potentes como la recién estrenada The Cloverfield Paradox (película perteneciente a la trilogía Cloverfield) en la que Brühl abandona el aspecto de villano de Avengers: Civil War. Las Chicas del Cable han puesto una chincheta en el mapa con Blanca Suárez como cabecilla gracias a la oportunidad de Netflix y, por supuesto, Miguel Ángel Silvestre nos ha dejado fascinados a todos con su interpretación en Sense8 de las hermanas Wachowski.

Pero, aparte de Netflix, estos actores comparten un denominador común: todos ellos protagonizaron The Pelayos (2012), la cinta de Eduard Cortés que narra la gran aventura de la familia de Gonzalo García-Pelayo, un hombre que cambió la perspectiva del juego de la ruleta en vivo. El cabeza de familia inventó un método con el que ganar siempre a la ruleta observando cuáles eran los números con mayor probabilidad de salir en cada máquina, debido a pequeños defectos e irregularidades de diseño. Al ver que funcionaba, decidió poner a toda la familia a trabajar y recorrieron un casino tras otro, no sólo dentro de España, sino también más allá de las fronteras, amasando una gran fortuna.

¿Es esta una historia real? Sin duda, está basada en hechos reales. Sólo hay que preguntarle al auténtico Gonzalo (interpretado por Lluis Homar, a punto de estrenar El Juego con Carmen Machi) y comprobar su versión con casinos tan famosos como el de Torrelodones para saber que todo encaja. La cuestión radica en si debemos considerarles como héroes o como delincuentes. Hasta ese momento, no existía un precedente para considerar que la observación exhaustiva de una probabilidad fuese una práctica ilegal. No es que pudiese acusárseles de delito. Pero, efectivamente, todos los casinos uno por uno fueron reservándose el derecho de admisión porque la banca siempre gana, o así se supone que debe ser, y la familia Pelayo lo ponía muy difícil. Un grupo muy organizado, unidos por lazos de sangre y por un objetivo común: hacerse de oro.

Pero lo cierto es que no consiguieron encontrar un motivo por el que encarcelar a ninguno de ellos. En 2004, el Tribunal Supremo no tuvo más remedio que anular la prohibición de entrar en los casinos españoles que les habían bloqueado el acceso. Las cosas, sin embargo, habían ya cambiado desde que a principios de los 90 comenzaron a poner en práctica su estrategia, y ahora las ruletas ya no permiten este tipo de trucos. De cualquier manera, el señor Pelayo supo cómo invertir los más de 250.000.000 de pesetas ganados para que siguiese produciendo: entre sus distintos negocios se encuentra la dirección de cine, la producción musical e incluso el apoderamiento de toreros.

En el momento actual, quien piense que puede inventar un método para estafar a un casino físico tiene delante un enorme desafío, y si a nivel presencial es difícil, en las salas online es del todo imposible. Aquí cada giro es absolutamente aleatorio, al igual que el barajeo en juegos como el BlackJack, por lo que el conteo de cartas es inútil. Y es que historias como la de la familia Pelayo o la también llevada al cine 21 han tenido un fuerte impacto en el negocio del juego: en las últimas décadas, se ha invertido tanto en seguridad frente a ataques de jugadores fraudulentos que incluso los bancos están copiando los sistemas anti-robo de los casinos online. No hay mal que por bien no venga.

The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.