The Walking Dead 8×05: The Big Scary U

The Walking Dead 8x05: The Big Scary U

The Walking Dead 8x05: The Big Scary U

Series: The Walking Dead

3.5 Stars

Summary

Gabriel y Negan están encerrados en el trailer rodeados de una horda de caminantes. Si quieren salir con vida tendrán que trabajar juntos para encontrar una salida. Con Negan ausente el Santuario se desmorona.

Coder Credit

Una semana más volvemos al apocalipsis zombie y a la guerra que enfrenta a los Salvadores con, básicamente, el resto del mundo conocido. Si hasta ahora habíamos visto los movimientos de los "rebeldes" y su particular alzamiento, esta semana toca ver qué ha sido de los Salvadores y, muy especialmente, de Negan. Ya iba tocando.

Pero antes, una nueva visita al pasado cortesía de los guionistas. En lo que parece ser el recurso favorito de esta temporada, volvemos a los momentos previos al ataque de Rick y la alianza rebelde al Santuario de Negan. En este nuevo flashback asistimos a la última reunión de Negan con su lugartenientes. Vemos nuevamente a Gregory tratar de afianzar su papel dentro del organigrama tejido por Negan y buscar, una vez más, que confíen en su liderazgo al frente de Hilltop, algo que hace mucho que ha perdido aunque él se resista a creer lo contrario. Será en este flashback cuando veamos el mantra de Negan, que se repetirá una y otra vez a lo largo del episodio y que nos ayudará a entender un poco más por qué Negan hace lo que hace: "Matamos a la gente correcta de la peor forma posible y hacemos que todos miren". 

Después de este poderosísimo flashback que es totalmente necesario para el buen desarrollo narrativo de la historia, volvemos (¡por fin!) al interior del trailer donde Gabriel y Negan permanecen encerrados y rodeados por una horda de caminantes que amenazan con hincarles el diente en cuanto logren abrir una fisura. Gabriel vuelve al misticismo religioso y parece más preocupado en conseguir una confesión de Negan con la que poder expiar sus pecados que en idear la mejor forma de salir de esa lata con ruedas con vida. Al parecer la nueva misión del padre Gabriel en este nuevo mundo es la de salvar el alma atormentada de Negan.

Poco a poco el ministro se va ganando la confianza de Negan y cuando éste menos se lo espera se hace con la pistola de Negan y se atrinchera tras una puerta. De allí no se irá sin la confesión de Negan y le da lo mismo que los caminantes hayan logrado agujerear el trailer. Por su parte, Negan sigue fiel a su política. Su visión de la gente es que son recursos y de un modo u otro cada vida cuenta. Una visión que roza el neoliberalismo más desatado y cuyo mensaje literal casi suena hasta filantrópico.

Los caminantes continúan arrancando trozos del trailer. El tiempo se agota para Gabriel y Negan. Si quieren tener una oportunidad de salir de ahí con vida van a tener que ir tomando decisiones. El encierro de Gabriel hace que Negan baje la guardia y termina confensándole a Gabriel que se arrepiente de no haber dado muerte a su primera esposa. La de verdad. Esa esposa mortalmente enferma ya antes de que el mundo se viniese abajo. Esa a la que no dudaba en engañar en cuanto podía de mil formas distintas y a la que no pudo matar cuando se acabó el mundo. Esta confesión hace que Gabriel decida salir de su encierro y le da la absolución a Negan.

¡Como si Negan necesitase el perdón del padre! Si algo ha dejado claro este episodio es que Negan se preocupa y mucho por su gente. Al igual que Rick la situación previa del Santuario, con un líder que no lideraba y que tenía a su gente sumida en el caos y el desabastecimiento, llevaron a Negan a tener que alzarse como líder. Claro que su visión del liderazgo es algo retorcida pero no se puede negar que el tipo trata de calcular siempre la forma más efectiva de conseguir lo que quiere al menor coste posible. ¿O acaso no es una pérdida menor la de matar a una persona en el momento adecuado si con eso se logran salvar cientos de vidas? Pura economía de mercado. Un coste asumible para un mayor beneficio. Típico estadounidense. Lástima que Rick no comparta su visión del mundo. La guerra de Rick va a suponer un gran coste para ambos bandos y parece que de eso solo es consciente Negan.

Negan y Gabriel deciden trabajar juntos para salir del trailer con vida. Se hacen con el cadáver de un caminante que ha logrado colarse por entre las grietas del trailer y se embadurnan con sus vísceras para tratar de pasar desapercibidos. El plan parece funcionar hasta que Gabriel tropieza y cae al suelo, haciendo que los caminantes detecten su presencia. A partir de aquí empieza el verdadero trabajo en equipo. Gabriel cubre la espalda de Negan pegando tiros a todo aquel que se les acerca y Negan reparte golpes con su fiel Lucille. Finalmente, consiguen llegar hasta el Santuario donde la ausencia de Negan hace evidente los miedos del líder de los Salvadores: sin él el Santuario se desmorona.

Y es que en el tiempo en que han estado desprovistos de su líder los lugartenientes de Negan han mostrado su incompetencia. Nadie se fía de nadie. La sombra de la sospecha y la traición acecha en cada esquina y cada uno salta con una idea diferente sobre cómo atajar la situación en la que se han visto envueltos. Eso sí, mucha palabrería pero ninguno se atreve a ser el que de un paso al frente y tome la primera orden ejecutiva que salve a los Salvadores de lo que parece una extinción asegurada. Para colmo, los trabajadores se han dado cuenta de que algo raro pasa y no dudan en comenzar una sublevación. Por fortuna para todos, Negan vuelve de una pieza y más líder que nunca.

Por su parte, Eugene parece muy cómodo con su nuevo papel en la organización de los Salvadores. Rápidamente se ha ganado un lugar de confianza. Sin embargo, esta nueva crisis y el inicio de la guerra nos ha hecho ver por momentos a aquel antiguo Eugene muerto de miedo. Ya no está tan claro quién ganará la guerra y eso es muy preocupante para alguien al que siempre le ha gustado apostar por el caballo ganador. Además, toda esta crisis y la sombra de la sospecha han hecho que vea a Dwight como el traidor de los Salvadores. Habrá que estar atentos a los pasos que tome Eugene de ahora en adelante.

Por otro lado, este episodio nos ha llevado con Rick y Daryl en varias ocasiones. Por primera vez vemos que toda esta situación de guerra ha creado diferencias entre los personajes. Si Daryl apuesta por un final rápido donde el Santuario quede a merced de la horda y que sus habitantes desaparezcan de la faz de la tierra, Rick se preocupa por todos esos trabajadores y sus familias que no son más que otras víctimas de Negan que merecen ser salvadas de la tiranía. Al final ambos personajes terminan a puñetazos. Afortunadamente la pelea termina cuando explota el coche al que venían persiguiendo. Ambos personajes se separan y cada uno por su lado. Es hora de seguir el plan. Más tarde veremos a Rick vagar por una carretera con destino desconocido para nosotros. Rick se detiene y alza la vista al cielo para ver, con sorpresa, a un helicóptero que sobrevuela la zona.

El episodio termina con un Gabriel enfermo y delirante al que Eugene trata de asistir lo mejor que puede. Repite una y otra vez que "este es su propósito" y que tienen que liberar al médico para llevarlo con Maggie.

Poco a poco se va acercando el final de temporada y los guionistas se afanan porque las diferencias entre Negan y Rick sean cada vez menos perceptibles. En esta guerra las cosas no son como parecen. Ni los malos son tan malos ni los buenos tan santurrones. Lo que está claro es que, al parecer, hacer el bien común demanda sangre.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal