The Vampire Diaries 8×03: You Decided That I Was Worth Saving

The Vampire Diaries 8x03: You Decided That I Was Worth Saving

The Vampire Diaries 8x03: You Decided That I Was Worth Saving

Series: The Vampire Diaries

3 Stars

Summary

Ahora que conoce el punto débil de Enzo, la sirena Sybil decide meter a Bonnie en su siniestro juego para conseguir que tanto Damon como Enzo rompan vínculos con sus amigos.

Coder Credit

The Vampire Diaries continúa el camino hacia su final, pero no sabemos realmente hacia donde vamos, todos tendremos en mente cuál es nuestro final perfecto para la serie que hemos seguido durante ocho temporadas. El problema lo encontramos en que la línea que están trazando los episodios se difumina cada vez más hasta el punto de que no sabemos qué esperar de lo que queda, y eso, cuando quedan trece episodios para decir adiós a los Salvatore y sus amigos, no es una buena señal.

En verano nos hablaron de esta gran villana que lo cambiaría todo, el mal encarnado, la peligrosa criatura que había escapado de la cripta y ejercía control sobre Damon y Enzo a los que manipulaba para obtener lo que quería. Y más que una criatura con miles de años y un gran plan, parece una niña con un berrinche a la que dan ganas de tirarle algo a la cabeza solo para que se calle. En una serie donde hemos tenido villanos inolvidables como Katherine, Klaus o Kai, a quienes amábamos odiar, ahora nos meten a un personaje que cada vez tiene menos sentido en sus acciones. ¿Qué demonios quiere?

Ella dice tener un gran plan, pues si es cierto, ya va siendo hora de ir poniéndolo en práctica porque se quedan sin tiempo, y por ahora solo la hemos visto alimentarse de gente mala, probarse modelitos, y enfurruñarse porque Damon y Enzo le esconden secretos. ¿En serio? ¿Ésta es la gran villana final que se merecen los fans que se han mantenido fieles al programa? ¿Un personaje que no inspira ningún miedo ni interés y que solo produce rechazo? Pues se han lucido.

Damon y Enzo siguen las órdenes del ser de la cripta
Damon y Enzo siguen las órdenes del ser de la cripta

Tal y como dejamos las cosas la semana pasada, Enzo fue sorprendido por Damon y Sybil quien pudo meterse en su cabeza y descubrir la existencia de Bonnie. El plan de la “aterradora” sirena es que Enzo apague su humanidad para que obedezca sus órdenes tan fielmente como Damon, pero como el vampiro se niega y ella tiene que tener todo lo que quiera, decide mandar a Damon a matar a la ex bruja. Bonnie está con Caroline en una tienda de vestidos planificando la futura boda entre Caroline y Stefan, cuando Damon aparece y las ataca. Entre las dos logran vencerle y salen huyendo de vuelta a la mansión Salvatore para buscar armas.

Cuando Sybil y Enzo liberan a Damon, la sirena se da cuenta de que hay algo que desconoce y, tras indagar en la mente de los vampiros, descubre que Bonnie es la mejor amiga de Damon, de ahí su dificultad para matarla a sangre fría. Así llegamos a una escena que roza lo ridículo, y es que Sybil se presenta en la mansión donde están Caroline y Bonnie para ver que tiene la joven de especial para que sus dos soldados sientan tanto aprecio por ella. A ver guionistas, tenéis dieciséis episodios para darle punto y final a la serie y nos metéis minutos de relleno que no sirven para nada. Todos sabemos que Sybil es una criatura caprichosa y egocéntrica, siente envidia de Bonnie y solo quiere hacer sufrir a los amigos de Damon y Enzo. Ya está, no hace falta tenerla quince minutos hablando de lo mismo, resulta agotador e irritante.

Mi pregunta es cuál es el gran plan de Sybil, quiere a dos cazadores que le traigan comida, vale. ¿Y qué más? Si va a ser una súper villana tiene que tener otro plan en mente, ¿no? Dominar el mundo, no sé, algo, pues no, aquí parece que solo es la villana porque ha ido a elegir como títeres a dos de los protagonistas. Si hubiera cogido a otros dos vampiros desconocidos, igual jamás habríamos oído hablar de ella y no tendríamos que estar soportando sus absurdas quejas porque no la obedecen tan ciegamente como ella quiere. Nos dejaron entrever que tiene interés en las hijas de Caroline pero jamás explicaron el motivo.

Caroline y Bonnie son sorprendidas por su enemiga
Caroline y Bonnie son sorprendidas por su enemiga

La sirena les explica a Bonnie y Caroline cuál es el siguiente paso de su nuevo juego: hacer que Damon y Enzo luchen a muerte, pero pueden evitarlo si Bonnie elige a uno de ellos, ya que será ése el que se salve mientras que el otro acabará en un mar de tormentos. Damon y Enzo saben que van a tener que pelear y por eso Damon ha llamado a Stefan para contar con un apoyo extra en la batalla, sabe que su hermano peleará a su lado con tal de salvar su vida, mientras que Enzo no tiene a nadie que pueda luchar con él. Bonnie, Caroline y Sybil van en coche a toda prisa hacia el instituto donde va a tener lugar el enfrentamiento, Stefan ya está allí e intenta interferir para evitar que los dos vampiros se maten entre sí.

Por otro lado, Alaric y sus ayudantes continúan investigando el posible arma que encontraron en la cripta y que piensan que es una horca, o eso creen hasta que el profesor descubre a sus hijas jugando con el artefacto y, asustado, les grita que lo suelten. El arma cae al suelo y provoca un sonido molesto que afecta mucho a las niñas que empiezan a chillar, es entonces cuando Alaric se da cuenta de cómo se usa el arma que tiene entre manos: es un diapasón, un artefacto que al vibrar emite unas ondas acústicas que dañarán a la sirena. Se marcha a toda prisa sin darse cuenta de que su ayudante le sigue hasta el pueblo.

Mientras tanto, la lucha entre Damon y Enzo se ha vuelto más encarnizada. Stefan ha dejado de tratar de separarlos y acaba lanzándose sobre Enzo para evitar que mate a su hermano, momento en el que aparece Caroline para evitar que acabe con Enzo. Parece que vamos a tener un enfrentamiento entre cuatro vampiros, pero los dos contendientes les rompen el cuello a Stefan y Caroline porque esto solo les concierne a ellos. Momento en el que llega Bonnie para tratar de evitar el desastre. Damon tiene atrapado a su rival y está a punto de arrancarle el corazón, las súplicas de su amiga no sirven de nada y Sybil le recuerda que aún puede elegir... es cuando Bonnie toma la decisión de salvar a su novio y condenar a Damon.

Alaric descubre cómo usar el arma
Alaric descubre cómo usar el arma

Sybil sonríe satisfecha y ordena a su soldado que libere a Enzo. Damon no se lo puede creer y mira a Bonnie dolido, cosa que no tiene sentido alguno. La maldita sirena se ha metido en la mente de Damon y ha cambiado todos sus recuerdos, ha hecho que olvide a Elena quien era la tabla de salvación del vampiro para no ceder del todo al poder de Sybil, también le ha hecho olvidar su amistad con Bonnie... ¿y ahora de repente Damon está dolido? Incoherencia, no te echábamos de menos, vete por donde has venido.

Pero oh sorpresa inesperada, es broma, todos nos esperábamos lo que Sybil iba a hacer. ¿Cómo va a deshacerse de su soldado perfecto? No, para eso es mejor matar a Bonnie. Pero le da otra opción a Enzo, apagar su humanidad y así su novia será libre. Y Enzo, sabiendo que Sybil ha roto su última promesa hace menos de diez segundos... ¡ACEPTA! ¿Nos hemos vuelto locos? En cuanto no tengas humanidad, va a matar a Bonnie igualmente. Cosa que no llega a pasar porque Bonnie sale huyendo y Alaric atropella a Damon con el coche antes de que logre dar caza a la chica.

Enzo y la sirena salen a la calle para acabar el trabajo, pero Alaric usa el arma que inutiliza a Sybil con el sonido estridente, y Stefan deja inconsciente a Enzo. Parece que todo ha acabado, pero Damon dice que aún tiene una misión que cumplir, no puede decir cuál es porque Sybil le controla la mente de tal forma que es incapaz de decir según qué cosas. Le vemos subirse en su coche y marcharse ante la mirada entristecida de su hermano que ya creía que todo había terminado.

Enzo y Sybil son llevados a la Armería, allí intentarán hacer que el vampiro recupere su humanidad, a la vez que buscan una forma de hacer que el control mental de Sybil sobre Damon desaparezca. Se supone que la han encerrado en una sala especie donde no puede afectar a nadie, pero el rostro de la sirena no muestra mucho enfado por estar allí, ¿quería dejarse atrapar o es que aún puede contar con Damon pese a la distancia y confía en que él la rescate?

Stefan tratando de poner paz entre Damon y Enzo
Stefan tratando de poner paz entre Damon y Enzo

Vemos por fin una escena de hermanamiento entre Stefan y Alaric, y es que lo único bueno que hemos tenido en estos tres episodios son los vínculos que unen a los personajes y como estos se mantienen. La relación de Stefan y Alaric pasó por un gran bache por el tema Caroline, pero a ambos les une su preocupación por Damon, al que el profesor considera un hermano, y los dos harán todo lo posible por traerle de vuelta.

¿Pero será posible? Porque es cuando llegamos a la última escena y ya no sabemos si llorar, gritar, o ir reservando un vuelo para ir a pedirle explicaciones a Julie Plec. A través de los recuerdos cambiados a Damon, vemos como Sybil le dice que tiene que romper toda relación con sus amigos para que nadie luche con él. ¿Y qué hace? Utilizando su truco más antiguo de tenderse en la carretera para que un coche pare, atrapa a Tyler Lockwood (Michael Trevino). El licántropo ya se desentendió de todos ellos hace años y no quiere saber nada, pero cuando ve que Damon está dispuesto a matarle le dice que si lo hace, los demás jamás le perdonarán.

Nos tememos lo peor, pero Tyler continúa hablando y dice que no tiene miedo, que morirá de pie ante él y Damon le visualizará eternamente arrepintiéndose de lo que hizo. Por unos segundos creemos que el vampiro va a entrar en razón pero no es más que un vil engaño, pues se lanza sobre Tyler para beber su sangre y acabar con él. La pregunta es: ¿ha muerto realmente? Puesto que si han traído a uno de los personajes principales de las primeras temporadas para morir así, se lo podrían haber ahorrado. Lo que está claro es que toda salvación posible para Damon va a acabar pasando por Elena, la estamos teniendo presente en cada episodio mediante flashbacks, y los fans esperan la vuelta de Nina Dobrev aunque sea para el último episodio. ¿Verán su deseo concedido?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.