The Walking Dead 7×14: The Other Side

The Walking Dead 7x14: The Other Side

The Walking Dead 7x14: The Other Side

Series: The Walking Dead

2.5 Stars

Summary

Los Salvadores llegan a Hilltop de improviso buscando a Daryl y, de paso, se llevan al médico para reemplazar el del Santuario. Maggie y Daryl se esconden durante la visita. Sasha y Rosita aprovechan la distracción para poner en marcha su plan de matar de una vez por todas a Negan.

Coder Credit

Al otro lado es adonde debieron haberse ido los guionistas de este episodio dejando la ardua tarea de escribir el guión de esta semana al pobre becario de turno. Al menos esa es la impresión que da cuando a dos episodios del final de temporada (que prometen casi apoteósico) te meten un capítulo en el que no pasa absolutamente nada. ¿O acaso es una invitación a que seamos los espectadores los que cojamos el mando del televisor y nos vayamos a otro lado?

La historia (o más bien la falta de ella) esta semana se divide en dos frentes. Por un lado tenemos a Hilltop sufriendo la inesperada visita de los Salvadores y por otro la vendetta de Sasha y Rosita. Ambas tramas, tal y como nos las han contado en este episodio, son totalmente prescindibles. No hay nada que no supiéramos ya.

El episodio comienza mostrándonos a Maggie totalmente instalada en Hilltop. Se ha ganado la simpatía de sus vecinos y junto a Enid y Jesús ha formado su nueva familia. No ha tardado mucho en coger las riendas de la comunidad y, ante el inminente enfrentamiento que saben que vivirán contra los Salvadores, se afana por enseñar todo lo que sabe sobre lucha y supervivencia apocalíptica a los moradores de Hilltop. Como no podía ser de otro modo, a Gregory no le hace mucha gracia todo este asunto. Ya hace tiempo que ve cómo se le escapa su liderazgo entre los dedos y no sabe qué hacer para mantenerse en su puesto.

La visita de los Salvadores, especialmente la de Simon, pone en evidencia una vez más la falta de control que tiene Gregory sobre la comunidad. Ya no es solo que sus seguidores se hayan dado cuenta de la debilidad del que hasta no hace mucho era su líder indiscutible, sino que cada nueva visita de los Salvadores evidencia aún más el hecho de que Gregory no es más que un pelele en manos de Negan. La única baza a la que se agarra Gregory para seguir creyendo que es relevante en toda esta historia es escudarse en la posibilidad de delatar el paradero de Maggie y de Daryl. Cree que eso le basta para que Jesús y Maggie duden a la hora de levantarse contra el líder de Hilltop.

Al final de la visita de los Vengadores, y tras haber mencionado de pasada y casi de forma anecdótica que podría gestarse un pequeño golpe de estado en la colonia de Hilltop, Gregory termina sellando una especie de pacto con Simon mediante el cual ante la menor amenaza a su liderazgo no tiene más que llamar que Simon aparecerá para restablecer el orden. Lo que Gregory parece no haber entendido todavía es que su irrelevancia es tal que no dudo que, si llegase el caso en el que tuviera que llamar a Simon pidiendo ayuda, lo más probable es que éste se pusiera al frente de Hilltop. El pobre Gregory vive engañado, a merced de sus aires de grandeza que no le dejan ver más allá del despacho desde el que dirige Hilltop.

Durante la visita hemos vivido momentos de tensión (no ha habido ninguno en absoluto), temiendo que en cualquier momento Daryl y Maggie, que se escondían en un almacén, podían ser descubiertos por los Salvadores (jamás corrieron peligro). Lo único interesante ha sido poner bajo el mismo techo, en el mismo plano y en la misma escena a ambos personajes. Mucho ha sucedido desde la muerte de Glenn y ya iba siendo hora de que ambos personajes se enfrentasen. Recordemos que la muerte de Glenn es una consecuencia directa de una salida de tono de Daryl y es normal que el personaje sienta el peso de la culpa. Sin embargo, Maggie le consuela diciéndole que no es su culpa y que él es una de las cosas buenas de este mundo. Entre lágrimas (sí, Daryl llora y nos encanta que lo haga) ambos personajes se funden en un abrazo y descargan toda la pena y la culpa.

La visita de los Salvadores a Hilltop se salda con la pérdida del médico. Después de haber quemado a su hermano (¡qué casualidad!) el Santuario está necesitado de un facultativo que atienda las necesidades de los Salvadores. Gregory no puede o más bien no quiere hacer nada para evitarlo. Los residentes de Hilltop ven impotentes cómo se va una de las figuras más reconocidas y queridas de la comunidad sin que su líder muerte el menor signo de resistencia. Se huele el levantamiento. Sabemos que va a pasar. ¿Para qué alargar lo inevitable?

Por otro lado, tenemos a Rosita y Sasha. Con la excusa de entrenar a los habitantes de Hilltop, Rosita apareció por la puerta de la comunidad cargando una gran mochila y armada hasta los dientes. La inesperada visita de los Salvadores les da la oportunidad de marcharse sin ser vistas. Para cuando quieran darse cuenta de su ausencia ambas estarán muy lejos de allí, presumiblemente sobre el cadáver de Negan.

El viaje de las dos mujeres se hace largo, muy largo. Salpicado por continuas pullas en las que tanto la una como la otra tratan de hacerse daño. Rosita sigue sin aceptar que Abraham la hubiera dejado y no duda en hacérselo saber a Sasha a cada momento. Como si quisiera calmar su rabia y su dolor empañando el recuerdo que pueda tener Sasha del gigantón pelirrojo.

Si en algo ha pecado la serie en todo este tiempo es en haber desaprovechado y mucho el personaje de Rosita. Apenas sabemos nada de ella. La conocimos como compañera de Abraham y hasta este episodio sólo era eso. Un anexo. Un historia inconclusa. Un fleco que quedaba ahí colgando y que de vez en cuando tenía una frase o una cara de asco que hacía que los telespectadores nos preguntáramos una y otra vez "¿aún sigue viva?". Lo único que podemos sacar de "The Other Side" es un poco de trasfondo histórico de Rosita que hace que empaticemos con su personaje (¡al fin!) o al menos lo intentemos. Pero cuesta. Y mucho. Son demasiadas temporadas viéndola como atrezzo.

De este modo, y mientras vigilan desde lo alto de un edificio frente al Santuario los movimientos de los acólitos de Negan, esperando a que éste se deje ver para asestar el golpe fatal, descubrimos que Rosita sabe todo lo que sabe gracias a los tíos que se han ido cruzando por su camino desde que empezó el apocalipsis. Cuando el mundo acabó, Rosita era una mujer más, desvalida. Sin saber qué hacer en un mundo para el que no estaba preparada, se valió del deseo de protección que les despertaba a los hombres con los que se cruzaba para dejarse querer y aprender de ellos. Así llegó hasta Abraham, que fue el primero en verla no como una mujer débil necesitada de protección sino todo lo contrario. Rosita aprovecha para confesar que lo que le dolió no fue tanto el que Abraham la dejase por Sasha sino el saber que él había encontrado su sitio mientras que ella sigue tan perdida como el primer día.

Ambas mujeres hacen las paces y se adentran en el perímetro del Santuario. Abaten de un tiro a uno de los Salvadores y tratan de liberar a Eugene que andaba vigilando la valla. Sin embargo, Eugene es ahora Negan. Por fin es alguien, tiene reconocimiento y es algo más que el cobarde que miente para sobrevivir. No va a dejar eso. Sasha se afana en abrir el candado de la reja para poder entrar en el Santuario antes de que lleguen refuerzos y le pide a Rosita que la cubra. Una hábil maniobra para entrar ella sola.

Así logra salvar la vida de Rosita. No sabemos si el plan saldrá bien. Probablemente no. Pero Sasha le da la oportunidad a Rosita de encontrar su sitio junto a aquellos que lo necesitan aún sin ella saberlo. No es el tiempo de Rosita. Aún no. Maldiciendo Rosita huye del lugar mientras que Sasha se adentra en el Santuario a una muerte segura que, de producirse, será la primera muerte fuera de cámara que nos brinde la serie. Todo el episodio olía a despedida. Las conversaciones entre Sasha y Rosita han sido para cerrar heridas, perdonarse y, en defintiva, despedirse.

Quedan tan solo dos episodios para el final de temporada. Los poductores han prometido un final a la altura. Si es a la altura de la temporada estará muy por debajo del que nos dejaron el año pasado. Lástima que los espectadores estemos esperando ESE final de temporada y no otro. Algo que nos obligue a querer volver y a que merezca la pena tener episodios como ESTE.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal