The Walking Dead 6×04: Here´s not Here

The Walking Dead 6x04: Here´s not Here

The Walking Dead 6x04: Here´s not Here

Series: The Walking Dead

5 Stars

Summary

El episodio nos cuenta el viaje vivido por Morgan desde que Rick lo dejó en la tercera temporada hasta ahora. Un viaje personal que le llevará a descubrir un nuevo mantra que cambiará su vida para siempre.

Coder Credit

Tras tres semanas de ritmo vertiginoso y de comernos las uñas, The Walking Dead pega un frenazo para relatarnos un episodio centrado en el personaje de Morgan. Un capítulo en el que Scott M. Gimple (guionista en esta ocasión en solitario) nos regala los minutos más bonitos de la serie y los más humanos. Un antes y un después para construir a Morgan. Una delicia en medio del apocalipsis.

Mucho se había especulado sobre Morgan. Cuando rescataron el personaje en la tercera temporada fue casi como observar un milagro el comprobar que aún seguía vivo. Costaba creer que, después de rechazar la oferta de Rick de marcharse con él, lograse sobrevivir por su cuenta. Para cuando volvemos a verlo ha sufrido un nuevo golpe en su vida que le arrebata a su hijo y se pasea por el mundo al borde de la locura. Cuando por fin nos reencontramos con él, tras dos temporadas, Morgan nada tiene que ver con aquel hombre que hablaba solo y escribía mensajes incoherentes en las paredes.

The-Walking-Dead-6x04-Heres-not-Here-5

Lo más interesante de este episodio es que la serie nos permita realizar este viaje con Morgan. Su conversión no ha sido nada fácil y que hayan dedicado todo un episodio sólo para contárnoslo es todo un regalo. A cambio de hacer un parón en la trama principal, tenemos un episodio de lo más humano y de los narrativamente mejor construidos de la serie. Todo un lujo.

Acosado por los fantasmas de su pasado, Morgan se dedica a ir de un lado a otro limpiando este mundo. Lo mismo da que sean caminantes que personas. Este mundo está emponzoñado. Los muertos regresan a la vida para acabar con los pocos que logran sobrevivir como pueden. Los vivos no dudan en robar, engañar o matar si con eso consiguen saldo suficiente para un día más en su haber. Pero lo peor de todo es que al morir siempre terminas volviendo. Un mundo de locos en el que lo normal es que termines perdiendo la fe en todo y abraces la locura como única forma válida de entender todo este galimatías.

Por fortuna para Morgan, sus paso le llevan hasta una cabaña en medio del bosque propiedad de Eastman (un magnífico John Carroll Lynch) y compartida con Tabitha, la cabra. Aunque el primer impulso de Morgan es atacar y acabar con Eastman (y ya de paso con la cabra), éste termina tumbándole y metiéndole en una celda que tiene construida en el interior de la cabaña. En ese momento empezará el viaje vital más importante de Morgan.

The-Walking-Dead-6x04-Heres-not-Here-3

Eastman es un personaje muy sólido e increíblemente bien escrito. Que en un episodio lleguemos a conocer tantísimo al personaje para despedirnos definitivamente de él sintiendo que ya lo sabemos todo de él es un lujo en los tiempos que corren. Gimple no se deja nada en el tintero. Nos relata su vida antes del apocalipsis, durante y después. Sin que sobre ni falte una coma.

Precisamente Eastman es el encargado de guiar a Morgan en este viaje. Lo recoge como si fuese un niño perdido y le tiende la mano para sacarle de esa pesadilla en la que vive permanentemente, donde la muerte y el fatal desenlace de su familia se repiten una y otra vez. Una existencia en bucle versada sólo en la muerte. Tal vez por eso lo primero que hace al despertar en esa celda sea suplicar que le mate. Lástima que para Eastman, que en cierto modo se ve reflejado en Morgan, toda vida sea valiosa y no merece ser desperdiciada. Está más que dispuesto a reconducir a Morgan hasta que vuelva de ese viaje hacia la locura.

Conforme los días pasan se instala una convivencia pacífica entre los dos hombres. Eastman cultivando su huerto, atendiendo a Tabitha, deshaciéndose de caminantes que se acercan a la propiedad, aprendiendo a hacer queso y alimentando y velando por Morgan. Hasta que cierto día, Eastman le da dos opciones a Morgan: o bien sale de la celda y se queda en el sofá, convirtiéndose en compañero de Eastman, o bien sale por la puerta para no volver jamás. Y le revela lo más sorprendente de todo: la puerta de la celda nunca estuvo cerrada realmente.

Por su condición de psiquiatra forense, Eastman sabía qué atormentaba a Morgan. Conocía el nombre de su trastorno y sabía que la mejor forma de vencerlo era el tiempo y la redirección. Y eso es lo que le da a Morgan. Un nombre para lo que le ocurre (trastorno de estrés postraumático) y la posibilidad de salir por la puerta de esa celda para reconducir su vida y salir del infierno en el que vive. Cuando Morgan se entera no duda en salir de la celda, pero sus hábitos son muy fuertes y termina atacando a Eastman. Con lo que no contaba Morgan es con la sobresaliente destreza de éste para poder zafarse de su ataque y darle la vuelta a la situación. Ante la derrota, una vez más, Morgan le suplica la muerte. Sin embargo, Eastman vuelve a darle las dos opciones: el sofá o la puerta. Morgan decide volver a encerrarse en su celda sabiendo que aún no está listo para volver pero con la esperanza de una vida nueva.

The-Walking-Dead-6x04-Heres-not-Here-4

A partir de ese momento la convivencia entre los dos hombres cambia considerablemente. Eastman le enseña su forma de vida, basada en el aikido y la promesa de no matar a nadie porque toda vida es preciosa. Juntos se entrenan y comparten las tareas diarias. Se turnan para cavar las fosas de los caminantes que se acercan a la cabaña. Cada una de ellas con su pequeña lápida en la que figura su nombre. Porque cada vida es preciosa. No importa cómo discurriese o cómo terminase. Lo importante es que existió como tal y merece reconocimiento. Poco a poco Morgan va adoptando ese mantra. Lo interioriza y vive a través de él. El palo que utilizaba para acabar con todo aquel que se le pusiera por delante ya no es más un arma punzante. Ahora es un palo con el que detener el peligro. Un arma defensiva.

El tiempo pasa entre camaradería, trabajo y confidencias. Así Morgan le habla de su pasado e Eastman del suyo. De cómo su familia fue asesinada por uno de los presos a los que hacía seguimiento para recomendar o no su salida de prisión y de cómo había construido la celda para encerrarle allí y verlo morir de hambre como venganza. Y de cómo esa vivencia hizo que se replantease toda su vida. No importa lo que hicieras en el pasado. Lo que importa es lo que harás a partir de ahora. Ese es el verdadero mensaje de Eastman.

The-Walking-Dead-6x04-Heres-not-Here-2

Juntos deciden preparar un viaje. Es el momento de dejar la seguridad de la cabaña y tratar de buscar a más personas. Han estado solos demasiado tiempo. Al final, lo que realmente importa son las personas. Son lo que nos hace humanos. Es lo que les ha faltado hasta ahora. Eastman tiene una lista de cosas que necesitarán para empezar el viaje y planea una pequeña excursión en busca de los útiles. Al ver la lista Morgan le dice que sabe dónde encontrarlos. Justo antes de hallar la cabaña se quedaba en un claro del bosque donde dejó sus cosas y probablemente sigan ahí. Juntos se dirigen hasta allí.

Pero ese sitio no hace sino traerle recuerdos de su infierno personal. La puerta de su pasado que creía cerrada para siempre vuelve a abrirse permitiendo que sus fantasmas vuelvan a atormentarle. Especialmente cuando les ataca un caminante que no es ni más ni menos que la última persona que asesinó con sus propias manos. Morgan se queda paralizado e Eastman se ve obligado a intervenir para apartarle, lo que hace que el caminante le propine un mordisco que sellará su destino. Eastman remata al caminante y lo sube a la carretilla para llevarlo a su cementerio particular mientras Morgan se lamenta de lo ocurrido y teme que su pesadilla vuelva de nuevo.

Sin embargo, Morgan logra reponerse y vuelve a la cabaña donde descubre que Tabitha ha escapado de la celda y eso ha provocado que un caminante se la comiera. Carga los dos cadáveres y los lleva hasta el cementerio donde Eastman está cavando la tumba del caminante que le mordió. Morgan coge la pala y le dice que se siente. Los efectos del mordisco empiezan a ser patentes en Eastman. Entonces se percata de una tumba con el nombre del asesino de la familia de Eastman. Es entonces cuando éste, con lágrimas en los ojos le confirma que llevó a cabo su venganza. Tomó 47 días ver cómo moría. Después de eso el mundo se vino abajo e Eastman redireccionó su vida.

The-Walking-Dead-6x04-Heres-not-Here-6

Somos nuestro futuro, no nuestro pasado. Con este nuevo mensaje interiorizado, Morgan ayuda a Eastman en sus últimos momentos. Antes de dirigirse hacia la muerte, Eastman le dice que si decide quedarse en la cabaña estará seguro pero que lo mejor es que emprenda camino en busca de personas. Eso es lo que importa. Morgan cava la tumba de su amigo y emprende el viaje. Por el camino encuentra una pareja que huye por el bosque asustada. Pero esta vez Morgan no ataca. Adopta una postura de defensa y los deja marchar. Cuando continúa su camino lo vemos siguiendo las vías que le conducirán a Terminus.

Finalmente, vemos a Morgan contándole toda esta historia al líder de lo Lobos, al que mantiene cautivo. Cree que si para él fue posible el cambio, tal vez lo sea también para este chico. Sin embargo, a priori, la actitud del joven es de desdén e incluso de desafío. Amenaza con matarle si consigue librarse de sus ataduras. El último plano del episodio es para el rostro de Morgan mientras de fondo resuena un grito desesperado: "¡Abran las puertas!".

Un episodio emotivo, terriblemente hermoso y narrativamente maravilloso en el que viajamos al lado más humano de los supervivientes de The Walking Dead de mano de la compasión y la esperanza, esos valores tan humanos que parecen perderse en medio de tanta muerte. Una joya para el alma de todo superviviente.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal