The Vampire Diaries 8×09: The Simple Intimacy of the Near Touch

The Vampire Diaries 8x09: The Simple Intimacy of the Near Touch

The Vampire Diaries 8x09: The Simple Intimacy of the Near Touch

Series: The Vampire Diaries

3 Stars

Summary

Caroline y sus amigos siguen investigando sobre el arma que puede acabar con la amenaza que suponen las sirenas. Por otro lado, Damon y Stefan regresan a Mystic Falls.

Coder Credit

Los guionistas de “The Vampire Diaries” no se aclaran, lo mismo hacen capítulos de auténtico relleno en los que no pasa casi nada, que hacen que en un solo episodio pasen tantas cosas que el espectador acabe algo agotado siguiendo todas las tramas y los problemas personales de cada personaje. Hay una mejora con respecto a lo visto anteriormente, pero el recurso de poner tanto drama Steroline ya cansa.

Este episodio parece dar el pistoletazo definitivo de salida para el final de la serie. Han malgastado media temporada con demasiado relleno y ahora tienen que cerrarlo todo de una forma lo más satisfactoria posible, haciendo que además los villanos acaben siendo derrotados. Todos los personajes siguen obsesionados con las sirenas, sabemos que Sybil es un peligro y que cuanto antes muera más felices seremos todos, pero el gran enemigo es Cade. ¿De qué sirven que acaben con Sybil y Seline si el “rey del infierno” sigue estando por ahí? Cuando el servicio de los Salvatore a Cade termine, éste buscará a otros siervos, y ya conoce a las hijas de Caroline y Alaric, ¿quién les asegura que no irá a por ellas? No, la única forma de dar tranquilidad es acabar con Cade.

Por ahora todos están buscando las piezas para formar el arma mística que podría matar a las sirenas, conformada por la campana que tiene Seline, más el diapasón que tiene Matt, y la reliquia familiar de los Maxwell que posee Damon. Son varios los personajes que quieren hacerse con las piezas pero por motivos diferentes, Caroline y sus amigos para matar a Sybil y Seline, Sybil para salvar su vida (o eso pensamos), y Seline para matar a su hermana (o quizá también pueda usarlo contra Cade).

La supervivencia de Matt todos estos años puede ser clave

Los guionistas captan nuestro interés con esta nueva arma y el hecho de que cada pieza esté en un bando, pensamos en si serán capaces de negociar unos con otros para llegar a un acuerdo. Pero en un solo episodio ya veremos qué parte se queda con el pack completo. Han tenido que ir tan rápido con todo esto porque hay demasiado que cerrar, y seguramente librarse de Cade sea el objetivo final antes de poner punto y final a “The Vampire Diaries”. Lo que no va a faltar en el capítulo es el drama, principalmente protagonizado por Stefan y Caroline. Pero todas las parejas van a tener sus momentos de protagonismo, y nos queda la duda de si habrá un final feliz para alguna.

Por un lado tenemos a Bonnie y Enzo que acaban de volver de París. Su trama es la que está más separada del argumento principal y puedo comentarla primero, está claro que siendo Enzo vampiro y Bonnie una humana, la pregunta de la posible conversión a vampiresa acabaría saliendo. Caroline es la primera en plantearlo cuando ve que su amiga lleva un colgante con sangre de Enzo en su interior. Más tarde la ex bruja le sacará el tema a su novio, y entre declaraciones de amor eterno y lo felices que son juntos, Bonnie dice que nunca se convertirá porque tal vez eso implicara que Elena nunca despertara del hechizo.

Lo que la chica no sabe es que el regalo de Enzo no está motivado únicamente por querer vivir para siempre con ella, sino por miedo a que le pase algo y él no esté cerca para salvarla. Sabiendo los líos sobrenaturales que hay a su alrededor, sumado al hecho de que Bonnie no tiene magia, los temores de Enzo son muy comprensibles, solo quiere que si le pasa algo a su novia ella pueda tomar la sangre para recuperarse. Y admite que incluso estando con ella solo sesenta años hasta que muera de anciana, será muy afortunado, momento en el que Bonnie le pregunta si estaría dispuesto a tomarse la cura. Es un giro interesante que no sabemos cómo resultará porque él no llega a dar una respuesta debido a todo lo que está sucediendo, pero puede que una vez solucionen todos los problemas, Enzo vuelva a ser humano y tengan su final feliz.

Pese al drama, Enzo y Bonnie siguen siendo felices

Las otras dos parejas protagonistas del episodio son obviamente Steroline, con los que los guionistas se están ensañando hasta el punto de resultar cansino ver lo mismo una y otra vez, y Delena (sí, aunque Nina Dobrev no esté en la serie, se las apañan mediante flashbacks y conversaciones sobre Elena haciendo que la esencia del personaje siga muy presente). Las dos relaciones parecen ir de la mano, mientras una se desmorona debido a que Stefan ha vuelto a ser el vampiro sanguinario que Cade quería, la esperanza para que Damon recuerde sus sentimientos por Elena remonta.

Los hermanos regresan al pueblo debido a una llamada de Sybil que le pide a Damon que le lleve la reliquia de la familia Maxwell. Damon es incapaz de negarse, pero a Stefan parece divertirle volver por allí a sembrar un poco el caos en el evento de Miss Mystic Falls y de paso tratar que Damon deje de ser tan aburrido, según él, y apague del todo su humanidad para ser compañeros de caza. El mayor de los Salvatore va viendo trozos de recuerdos con Elena, y aunque Sybil intenta utilizar su magia para borrarle la memoria, el vampiro logra resistirse gracias a Caroline que le pide que recuerde hablándole de la vez que bailó con Elena en este mismo evento hace unos cuantos años.

La rubia le obliga a bailar, dándole la esperanza de que su final feliz y recuperar a Elena aún es posible, pero tiene que luchar contra Sybil y su manipulación mental. Damon acabará plantándole cara y enfrentándose a ella, por lo que no le da la reliquia de los Maxwell y la deja inconsciente antes de cogerla como prisionera con la idea de torturarla como venganza por todo lo que le ha hecho. Damon sabe que sus recuerdos no están recuperados pero no va a seguir siendo la marioneta de la caprichosa sirena y confía en que todo volverá a su cauce, después de todo: “Elena Gilbert nunca desaparece”. Cuando ya creíamos que íbamos a librarnos de Sybil, ésta hace una última jugada y le recuerda a Damon todo lo que ha hecho y lo mal que se sentirá cuando recupere su humanidad.

Damon sigue confuso con sus sentimientos

Y por último tenemos a Stefan a Caroline. Me ha gustado la reacción de ella al verle presentarse en el acto, no hay nada de reproches y se limita a ignorarle, sabe que ese no es su Stefan y no va a discutir con él salvo que intente hacer algo malo. Caroline sabe que su prometido ha vuelto a ser un asesino frío y calculador, desconoce dónde están sus hijas ya que Alaric se las llevó para tenerlas a salvo y, en vez de hundirse, confía en que dentro de todo un año todo habrá acabado. Su optimismo es digno de admiración, pero las cosas no son tan sencillas y no tardará en darse cuenta.

Stefan sólo ha ido a Mystic Falls para ver si consigue que Damon sea como él y así pasarlo bien matando gente los dos juntos, le da igual todo lo demás por lo que no duda en ayudar a Sybil a manipular a su hermano. Solo busca diversión y no duda en hechizar a las candidatas del concurso para que no se marchen del evento cuando Caroline hace que todos se vayan, para así seguir jugando con todos los personajes. El Stefan “destripador” es una máquina de matar con una sangre fría impresionante, siempre va por delante y sabe perfectamente cómo hacer daño a los demás.

Así que no duda en dejar tirado a Damon al ver que éste sigue enganchado al recuerdo de Elena, y entonces provoca a Caroline diciéndole es cómplice de todas las muertes que él ha efectuado porque no trata de impedir que asesine a la gente. Caroline intenta mantener la calma, pero cuando Stefan mata a una de las adolescentes no lo soporta más y le ataca para matarle. El problema es que el vampiro le había dado su sangre a la joven y ésta acabará transformándose.

Caroline hablará con la chica y le promete ser su mentora para que pueda llevar una vida lo más normal posible. Después regresa con Stefan antes de que resucite y nos sorprende a todos al decir que irá con él, que matarán juntos y enviarán las almas a Cade durante el tiempo que dure el trato, pero solo a gente malvada. Stefan se ríe y se niega, asegurando que se lo está pasando demasiado bien y no quiere dejar el trabajo. Otra vez tenemos drama en la pareja, que queda confirmado cuando Caroline se quita su anillo de compromiso y se lo tira.

Los problemas entre Stefan y Caroline ya son repetitivos

Volviendo al tema del arma, que después de todo es lo que nos interesa para quitarnos de encima a los villanos, Matt recibe el aviso de Caroline de que Seline tiene la campana y le pide a Dorian que la entretenga mientras él la busca. La sirena sabe enseguida que el ayudante de Alaric trabaja con Matt pero no le importa, quiere hacer un trato con todos ellos para eliminar a Sybil, además revela que los únicos que pueden usarla como arma son los descendientes de la familia Maxwell, es decir Matt o su padre. Es muy arriesgado por su parte, pero sabemos que la antipatía hacia su hermana es totalmente real, lo que no podemos confirmar es que no tenga otras intenciones ocultas.

Al final nos encontramos con que Caroline tiene la reliquia, la bola que suena en el badajo de la campana, por cortesía de los Salvatore y Matt encuentra la campana. Pero cuando el chico va a llevársela aparece Dorian con Seline, Dorian le dice que tiene que oír lo que la sirena tiene que decir, algo que parece ser de suma importancia y que tendremos que esperar para saber. Al igual que la respuesta de Enzo sobre si renunciaría a su vida como vampiro para tener una vida mortal con Bonnie. Ahora las cosas parece que se ponen interesantes, por favor, que sigan así...

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.