The Strain 4×06: Tainted Love

The Strain 4x06: Tainted Love

The Strain 4x06: Tainted Love

Series: The Strain

2.5 Stars

Summary

Fet y Quinlan tratan de huir con la bomba nuclear hasta Nueva York mientras Eichhorst les sigue de cerca. Zach trata de aprender más sobre Abby pero descubre algo terrible para él.

Coder Credit

No pudo ser. Era difícil tener dos capítulos decentes seguidos de The Strain. Mientras el de la semana pasada tuvo buenas dosis de acción y grandes actuaciones, Tainted Love va a centrarse demasiado en uno de los personajes más odiosos de la televisión, y sí, hablo de Zach.

Sabíamos que esta temporada se centraría mucho en Zach y ese posible interés amoroso y no tardamos mucho tiempo en confirmar nuestras sospechas y conocer a Abby. Pero lo de esta semana ha sido un despropósito tras otro. No sabría si empezar a hablar de ese típico paseo que haces con la chica que te gusta donde te enseña la casa donde vivía con sus padres, ahora muertos por una bomba nuclear, o ese "no fue tu culpa" de Abby a Zach. Sí, fue absolutamente su culpa, dejad de repetirle lo contrario que se lo va a creer. Pero es que encima el chico le habla a Abby de su familia y su madre strigoi y no sé si Abby trata de salvarse las espaldas o de verdad le parece adorable... total que la """"""cita""""" acaba en un beso en la mejilla y un Zach terriblemente enamorado.

A falta de Eph (que extrañamente no ha aparecido ni un solo minuto en este episodio), bueno es The Master para dar consejos paternos. La criatura aconseja a Zach que le cuente que Abby sus sentimientos porque se nota a leguas que está coladito por ella. Así que Zach le hace caso y se acerca hasta el lugar donde vive solo para descubrir que... ¡tiene novio!

Nada peor que un machito adolescente herido en el orgullo. Lo de Zach y Abby es el claro ejemplo de la supuesta existencia de la "friendzone", y es que claro, cuando Abby vuelva a limpiar el cuarto de Zach (que mucho querrá a la chica pero no le va a quitar trabajo recogiendo su mierda) el chico exigirá explicaciones, pues no entiende que con lo bueno que ha sido con ella (es decir darle frutas y permitir que no muera), la chica no cae rendida a sus pies. Habría mil motivos para no salir con Zach y todos serían absolutamente válidos, pero Abby insiste en que no le ve de esa forma puesto que es solo un niño. Pero lo de "no es no" todavía no lo ha pillado y el chico romperá el plato de comida en un ataque de ira de lo más infantil. El ruido y la discusión atraen a la mascota de Zach que acorrala a la chica que le pedirá ayuda, pero Zach la ignora dejando que su mascota acabe con ella mientras él se va a una esquina a intentar no oir los ruidos.

No hacía falta que odiáramos más a Zach, pero guionistas os estáis luciendo. Abby ha sido ya la gota que colma el vaso, más cuando vemos que ahora para toda la eternidad, seguirá como su sirvienta strigoi. Zach revísate los privilegios anda.

No Zach, una mujer no te debe nada por una ciruela

Por su parte Quinlan, Fet, Charlotte y Roman tratan de escapar con su bomba nuclear hacia Nueva York mientras Eichhorst -que muestra alguna herida sin importancia del incidente de la semana pasada- va tras ellos. Antes de hablar de su trama per se, quiero decir que la pequeña trama de Eichhorst y su conductor -del cual hemos aprendido en este preciso capítulo su nombre, Benjamin- me ha parecido un gran acierto. Esa (horrible) comparativa entre los Nazis y los nativos americanos que acaba provocando que Benny, nativo, encienda la radio para que sus antiguos compañeros sepan que la mano derecha de The Master va tras ellos, ha sido uno de los momentos más tensos e interesantes del capítulo. Una lástima que nadie que se oponga a Eichhorst acabe bien, lo siento Benny.

Pero el resto de la trama se centra en algo de lo más estúpido, Quinlan le dice a Fet que Charlotte no puede acompañarles a Nueva York, no por ella sino por él. Obviamente todo está enlazado con el flashback que a continuación comentaré, pero es que nada tiene sentido. Charlotte había demostrado estar entregada a la causa, al igual que Fet y nunca los sentimientos de ambos se habían interpuesto en ninguna misión. Lo peor es que Charlotte confiesa que nunca quiso ir a Nueva York a una misión suicida... ¿perdona? ¿entonces a que te apuntaste?  Eso sí, si no fuera por Charlotte todos habrían muerto, pues es ella la que acaba disparando a Eichhorst cuando llegan al aeródromo posibilitando que el resto del equipo pueda escapar. Fet no tiene buena suerte con las mujeres, aunque con las tonterías Quinlan acaba elogiando a su compañero cuando le dice que será muy difícil que Charlotte consiga a alguien mejor que Fet, ¿bromance a la vista? Quizás a Fet le vaya mejor con los strigois.

La segunda parte del flashback no ha sido tan interesante como la primera y ha servido fundamentalmente para entender por qué Quinlan no quería a Charlotte en su misión. En el flashback volvemos al Londres de 1888, con un irreconocible Quinlan que vive feliz con Louisa y su hija. Pero cuando se entera que The Master está en Londres, decidirá ir en su búsqueda y despedirse de ellas puesto que los destinos de ambos están ligados. La pobre batalla entre ambos acaba en el momento en que Quinlan duda en asestar el golpe final que habría matado a The Master, y es que Quinlan había construido una vida y ya no estaba preparado o no quería mejor dicho, morir. Así que en esa duda The Master le clava un cuchillo y le susurra "Quizás tu nueva familia debería conocer a tu padre" mientras se marcha. Cuando Quinlan consigue escapar ya es tarde y se encuentra a Louisa y a su hija tiradas en la cama y ya convertidas. Ha sido el final, la historia que pudo y no fue, Quinlan se quita el maquillaje de su cara y acaba con ambas.

El nuevo invitado de Cámbiame se mira en el espejo

Jamás me cansaré de decir, las historias románticas no le han sentado nunca bien a The Strain, así que un capítulo centrado en ellas no podía ir de ninguna de las maneras bien. Habrá que esperar pues, a la semana que viene a ver si consiguen arreglar este desastre porque recordemos... quedan solo 4 capítulos para el final.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.