The Strain 4×09: The Traitor

The Strain 4x09: The Traitor

The Strain 4x09: The Traitor

Series: The Strain

3 Stars

Summary

Eph no confía en las intenciones de su hijo Zach, que vuelve a los brazos de su padre tras pasar nueve meses con The Master. Mientras, Dutch, Fet y Quinlan se encargan del interrogatorio a Sanjay

Coder Credit

Resulta casi indignante que siendo el penúltimo capítulo de la serie pueda resumir el episodio de esta semana de The Strain en apenas dos frases. Siguiendo el hilo del episodio anterior, The Traitor nos ha hecho perder el tiempo hasta que podamos ver la semana que viene la gran batalla que decida el futuro de la humanidad.

Porque básicamente The Traitor ha querido jugar a ¿cuál será el bando de Zach? Una pregunta casi tan estúpida como el personaje, porque en ningún momento el espectador duda de las verdaderas intenciones del adolescente.

Eph ha encerrado a Zach en una habitación para evitar que sepa donde se encuentra su escondite. Ni Fet, ni Dutch y por supuesto tampoco Quinlan se fían del chaval que ha pasado nueve meses con The Master, pero es que ni siquiera Eph está convencido de la inocencia de su hijo, a pesar de que le gustaría pensar lo contrario.

Mientras, Dutch y Fet van a tratar de sonsacar información a un Sanjay que está convencido que todo lo que hizo fue en favor de la raza humana. Quizás su interrogatorio sea lo más interesante por la mera comparativa con cientos de personas que en su momento ayudaron y apoyaron al ejército nazi. No obstante, las comparativas con el holocausto nazi en esta serie empiezan a cansar y ya nos ha quedado clara la metáfora que se ha pretendido hacer. Al final tiene que llegar Quinlan y amenazar con beber a la mujer de Sanjay para que el hombre hable y no solo diga donde se encuentra The Master sino que haga un dibujo de todo lo que recuerda de las instalaciones.

Por su parte Eph trata de averiguar que ha sido de su hijo todo este tiempo. Cómo buen espía, Zach cuenta prácticamente toda la verdad, incluida su excursión al zoológico para matar a un tigre y cómo no es que haya escapado, sino que The Master le dejó marchar para que averiguara donde está la bomba nuclear, pero que él está arrepentido de todo y sabe que su padre lleva razón. En este plan al grupo se le ocurre que Zach diga donde se encuentra The Master y haga un plano de las instalaciones para ver si concuerda con lo dibujado por Sanjay. Efectivamente es así y aunque Quinlan todavía no está muy seguro, todos están de acuerdo en que The Master se encuentra en el Empire State Building.

Así que Eph, más o menos feliz va al tejado con su hijo, para hablar y compartir un refresco, con la mala suerte de que Zach se corta. Es entonces cuando por fin Eph se da cuenta del truco al que está jugando su hijo, Zach se desenmascara como fiel seguidor de The Master y es que solo se ha cortado para avisarle por el olor de su sangre de donde se encuentra. El chico le pide a su padre que le de la localización de la bomba y a cambio le salvará la vida pero es entonces cuando Eph coge a su hijo y le apunta con una pistola. Sí, todos gritamos ahí: "¡Dispara, por el amor de Dios, dispara!". Pero la -esperemos- muerte de Zach tendrá que esperar, Eph deja a su hijo encerrado y tras avisar a todos de la trama de su hijo, se marchan al Empire State Building.

¿Por qué no disparó?

The Master llegará a la guarida del grupo para acabar primero con la mujer de Sanjay (después de que este la acusara a ella de desvelar su paradero) y posteriormente con el propio hombre, al que aplasta el cráneo contra la pared. También se muestra decepcionado por la inutilidad de Zach, algo que no debería sorprender a estas alturas.

Por el camino hacia el Empire State, no hay nada, ni un solo strigoi que les corte el paso, lo cual les preocupa. Roman ha acortado el radio de la bomba nuclear para intentar que matar a la menor cantidad posible de personas y Quinlan está dispuesto a sacrificarse como ya ha demostrado en varias ocasiones. El Nacido sube hasta la última planta del edificio para encontrarse con una Abby a la que The Master posee para decirle que no es tan tonto para ponerse en el radio de la bomba pero que tendrá su enfrentamiento cuando  dónde el quiera. Abby no da para más, Quinlan acaba con ella antes de verse totalmente rodeado de strigois. Lo mismo para nuestros protagonistas abajo, que ven a hordas de vampiros acercarse hacia ellos.

Así acaba el capítulo, en pleno éxtasis para el episodio final donde por fin veremos si los strigois consiguen dominar la Tierra o por el contrario Eph y los suyos pueden salvarnos. Pero sobre todo, veremos si The Strain decide dar la mejor y más cruel muerte al peor personaje televisivo de la década. 

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

Deja un comentario