The Vampire Diaries 8×04: An Eternity of Misery

The Vampire Diaries 8x04: An Eternity of Misery

The Vampire Diaries 8x04: An Eternity of Misery

Series: The Vampire Diaries

2.5 Stars

Summary

Con Sybil cautiva, la sirena contará su historia a Stefan y Alaric para que sepan a lo que se están enfrentando. Por otra parte, Damon sigue con su misión.

Coder Credit

The Vampire Diaries se dirige hacia su final de una manera bastante caótica y desastrosa, como si las sirenas a las que hacen referencia en la serie fueran las causantes de que la serie se vaya a pique. Los responsables querían darle un gran final a la historia de los Salvatore y los habitantes de Mystic Falls, pero parece que la mitología se les ha ido de las manos y todo acaba siendo un sinsentido donde, los que deberían ser los protagonistas, esos personajes a los que hemos cogido cariño durante las 7 temporadas anteriores, no son más que secundarios o títeres en manos de los recién llegados.

Si en mi análisis del capítulo anterior me quejaba de lo absurdo que veía al personaje de Sybil, el nuevo lo confirma. Nos han dicho durante tres episodios que era el ser más temible, que era casi imposible derrotarla y ahora nos salen con que: primero, no es la única sirena, segundo, ella es la sirena “buena” y tercero, sirve a un malo superior. ¿EN SERIO? Este capítulo ha servido para conocer cómo nació la leyenda de las sirenas, y nos explican como a las chicas con poderes psíquicos las exiliaban de su aldea para enviarlas a una isla abandonada. Así fue como Sybil conoció a otra joven que compartía su don y se convirtieron en hermanas.

Pero mientras que Sybil no quería hacer daño a los humanos, su nueva hermana se dedicaba a atraerlos hacia la isla haciendo que sus barcos zozobraran y los marineros murieran, para luego coger su carne y así pudieran alimentarse. Durante un tiempo, Sybil no supo de dónde procedía esa carne y cuando lo descubrió fue demasiado para soportarlo, por lo que trató de suicidarse. Su hermana llegó antes de que fuera demasiado tarde e imploró que Sybil se salvara, momento en el que se les apareció el espíritu de Arcadius: el primer psíquico de la historia, al que condenaron a morir en la hoguera por sus poderes. Éste concedió la inmortalidad a las dos sirenas a cambio de que trabajaran para él, cazando a personas malvadas y entregándole sus almas en el infierno que él mismo creó antes de su asesinato.

Sybil cuenta su historia
Sybil cuenta su historia

Así es la leyenda de las sirenas contada por Sybil mediante flashbacks, incluso llegamos a conocer el nombre de la segunda sirena, la que anda suelta y libre por el mundo mientras Sybil ha estado presa en la cripta: se trata nada más y nada menos que de Seline, la niñera de las hijas de Alaric y Caroline. Pero ninguno de los protagonistas lo sabe aún, y todos sospecharán de la ayudante del profesor que ha tenido un comportamiento bastante extraño en el episodio, y a la que no volverán a ver puesto que ha muerto a manos de la auténtica sirena y su alma ha sido condenada al infierno del malo superior.

La sorpresa nos la encontramos cuando descubrimos que Sybil es la hermana buena, y Selene la mala, pero además sirven a otro ser aún peor. Es cuando Sybil, que se ha negado a huir con su hermana cuando ha tenido la oportunidad, le explica a Stefan que Arcadius quiere las almas de los dos hermanos Salvatore. Damon sabe que el infierno le espera y ha preferido trabajar para el Diablo a ir directamente a la tortura eterna: ¿qué ocurrirá con Stefan? Sybil lo deja claro, la única forma de salvar a su hermano es acabar con Arcadius. ¿Es eso lo que busca Sybil? Porque si ella también quiere ser libre, podría haber empezado por ahí desde el principio y no malgastar tres episodios con ella como si fuera una mala sin lógica alguna.

Stefan no se rinde con Damon
Stefan no se rinde con Damon

La otra parte del episodio se centra en Damon y en una misión que ni el mismo comprende del todo. Está buscando a un hombre del que nunca ha oído hablar por orden de Sybil, ¿o será de Arcadius? Cuando por fin localiza el taller donde trabaja el tal Peter Maxwell, y como el hombre no está en ese momento, se entretiene matando a su ayudante porque asesinó a su ex mujer, y ya sabemos que Damon tiene que darle almas malvadas a Arcadius. Cuando Peter aparece no entiende nada de lo que está ocurriendo, Damon le interroga pero no consigue mucho hasta que el hombre menciona una caja de reliquias familiares y a su hijo.

Damon le dice que llame a su hijo para tener una charla con él, pero no pasa mucho tiempo cuando se da cuenta de que algo raro sucede, es el momento en el que ve que Peter Maxwell tiene un reloj lleno de verbena que le hace inmune a su control mental y trata de matarlo, pero Matt Donovan aparece de improviso y noquea a Damon con balas de madera. Estaba claro que Matt iba a ser el hijo de Peter, cuando ve que su padre está muriendo no duda en coger sangre de Damon y hacérsela beber para que sus heridas sanen. Después se dedica a interrogar a Damon para saber por qué ha atacado a su padre, pero Damon logra distraerle mencionando que atacó a Tyler y le dejó desangrándose en el maletero de un coche.

Matt no le cree al principio, le dice que nadie le perdonaría el matar a uno de los suyos y Elena sería la primera en reprochárselo. Damon sonríe diciendo que ha apagado su humanidad y que lo suyo con Elena es historia. Matt está preocupado y deja a Damon atado para ir con su padre al lugar donde el vampiro dejó el coche con Tyler, por el camino le cuenta toda la verdad sobre Mystic Falls a su progenitor que, aunque se sorprende, parece aceptarlo con más facilidad que otras personas. Sin embargo, llegan tarde. Cuando Matt abre el maletero se encuentra con el cuerpo sin vida del que fue su mejor amigo durante años. ¿En serio se merecía Tyler Lockwood este final? ¿De verdad le han hecho volver a serie para dejarle morir en un maletero? Matt se marchó del pueblo porque no quería saber nada más de temas sobrenaturales, pero ahora sabemos que va a clamar venganza.

Matt ha vuelto
Matt ha vuelto

Por último, nos queda Alaric que estaba con Stefan en el momento en el que Sybil comenzó su historia, pero tuvo que irse cuando recibió una llamada de Seline que le contó que su becaria se coló en la casa para robar un libro. Una manera perfecta de hacer creer a todos que la ayudante de Alaric es la segunda sirena a la que buscan, pero realmente se hallaba bajo el influjo de Seline que la hace ir a la Armería y encerrar a Alaric en la cripta. El hombre sabe que hay una forma de escapar, pero eso implica que no puede usar los sentidos de la vista ni el oído, los ojos puedes tapárselos pero no puede evitar dejar de escuchar, por lo que decide dañarse los tímpanos deliberadamente para quedarse sordo y así hallar la salida, con la esperanza de que la sangre de vampiro pueda curarle.

Y así se quedan las cosas: Damon está en su misión que desconocemos, Sybil sigue retenida por voluntad propia, Seline es la segunda sirena y nadie, excepto su hermana, lo sabe. Ambas tienen un interés especial en las niñas de Alaric, que recordemos se veían afectadas por el arma que daña a las sirenas: ¿serán futuras psíquicas y, por tanto, sirenas? Nos han remarcado mucho la similitud entre las dos sirenas: una buena y una mala, con los hermanos Salvatore. Pero lo que de verdad me ha llamado la atención ha sido el momento en el que el alma de Georgie, la ayudante de Alaric, es capturada por Arcadius. Ha sido un calco a lo ocurrido con Katherine la última vez que la vimos. ¿Ha estado Seline trabajando todo este tiempo para su jefe? ¿En ese caso por qué ha esperado hasta ahora para ir a por ellos?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.