The Walking Dead 8×15: Worth

The Walking Dead 8x15: Worth

The Walking Dead 8x15: Worth

Series: The Walking Dead

4 Stars

Summary

Aaron continúa en los alrededores de Oceanside intentando que se unan a la lucha. Negan vuelve al Santuario y trata de restaurar el orden en la factoría. Eugene continúa su labor manufacturando munición para los Salvadores.

Coder Credit

La octava temporada de la serie de los zombies se acerca peligrosamente a su final y parece haber abandonado toda pretensión de sorprender al espectador con más sangre, mayor número de cadáveres en descomposición y más fuegos de artificio. En su lugar, esta segunda tanda de episodios ha apostado por una perspectiva más intimista en la que explorar los miedos y debilidades de sus personajes. 

Este episodio comienza con Rick leyendo por fin la carta que le dejara Carl antes de morir. En esas líneas Carl le explica lo que sentía cuando era niño y paseaba cogido de la mano de su padre y le da toda una lección de madurez al decirle que "crecer es hacer que los tuyos se sientan seguros". Antes de despedirse para siempre, Carl le pide a su padre que empiece de cero y que espera que algún día pueda sentir esa seguridad. Es lo que Carl siempre quiso para su padre. Desde la lejanía, Rick intercambia una mirada con Michonne que le sonríe, agradeciéndole con ella que le animara a leer las últimas palabras de su hijo. Más tarde, Michonne coge la carta que Carl dejó para Negan y se la lleva con ella.

En el Santuario, Gregory y Simon mantienen una interesante conversación. El primero le doce a Simon que está dispuesto a arreglar la situación y volver, así, a ganar el favor de Negan pero Simon le deja muy claro que las cosas han cambiado para los Salvadores y que es él quien ahora está al mando. Una vez más, el instinto de supervivencia de Gregory hace acto de presencia y en menos de lo que se tarda en parpadear está rindiendo pleitesía a Simon que decide perdonarle la vida y convertirlo en su ayudante personal.

En Oceanside, las mujeres salen en busca de Aaron que lleva en el bosque desde que Enid matase a Natania. Lo encuentran más muerto que vivo. Sin comida, sin agua y sin un techo donde refugiarse en la que probablemente sea una de las peores ideas que ha tenido el hombre. Admiro su insistencia pero esa admiración da paso al bochorno cuando, una vez más, demuestra que no es capaz de sobrevivir en el mundo salvaje. Las mujeres deciden dejarlo allí esperando que se por fin se canse y ponga rumbo a casa. Pero Aaron no parece dispuesto a marcharse a menos que ellas acepten unirse a la lucha.

En el nuevo puesto de los Salvadores, Eugene se toma muy en serio su trabajo. Como líder del puesto está dispuesto a hacer valer su título de líder y no duda en denunciar y afear el pobre y estéril intento de Gabriel de sabotear las nuevas balas que están manufacturando. Eugene decide que lo mejor es apartar al sacerdote del trabajo y le dice que no se quite la mascarilla que lleve para no contagiar al resto. En un momento dado, Eugene decide salir y tomarse un respiro. Es justo en ese momento cuando Daryl y Rosita deciden secuestrar a Eugene.

Mientras tanto, de vuelta en el Santuario, Dwight se lleva la sorpresa (y el susto) de su vida al ver que Negan ha regresado sano y salvo. Negan le pregunta si recuerda quién es y Dwight le responde que sí. Negan le dice que es importante que lo tenga en mente porque van a pasar muchas cosas en el Santuario y las cosas van a cambiar.

Más tarde, Negan reúne a sus lugartenientes y escucha de labios de Simon el cambio en la ofensiva contra Hilltop. De motu propio decidió pasar de la infección a la aniquilación, algo que no gusta al líder de los Salvadores, especialmente al ver que la ofensiva fue un gran fracaso y que encima se perdieron hombres cuyas vidas eran muy valiosas para el ecosistema del Santuario. Simon trata de redimirse prometiendo que le compensará en el futuro sus errores. Negan le contesta recordándole quién era, casi un psicópata, y cómo al hacerse con el control del Santuario le perdonó la vida. Le dice que se ponga de rodillas y Simon obedece. En el último momento decide darle una nueva oportunidad y le perdona la vida. A continuación, saca un mapa y les habla a sus hombres de su próximo plan para acabar con la resistencia de Rick.

Durante su secuestro, Eugene trata de explicar su comportamiento a Daryl y Rosita. Estas absurdas explicaciones logran enfadar a Rosita que lo tacha de cobarde, egoísta y traidor y le anuncia que a partir de ahora van a hacer algo productivo con su patética vida. Daryl, algo más molesto y agresivo, termina por apuntarle con un cuchillo en clara actitud amenazante. De pronto, aparecen unos cuantos caminantes y Daryl se centra en acabar con ellos. Eugene aprovecha el momento para meterse los dedos en la garganta y provocarse el vómito que cae sobre Rosita y sale corriendo. Consigue dar esquinazo a Daryl y Rosita ocultándose bajo una pila de escombros.

Una vez más, hemos sido testigos del potente intento de autoconservación de Eugene. Es impresionante lo creativo que se vuelve cuando se trata de conservar la integridad de su persona. Un tipo que ha demostrado ser capaz de vender a su propia madre si con ello se asegura un día más en el mundo. La escasez de munición hacen que en estos momentos sus conocimientos sean muy apreciados y son la única baza con la que cuenta para seguir con vida. Eso sí, a menos que se marque un momento de heroicidad épica que le redima de todo esto, sus probabilidades de morir en cuanto se transmita ese conocimiento aumentan con cada nuevo día.

En el Santuario, Dwight aprovecha un momento a solas para copiar el mapa que les ha dado Negan e incluye instrucciones para Rick. Le pide que termine con Negan de una vez por todas y que termine por fin con toda esta guerra. De pronto, tocan a su puerta. Dwight se afana en ocultar el mapa y abre la puerta. Es Simon que le pide que acuda a una reunión con el resto de lugartenientes para terminar de culminar su particular golpe de estado y hacerse por fin con el control del Santuario.

De vuelta en el bosque de Oceanside, las cosas se complican para Aaron. Se despierta bajo la lluvia y rodeado de caminantes que no dudan en atacarle. Armado con su cuchillo y con las pocas fuerzas que le quedan, lucha contra ellos pero en un forcejeo pierde su cuchillo y la situación se vuelve extrema. La aparición repentina de las mujeres de Oceanside revierten la situación. Una vez más, Aaron aprovecha la oportunidad para intentar lograr que se unan a la causa contra los Salvadores explicándoles que la muerte de Natania no fue culpa de Enid sino de Negan y sus Salvadores. Ellos son los verdaderos enemigos.

Tiene lugar la reunión entre los terratenientes de Negan para derrocar a su líder. Simon sugiere que lo mejor es hacerlo de manera respetuosa y tranquila para lograr una trancisión sin incidentes para la comunidad y le cede a Dwight el privilegio de ser él quien acabe con la vida de Negan. En ese momento aparece Negan agradeciéndole a Dwight que le diera el soplo de la reunión. Los leales a Negan acaban con el resto de terratenientes y Negan le da la oportunidad a Simon de ocupar su lugar como líder si le vence en una pelea.

Dentro del Santuario, la gente se reúne para ver la lucha cuerpo a cuerpo entre Negan y Simon. Éste último comienza atacando fuerte y por un momento parece que el triunfo va a ser suyo pero Negan se pone serio y termina derribando a Simon. Una vez en el suelo, Negan no duda en acabar con el que hasta ahora era su segundo con sus propias manos. Dwigth aprovecha que todo el mundo está absorto en la pelea y le da el mapa a Gregory, le da las llaves de un vehículo y le dice que lo lleve a Hilltop y se lo de a Rick. Cuando Gregory llega a Hilltop el recibimiento que recibe no es precisamente el que esperaba. Termina siendo encerrado en la misma jaula de la que escapó no hace mucho. Karma is a bitch!

Tras el triunfo de Negan, el líder de los Salvadores agradece a Dwight y le recompensa convirtiéndolo en su segundo al mando. Sin saberlo, Dwight ha ayudado a Negan a acabar con Rick. De vuelta a su habitación, se encuentra con Laura, que es la misteriosa persona que Negan recogió en su camino de vuelta al Santuario. Todo ha sido una trampa. Laura le contó a Negan la traición de Dwight. Por desgracia para Dwight, Negan le perdona la vida diciéndole que tiene grandes planes para él. El mapa que le proporcionó a la resistencia no es sino un engaño. Una nueva táctica para deshacerse de su archienemigo.

Eugene vuelve a la fábrica de munición donde le informan que Negan ha pedido que se aceleren los trabajos. El golpe final contra los rebeldes parece ser inminente y Eugene se compromete a tenerlo todo listo para entonces. No quiere defraudar a su líder. Su compromiso es tal que hasta pone a trabajar de nuevo a Gabriel.

Volvemos por última vez al Santuario y vemos como Negan observa cómo colocan a Simon, convertido en un caminante, en las defensas del Santuario. Recibe una llamada de Michonne que le dice que le va a leer la carta que le dejó Carl. Negan escucha atentamente las últimas palabras del muchacho en las que le dice que el único camino posible es el perdón. Solo así podrán construir un nuevo mundo en el que todos se ayuden unos a otros. Pero Negan no piensa perdonar a nadie. El único culpable de toda esta situación es Rick Grimes y solo hay una forma de acabar con esto: la muerte de los rebeldes. A continuación tira el walkie-talkie al suelo y lo pisa.

Penúltimo episodio de la temporada y las cosas pintan bastante mal para Dwight y los rebeldes. Negan parece muy seguro de su estrategia y de la nueva munición que proporcione Eugene. Habrá que ver si Aaron consigue su objetivo y las mujeres de Oceanside terminan convirtiéndose en el factor decisivo que decante la guerra en favor de uno u otro. Y no olvidemos a Jadis. Aún tiene un papel que desempeñar en esta guerra. Aunque aún no sepamos cuál es.

 
The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal