The Walking Dead 8×01: Mercy

The Walking Dead 8x01: Mercy

The Walking Dead 8x01: Mercy

Series: The Walking Dead

4 Stars

Summary

Comienza la guerra liderada por Rick contra los Salvadores de Negan.

Coder Credit

La octava temporada de "The Walking Dead" ha arrancado con un ojo puesto en el retrovisor, calcando una escena de la primera temporada. Un guiño hacia el pasado sin perder de vista un futuro que ahora es más incierto que nunca. 

Un Rick sudoroso de mirada perdida, un bastón y unas flores, un despertador que no suena, Rick en la tumba de Glenn... Los primeros minutos de "Mercy" son un salto constante en el tiempo. Un esquema repetitivo que veremos a lo largo del episodio y quién sabe si será el eje que incardine esta temporada. Ya en la Comic Con pudimos ver la imagen de un Rick envejecido, con bastón, despertando de lo que parecía un mal sueño. Una escena llena de paz, con la luz del sol entrando a raudales en la habitación de Rick que huele a flores recién cortadas y que suena al canto de los pájaros que se cuela por las ventanas. Una escena que habla de futuro y de esperanza. Pero cada vez que atisbamos retazos de esa imagen idílica nos cruzamos con ese otro Rick de ojos rojos y semblante sudoroso que mira sin ver y que parece no estar pasando su por su mejor momento. ¿Será Rick viejales un sueño?

Ha pasado un tiempo desde la declaración de guerra de Rick. Los habitantes de Hilltop, el Reino y Alexandria han estado trabajando en la defensa de sus hogares. Tienen armas, defensas férreas, un plan de ataque y, sobre todo, se tienen los unos a los otros. Rick ha vuelto en todo su esplendor y también lo han hecho sus discursos motivadores que mueven a las masas. Pero esta vez no está solo. A su lado están los principales líderes: Ezequiel y Maggie.

Hay un plan preparado aunque no sabemos exactamente de qué se trata. A lo largo del episodio vamos viendo a diferentes personajes, cada uno cumpliendo su parte. Daryl más Daryl que nunca. Manteniendo una comunicación fluída con Dwight sobre lo que se cuece en el bando enemigo. Carol y Tara vigilando a una horda de caminantes, parte importante del plan de Rick. Los ciudadanos de Hilltop y el Reino forjando armas. Rick tachando nombres de una lista según se va deshaciendo de los centinelas de Negan... Hasta el padre Gabriel porta una ametralladora sabiendo que él también juega un papel importante en la reconquista del mundo libre. Todo está listo para dar el primer gran golpe de la temporada.

Ya no hay conciencia del bien o del mal. Solo importa la supervivencia y el derrocamiento de los Salvadores. O estás con Rick o contra él y más vale que estés a su lado si quieres tener una oportunidad de volver a andar bajo el sol un día más. Lo peor de todo es que ya nadie trata de ser la voz de la conciencia. Se acabaron los grises. Aquí es todo blanco o negro. Vivir o morir. Vivir matando.

Ha llegado el momento de poner en marcha el plan. El grupo abandona Alexandria en automóviles reforzados con planchas de hierro. Aquí no se deja nada al azar. El primer golpe ha de hacer daño y hay que ir con todo lo que se tenga. El convoy se dirige hasta el Santuario de Negan y sus Salvadores. En poco tiempo rodean la factoría y hacen salir a Negan y a sus lugartenientes. Sus hombres de confianza, entre los que ahora se encuentra el traidor de Eugene, y Negan se exponen a los cañones de Rick y los suyos creyendo que no se atreverán a disparar. “No voy a poner a mi gente en la línea de fuego solo para jugar a que mi polla es más grande que la vuestra. Que lo es, ambos lo sabemos. No voy a poner a mi gente en peligro, como tú estás haciendo” suelta Negan. Pero Rick está más allá de todo esto. La aparición de Gregory diciendo que Hilltop jura lealtad a Negan solo empeora las cosas. Con lo que Gregory no contaba es que los habitantes de Hilltop hace tiempo que juraron su lealtad a Maggie. Rick da una oportunidad a los lugartenientes de rendirse y para ello comienza una cuenta atrás. Pero Rick no llega a terminar de contar. Se acabaron los juegos. Es hora de pasar a la acción. comienzan los disparos y se desata la locura en el Santuario.

Parte del plan de Rick pasa por conducir una horda de caminantes hasta el Santuario. En cuanto llegan los caminantes se desata la locura. Negan y los suyos se protegen como pueden pero es inútil. En poco tiempo el Santuario termina infestado de caminantes hambrientos que arrasan con lo que encuentran a su paso. Es hora de poner pies en polvorosa. Pero Rick se resiste. No quiere marcharse sin darle muerte a Negan. Le reconcome el tener que salir corriendo sin haber acabado el trabajo, aunque le consuela saber que ha asestado un golpe fatal a los Salvadores. De no ser por Gabriel Rick aún seguiría en el Santuario. Al final la bondad de Gabriel le termina pasando factura. Cuando se dispone a huir del lugar ve a Gregory herido y no puede evitar ayudarle. Al final, Gregory termina largándose con el vehículo de Gabriel y éste queda a merced de la horda. Su única opción es tratar de refugiarse en un trailer... donde Negan se relame ante la visión del sacerdote. “Se va a cagar en los pantalones” dice con una malévola sonrisa cuando Gabriel cierra la puerta tras de sí.

De ahí pasamos de nuevo a ese sueño del futuro en el que Rick disfruta de la compañía de una Judith de cinco o seis años, de Carl y Michonne. De una vida familiar que parecía imposible en este nuevo mundo salvaje e imprevisible. Y de nuevo volvemos a esa imagen de Rick sudoroso, lloroso, de mirada perdida que se dice a sí mismo: “Mi piedad prevaleció sobre mi ira”, para volver de nuevo al discurso motivador e inspirador de Rick que hacen temer nuevas bajas y tiempos complicados para nuestros protagonistas. La guerra tiene un precio muy alto y mucho me temo que Rick está a punto de descubrir que, a lo mejor, no va a ser capaz de pagarlo. Al menos no sin sacrificios.

¡Menuda forma de empezar la temporada! Este primer episodio es la oportunidad perfecta para la serie de redimirse ante sus fans, algunos de los cuales se fueron quedando por el camino la temporada pasada. El salto entre tres momentos temporales muy diferentes da mucho juego y abre un mundo nuevo lleno de posibilidades. Los personajes centrales de esta historia vuelven a ser lo que eran y no la sombra que nos dejó tan mal sabor de boca el año pasado. Tienen ganas de acción de reivindicarse y eso hace que los espectadores nos quedemos con ganas de más. Que empiece la redención.

 
The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal