The Strain 3×10: The Fall

The Strain 3x10: The Fall

The Strain 3x10: The Fall

Series: The Strain

2.5 Stars

Summary

El Maestro por fin se revela en su intento final para destruir la humanidad. Eph, Setrakian, Fet y Dutch tendrán que dejar a un lado sus diferencias si quieren parar sus planes.

Coder Credit

The Strain llega al final de su tercera temporada con un capítulo que ha provocado que Zack se convierta en el enemigo televisivo número uno. Ya estaba bastante arriba en el puesto, pero lo de esta semana no tiene nombre.

Estaba claro que con una temporada para acabar la serie, nuestros héroes no iban a salvar el día hoy, pero creo que nadie jamás pudo imaginar (salvo quizás los lectores de la saga) cómo iba a quedar esto.

Con Eichhorst fuera de juego, Palmer está convencido, y así se lo hace ver a Setrakian, de que el Maestro tendrá que salir de su escondite para ir en su búsqueda y conseguir el arma nuclear que el multimillonario tiene en su posesión. Es hora de que todos unan fuerzas para salvar a la humanidad.

Está claro que las balas de plata hacen daño, pero no son suficientes, Eichhorst consigue escapar muy malherido y gracias a un par de soldados de strigois, puede ponerse a salvo para recuperarse.

Quizás esa falta de compañerismo sea la gran limitación de nuestros héroes, y es que a pesar de los intentos de Setrakian por constituir un grupo unido, Fet y Eph son dos machos alfa deseando arrancarse la yugular, más si hay una chica de por medio. Aún así parece que consiguen apartar sus diferencias a un lado, al menos momentáneamente, para atrapar el Maestro. El plan parece sencillo, Dutch cortará las comunicaciones con su aparato y el resto (con la ayuda indispensable de Quinlan) encerrará al Maestro en el sarcófago que han construido, para luego hundirlo en el fondo del océano Atlántico.

the-strain-3x10-the-fall

Palmer por su parte llega a su edificio para hacer frente a la posible llegada del Maestro, sin embargo esta llegará antes de lo previsto. En el propio parking, un grupo de strigois acabará, sin demasiado esfuerzo, con todos los guardaespaldas del Maestro -menuda seguridad preparada- y Palmer se queda frente a frente con él que ha ocupado el cuerpo de un soldado. Muchas cosas podrían darse en semejante cara a cara, pero Palmer no falla a su estilo y suplica su salvación. El giro inesperado llega cuando después de años, el Maestro decide conceder su promesa al anciano y por fin le otorga la vida eterna en forma de millones de gusanos. El Maestro ha encontrado un nuevo cuerpo.

Es entonces cuando llega el momento que nadie estaba esperando, el regreso del niño que durante dos temporadas ha sido más odiado que Carl en The Walking Dead, maldita sea hasta Joffrey en Game of Thrones se granjeó más simpatías. Zack vuelve para demostrarnos que va a peor. El muchacho se encuentra en las calles jugando con su "mascota" cuando un hombre preocupado le propone ayudarle a salir de Nueva York con su familia si el chico se ha quedado sin padres. Pero cuando el hombre ve a la pequeña strigoi e intenta sacar su pistola, Zack, sin dudarlo da la orden. El hombre acaba siendo el banquete de la niña. La reacción de Zack no es la de acabar de matar a un hombre, es más bien la de un psicópata que acaba justificando el asesinato por encima de todo. Planteate niño que si una panda de vampiros que pretende acabar con la humanidad están orgullosos de ti, algo falla. Por si fuera poco su principal preocupación es ¿por qué aún no ha sido convertido? Kelly le pide paciencia, el Maestro tiene grandes planes.

the-strain-3x10-the-fall

Siguiendo con personajes más queridos y en un irónico giro de la situación, es ahora un Eichhorst cercano a la muerte el que contempla a un poderoso Palmer justo a su lado. Pero ni el Maestro ni nosotros estamos preparados para despedir al mejor personaje de esta serie y con un toque de su magia blanca, el Maestro cura las heridas de balas de su fiel aliado.

Un Eichhorst recuperado será el encargado de dar un par de clases a Kelly y a Zack sobre funcionamiento de bombas atómicas, dejando el detonador en las capaces manos de Kelly justo antes de marcharse con Sanjay a colocar al dispositivo en la Estatua de la Libertad.

Mientras, el grupo llega por fin a Stoneheart. Vamos a decirlo claro, la lucha final no era tal y eso se notaba. Desde el momento en el que Setrakian se da cuenta de que Palmer ya no es él, sino que alberga al Maestro, todos los golpes son previsibles, incluso el típico no funcionamiento de la maquina decisiva para salvar al día pero que finalmente si lo hace. El patrón es obvio y carece de intensidad o dramatismo. Los mejores golpes, obviamente vienen de mano de Quinlan, que finalmente conseguirá poner al Maestro en el sarcófago y encerrarlo para siempre.

No obstante, Eph ha resultado herido y cómo esto solo supondría retrasar al grupo, decide quedarse en el despacho para curarse las heridas mientras el resto se deshace del Maestro. Pero ante el silencio que Kelly sufre al no oír al Maestro, se personará en las oficinas de Palmer junto con su hijo. Se produce así el ansiado encuentro entre exs- que tampoco da mucho de sí. Al final Eph acaba matando a Kelly y...llegamos al momento cumbre.

Zack está presente, lo está viendo todo y puedo hacer el enorme esfuerzo de ponerme en su piel y entender el odio que siente hacia su padre ahora mismo, pues para él su madre aún era su madre. Podría entender en ese momento una huida triunfal, un intento de asesinato, gritos y pataletas. Pero jamás, jamás en la vida comprenderé como un niño de doce años, con un cierto coeficiente intelectual decide que lo mejor para vengarse de su padre es hacer detonar una bomba nuclear.

the-strain-3x10-the-fall

Antes de entrar en la cuestión per se vamos a terminar de comentar el capítulo. La bomba estalla, nuestros héroes se esconden, pero el sarcófago se abre permitiendo al Maestro salir. Todos consideran que lo mejor es esconderse en el subsuelo de Nueva York para evitar la lluvia ácida o más contaminación radioactiva y así lo hacen. Por su parte Zack sale de Stoneheart bajo el abrazo triunfal de Eichhorst que le acoge como si fuera su propio hijo. Y  mientras todo esto pasa solo podemos rezar porque Gus haya conseguido llegar a alguna de las playas de México con las que tanto soñaba.

Ante todo que mi conocimiento sobre bombas nucleares es más que insuficiente, pero de verdad que me pregunto si los daños que han sufrido tanto nuestros protagonistas como la ciudad de Nueva York no son de risa. O sea estalla ahí al lado y ni una sola herida, lo peor es la apertura (perfecta) de un sarcófago. Inverosímil cuanto menos. Lo de Zack por su parte no tiene nombre y mi única esperanza es que Eichhorst le convierta ya en un mini nazi de las juventudes hitlerianas, quizás abrazando su lado oscuro el niño no nos dé tanto asco, creo que mis ansias de que muera desde luego se verían reducidas.

The Strain nos ha regalado la que ha sido, sin lugar a dudas, su peor temporada. No solo ha faltado dinamismo, ciencia, investigación, mitología, sino que todas esas carencias se han visto reforzadas por el nivel de actuación de los actores que salvo los tres que todos sabéis, dejan mucho que desear. No es una mala noticia el fin de la serie en la temporada siguiente, es justo lo necesario para cerrar una historia que nos ha traído uno de esos capítulos en los que estás deseando llegar al final y ver si el siguiente puede mejorar para autoconvencerte de que no estás desperdiciando tu tiempo.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.