This is Us 1×01: Pilot

This is Us 1x01: Pilot

This is Us 1x01: Pilot

Series: This is Us

4.5 Stars

Summary

Cuatro personas muy diferentes cumplen 36 años el mismo día: Jack cuya mujer embarazada de trillizos se pone de parto antes de tiempo; Kate una mujer atormentada por su peso; Kevin un actor de éxito que se da cuenta de que aborrece lo que hace; y Randall, un hombre de negocios que decide buscar a su padre biológico.

Coder Credit

La nueva serie de NBC tiene todos los ingredientes para convertirse en la revelación de la temporada. Hace tiempo que la cadena iba necesitando de una buena serie cuya calidad se viera traducida en grandes audiencias y con "This is Us"  parece que va a conseguirlo. En los upfronts de mayo llamó la atención tanto del gran público como de la crítica. En poco tiempo su vídeo promocional se convirtió en uno de los más vistos en youtube generado aún más expectación entre los espectadores.

Lo único que quedaba por desvelar era ver qué es lo que unía a personajes tan dispares aparte de compartir el mismo día: el día en el que todos ellos cumplen 36 años. De hecho, será este detalle el giro final del episodio. Un giro sutil que no ves venir hasta que se ha producido. ¿Qué pueden tener en común un joven obligado a vestir una minúscula toalla por su esposa embarazada, un exitoso hombre de negocios que decide buscar de pronto al padre que lo abandonó siendo un bebé, una joven cuyo peso la atormenta y que se obliga a contar las calorías de cada cosa que ingiere; y un actor de éxito que de la noche a la mañana se da cuenta de que detesta su trabajo?  Durante los 40 minutos que dura este primer episodio no encontramos la conexión, es en esos minutos finales cuando de una forma encantadora, divertida y muy emotiva el espectador se da cuenta de cómo están relacionados.

this-is-us-1x01-pilot-4

El inicio del episodio nos muestra a todos los protagonistas de nuestra historia. Jack (Milo Ventimiglia) celebrando su cumpleaños de buena mañana con su esposa (Mandy Moore) que espera trillizos; Kate (Chrissy Metz) sometiéndose a la tortura diaria de pesarse en la báscula y de contar calorías, dejándose notas por toda la cocina para no caer en la tentación de comer los alimentos prohibidos; Kevin (Justin Hartley) que amanece en una fiesta acompañado de dos modelazos a las que no les interesa lo que él pueda decirles sino saber que se lo están montando con la superestrella de la serie del momento; y Randall (Sterling K. Brown), el exitoso hombre de negocios, cabeza de familia entregado, afroamericano y abandonado en una estación de bomberos al poco de nacer.

La cámara nos lleva de una a otra historia, enlazando una historia con otra, como si cada una de ellas fuese única. Todas contadas desde un punto de vista tan intimista que es difícil no reír o aguantar las lágrimas en algunos momentos. Así podemos ver cómo se desarrolla este día para cada uno de ellos. El de Jack termina con un viaje al hospital. Rebecca, su esposa, ha roto aguas antes de lo esperado y parece que los bebés llegarán antes de tiempo. El parto comienza sin complicaciones y el primer bebé (un niño) sale sin problemas. Sin embargo, el parto se complica y Rebecca termina en un quirófano con un Jack desquiciado al que no le queda otra que esperar a que todo salga bien. Cuando todo termina, el doctor sale y le da el parte a Jack. Rebecca está bien, descansando. A pesar de las complicaciones se recuperará. El segundo bebé fue una niña y también llegó al mundo sin problemas. Pero, desgraciadamente, el tercer bebé, nació con el cordón umbilical enredado en su pequeño cuello y no logró salir adelante.

La noticia cae como un mazazo sobre Jack que necesita un momento para digerir la situación. Afortunadamente, el doctor que les atendió se sienta al lado del joven y le habla de su propia experiencia vital. De cómo él y su esposa perdieron al primer hijo que tuvieron también durante el parto y de cómo utilizó esa vivencia para ser mejor. Está en manos de Jack el volver a casa con tres bebés de ese hospital, sólo que no de la forma que él esperaba. A continuación, vemos a Jack en el nido viendo a sus hijos. Junto a él aparece un bombero que le invita a un cigarrillo y que le pregunta que cuál es su bebé. Jack se los señala y le hace la misma pregunta. El bombero le dice que el bebé afroamericano que está al lado de los suyos es el que se ha encontrado en la puerta de su estación de bomberos.

El de Kate no empezó nada bien. Además de la tortura que supone el tener que vivir en un cuerpo que detestas, Kate empieza el día con un pequeño accidente doméstico. Su aversión a la báscula es tal que con tal de engañarla trata de subir de puntillas, desnuda y sin nada que pueda añadir un gramo de más a su masa corporal, y, claro, termina resbalando y torciéndose el tobillo. Al final termina llamando a su hermano para que la ayude. Y es aquí cuando la serie nos brinda una de sus primeras sorpresas: Kate y Kevin son mellizos.

Pero el cumpleaños de Kate terminará dando todo un giro después de asistir a un grupo de ayuda para personas con sobrepeso. En esta reunión los asistentes comparten sus experiencias con el resto esperando que sus testimonios sirvan de ayuda al resto, buscando una forma de apoyarse los unos a los otros en su día a día. Es en esta reunión cuando conoce a un hombre que no parece estar tan disgustado con su peso como el resto de asistentes. No puede evitar reír al escuchar determinadas historias y se pasa toda la reunión intercambiando miradas cómplices con Kate. Al final de la reunión la convencerá para que le de una cita y terminan cenando juntos.

Mientras tanto, el día de Kevin irá cuesta abajo y sin frenos. Parece que el cumplir los 36 años hace que se replantee su carrera muy seriamente. En medio de la grabación (con público incluido) se da cuenta de lo mala que es realmente su serie. De que no es más que un playboy descamisado pues eso es lo que el público quiere ver. De nada sirve que intente que su trabajo se vuelva más serio. El público quiere ver al niñero sexy sin camisa haciendo bromas tontas, no a un actor haciendo una verdadera interpretación dramática del personaje.

this-is-us-1x01-pilot-3

Kevin no puede más y termina estallando en medio del plató. Se enfada con el público que le ha hecho famoso y que consume una televisión basura. Se enfada con los guionistas y productores de la serie e incluso con la cadena que la emite por escribir algo tan mediocre. Por crear un papel que Ryan Gosling no interpretaría jamás (esto es claramente un guiño a "Crazy, Stupid, Love"). Pero sobre todo se enfada consigo mismo por haberse limitado a aceptar el papel y cobrar por cada episodio sabiendo que era malo. Kevin se despide de la serie y acaba en casa de su hermana, Kate, a la que sorprende en plena cita y que termina ofreciéndole consuelo.

Por su parte, el día de Randall ha transcurrido en familia. Ha asistido a los partidos de fútbol de sus hijas y, después, ha reunido el valor para ir al encuentro de su padre biológico y enfrentarse a él, dejando salir toda esa rabia que guardaba dentro, todo ese dolor de haber sido abandonado en una estación de bomberos como si no le hubiera importado nunca a nadie. Afortunadamente, la vida no ha tratado mal a Randall. Fue adoptado por un matrimonio que tenía mellizos y le dieron la oportunidad que le negaron sus verdaderos padres: una familia.

This Is Us - Season Pilot

Para sorpresa de Randall, termina invitando a su padre a conocer a su esposa y a su familia. Lo lleva a su casa y termina quedándose a cenar. Cuando llega el momento de irse, Randall se sorprende de nuevo a sí mismo y le pide a su padre que vuelva a entrar y que se quede con ellos. Y es aquí cuando se produce otra de esas pequeñas sorpresas: Randall es el hermano adoptivo de Kate y Kevin.

Finalmente, vemos a Jack y Rebecca con sus bebés en casa. Con tres bebés. Después de ver los tres bebés en el nido Jack decidió salir del hospital con el pequeño bebé afroamericano, como uno más de su recién estrenada familia. De esto modo tan sutil e imprevisible los guionistas terminan de unir la historia que quedaba descolgada del resto. La familia de Jack es la de Randall, Kate y Kevin. 

This Is Us - Season Pilot

La verdad es que la dramedia de NBC sorprende por muchos motivos. No sólo la elección del casting ha sido de lo más acertada sino que funciona muy bien. El guión está escrito de una forma brillante y de manera contenida de modo que poco a poco el espectador va conociendo cómo se unen las historias de los protagonistas. Pero sobre todo, la serie cuenta historias cotidianas y tal vez sea por eso por lo que consigue emocionar al espectador.  Se agradece el excelente uso de la narrativa visual, especialmente cuando descubrimos que Jack y Rebecca son los padres de Randall, Kate y Kevin. Hasta el final no se aprecia la época en la que transcurre su historia, es sólo cuando Jack se encuentra en el nido y le ofrecen el cigarrillo (algo impensable en nuestra época) o cuando en las noticias se habla de Irán o incluso en las ropas del resto de personas que se hallaban cuando caemos en la cuenta de que estamos en dos épocas totalmente distintas.

En definitiva, el piloto de "This is Us" es sorprendente. De lo que no me cabe duda es que se va a hablar y mucho de esta serie.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

One thought on “This is Us 1×01: Pilot

  1. Quizás demasiado emotiva para ser un piloto, pero es una genialidad. Cómo dices tiene una narrativa visual perfecta. Espero que la sepan continuar porque ese es mi mayor miedo

Comments are closed.