The Walking Dead 7×10: New Best Friends

The Walking Dead 7x10: New Best Friends

The Walking Dead 7x10: New Best Friends

Series: The Walking Dead

3.5 Stars

Summary

Richard, harto de tener que someterse a la tiranía de los Salvadores, aprovecha la llegada de Daryl para tratar de hacer que el Reino se una a la guerra que prepara Rick contra Negan. Rick y los suyos descubren por casualidad un nuevo grupo de supervivientes con los que pretende estrechar lazos para que se unan a la causa contra los Salvadores.

Coder Credit

El episodio de esta semana ha concentrado sus tramas en dos puntos muy diferenciados: por un lado, tenemos a Daryl en el Reino tratando de averiguar la mejor forma de hacer cambiar de opinión a Ezekiel para poder contar con su apoyo en la guerra que se avecina contra los Salvadores; por otro, tenemos a Rick que en su búsqueda de Gabriel es muy posible que halle nuevos amigos.

La acción comienza en el Reino, con un Richard que sigue dando muestras de rebeldía ante los Salvadores. Desde la primera vez que nos lo presentaron hemos visto más que patente el disgusto que le genera el saberse a merced de los Salvadores. Con cada nuevo encuentro le cuesta más disimular su rechazo hacia un pacto desigual que tiene los días contados. Y es que Richard sabe que la frágil tregua existente ahora mismo entre el Reino y los Salvadores funciona porque pueden darles lo que buscan, pero ¿qué pasará el día que vengan a recoger lo que supuestamente les pertenece y el Reino ya no tenga nada que pueda ofrecerles?

La llegada de Daryl al Reino le da alas a Richard. Es muy consciente de que los planes de Daryl y los suyos son los mismos. Están hartos de agachar la cabeza ante un tirano que es fácilmente derrocable si actúan conjuntamente y no duda en acercarse a Daryl para que le ayude a acelerar las cosas. Para que Ezequiel deje a un lado sus reticencias es necesario que se sienta atacado, aunque eso suponga provocar el ataque deliberado de los Salvadores. Richard lo tiene muy claro, hay que dar donde duela y sabe que, ahora mismo, lo que le dolería a Ezekiel es que atacasen a la solitaria Carol.

En un principio Daryl accede al plan. Está harto de esperar a que el Rey cambie de parecer y no duda en acelerar las cosas con ayuda de Richard y su plan extremo. Sin embargo, en cuanto empieza a conocer los detalles del plan Daryl no duda en enfrentarse a Richard. Ahora que sabe que Carol está viva y que no anda muy lejos no dejará que nada ni nadie la ponga en peligro. Aunque eso suponga no obtener la ayuda del Reino en su lucha contra Negan.

Un poco más adelante veremos como Ezekiel acude a visitar, una vez más, a Carol para obsequiarla con su compañía y con una tarta. La pobre Carol ya no sabe qué más hacer o decir para que el Rey deje de colmarla de atenciones. Está muy cómoda en su soledad, sabiéndose aislada del resto del mundo, sin saber de nadie, sin temor a perder a nadie más. Daryl aprovecha esta visita de Ezekiel para averiguar el paradero exacto de Carol y hacerle una visita.

Sin duda uno de los momentos más emotivos de toda la temporada es este reencuentro entre Daryl y Carol. Sin mediar palabra se abrazan en la puerta, entre lágrimas de emoción, como si creyesen que ese encuentro no es más que un sueño. Durante la cena, Daryl no puede evitar preguntarle por los motivos que la han llevado a este exilio autoimpueto sabiendo que no es necesario ya que en Alexandria tiene a todo el grupo aguardando su regreso a casa. Carol se sincera con Daryl y entre lágrimas le confiesa que no puede perder a nadie más. Sus ojos han visto demasiada muerte. Su corazón ya no puede aguantar más despedidas.

Si el plan de Daryl al llegar a la cabaña de Carol era llevarla de regreso a caso para que se pusiera al frente de la guerra contra los Salvadores, las lágrimas de ésta y su confesión le conmueven de tal modo que cuando Carol le pregunta por la llegada de los Salvadores y sobre si están todos bien en casa, Daryl  no puede evitar mentirle y le oculta el estado actual de Alexandria. Calla la muerte de Abraham y la de Glenn y calla su propio calvario durante el tiempo que estuvo cautivo de Negan. Prefiere dejar a su buena amiga en la ignorancia y en la relativa calma y seguridad que goza en su cabaña, lejos de todo y de todos.

De regreso al Reino, Daryl ha tomado una decisión. Está harto de esperar a que pasen cosas. Es un hombre de acción. Ha decidido coger de nuevo la ballesta y dirigirse a la guerra. Antes de marcharse no duda en tener unas duras palabras con Morgan al que le reprocha el pretender quedarse al margen cuando ya no hay un margen en el que estar. Negan les ha hecho daño como grupo y no pueden pretender mirar hacia otro lado y esperar a que la próxima vez el golpe sea menos duro.

Mientras tanto, Rick y los suyos toman contacto con un nuevo grupo de supervivientes. Si bien en un principio pensé que podría tratarse de las mujeres de Oceanside, rápidamente el episodio me saca de mi error. Se trata de un nuevo grupo que, curiosamente, ha permanecido muy bien oculto hasta este momento. Resulta difícil creer que nadie haya reparado en la existencia de un grupo tan numeroso, especialmente los Salvadores que recorren las carreteras y que parecen llevar la cuenta de todo asentamiento que les quede cerca, máxime teniendo en cuenta lo poco que ha tardado Rick y los suyos en dar con ellos en su búsqueda de Gabriel.

Los dominios de este nuevo grupo son un vertedero donde la chatarra hace las veces de muros y de trampas mortales. Además, la chatarra les provee de armas con las que amenazar a los intrusos. Sus moradores son un grupo bastante numeroso que parecen querer buscar el anonimato para confundir a todo aquel que se les cruce, al menos eso es lo que parece viendo que todos adoptan la misma indumentaria, el mismo rictus y hasta los mismos cortes de pelo. Rodean a Rick y a los suyos y no hacen concesiones. Están ahí para tomar todo aquello que puedan si les sirve de algo.

Ya desde el principio podemos ver que es un grupo muy distinto al resto. Sus formas recuerdan a carroñeros dispuestos en las sombras, sin hacer ningún ruido, esperando a que el resto se marche para hacerse con lo que quede y llevarlo a casa. Y tal vez eso es lo que precisamente ve Rick en sus caras y es lo que le lleva a tratar de negociar el mejor trato posible para lograr su ayuda contra los Salvadores. Curiosamente será Gabriel al hacerse con un cuchillo y amenazar a uno de los miembros de este nuevo grupo el que logre que la líder, Jadis, acepte dar una oportunidad a lo que Rick tiene que decir.

Jadis conduce a Rick a lo más alto de una montaña de basura y le muestra las verdaderas dimensiones de su reino. Un laberíntico basurero que oculta a su pueblo. Si Rick quiere su ayuda tendrá que demostrar su valía por lo que no duda en empujarlo y se prepara para ver la pelea de Rick contra un zombie de pinchos que tienen como mascota. Rápidamente Rick se encuentra en una improvisada arena de batalla luchando no sólo por su vida sino por una oportunidad para ganar la guerra contra los Salvadores. Gracias a su ingenio y a alguna que otra indicación de Michonne, Rick termina sepultando al zombie con basura y gana la batalla y el respeto de este nuevo grupo.

Antes de volver a Alexandria, Rick y Jadis sellan los términos de su nuevo acuerdo. Rick les proveerá de las armas que necesitarán para luchar contra los Salvadores y, una vez que ganen, se repartirán el botín que encuentren. Un acuerdo que satisface a ambas partes y que hace que, por primera vez en mucho tiempo, veamos una verdadera sonrisa en la cara de Rick.

Parece que las cosas empiezan a salirle bien a Rick. Falta por ver cuál será el catalizador que provocará la entrada del Reino en la guerra contra los Salvadores (que lo habrá) y si verdaderamente Carol podrá mantenerse al margen de todo como pretende. Lo que está claro es que se avecina una guerra en toda regla. Con alianzas y bandos muy diferenciados. Que corra la sangre.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal