The Strain 2×11: Dead End

The Strain 2x11: Dead End

The Strain 2x11: Dead End

Series: The Strain

4 Stars

Summary

Dutch sigue encarcelada y Eichorst no hará pasárselo nada bien. Mientras Nora, Eph y Fet van en su rescate, Setrakian también está retenido. Gus junto con Ángel ayudaran a la familia Gupta a huir de Nueva York.

Coder Credit

El onceavo capítulo de The Strain tiene nombre propio: Eichorst. Dead End es una oda a uno de los mejores personajes de la serie, en un perfecto equilibrio entre pasado y futuro nos adentramos a conocer al más fiel servidor del Amo. 

Dead End nos propone un viaje al pasado, a la Alemania del ascenso de Hitler, donde vive un humilde vendedor de radios. Eichorst, Thomas, es casi el hazmerreír de la empresa donde trabaja. Le falta coraje, valor, no tiene el suficiente arrojo ni siquiera para vender radios.

Es ya al principio cuando nos planteamos ¿cuánto cambió Eichorst? ¿Cómo pudo acabar con el Amo? Parece un hombre bueno, amable y romántico incluso. The Strain podría habernos contado como empezó a relacionarse con el Amo pero acertadamente va más atrás, ¿cómo es alguien capaz de abandonar su humanidad? o mejor dicho, ¿por qué?

Así en flashbacks vamos descubriendo como Eichorst está enamorado de Helga, una joven rubia y atractiva, secretaria de la oficina donde trabaja. En ese momento todos pensamos ya en que Helga le ignorará y él enfadado se unirá con los strigois. Pero la historia va mucho más allá, cuando deciden ir a cenar juntos Helga le anima a ser algo mucho más grande que un simple vendedor de radios, pero Eichorst está desesperanzado, sin ánimos ni fuerzas. Será este el momento sublime en el que un oficial nazi haga su entrada, hablando de la llegada del Tercer Reich, que unirá a toda Alemania ante la grave crisis que sufría el mundo. "¡Alemania te necesita!" gritaba el nazi, unas palabras que calaron en lo más profundo del alma de Eichorst.

La escena llega tanto, es tan creíble, porque realmente sabemos que fue así. El uso de la propaganda, la unión contra el extranjero y el patriotismo exacerbado fueron los causantes de la gran aceptación de Hitler en Alemania, porque recordémoslo aunque nos cueste: Hitler llenaba plazas.

the-strain-2x11-dead-end

Pero si el discurso y la cara de Eichorst es ya de por si para desencajar mandíbulas, aún lo es más la charla con Helga a la vuelta. ¿Qué pasa con los judíos? Eichorst opina igual que el führer son los banqueros judíos los que han provocado la gran crisis económica, son sanguijuelas. Ante estas terribles palabras, Helga confiesa lo que nos imaginábamos, ella es judía. Más admirable es aún la respuesta de Eichorst, Hitler habla de los judíos extranjeros, no los alemanes. ¿Cuánta gente que realmente podía tener algún vecino o amigo judío pensó eso? Mucha, estoy segura. A pesar de esto, Helga le abandonará, él no merece ser más que un simple vendedor de radios, está en su sitio.

Avanzamos ahora unos años para encontrarnos a un Eichorst que realmente ha encontrado su sitio como oficial de la SS. Allí tendrá que hacer frente una vez más a Helga que le pide ayuda, ha sido detenida y está siendo amenazada con la deportación. Ella le dice a los oficiales nazis que le conoce, pero Eichorst en lugar de ayudarla apenas dice que trabajó con ella y que fue acusada de un robo (que por supuesto no sucedió). La sonrisa de Eichorst ante la cara de Helga es realmente escalofriante.

Eichorst disfruta de su nueva posición, siendo respetado, temido, en las calles. Lo que no se esperaba a la vuelta de la esquina es encontrarse a su amada Helga con sus padres, ahorcados. La cara de Eichorst se descompone en un rictus de tristeza, pero rápidamente se recompone, sabe que le observan y con una leve sonrisa sonríe y tira un cigarro. Al darse la vuelta su gesto es ya muy distinto.

the-strain-2x11-dead-end

¿Y todo esto en que repercute en su presente? ¿Por qué nos interesa? Bueno para empezar entendemos los orígenes nazis de Eichorst, entendemos mucho mejor a su personaje y Richard Sammel se merecía este capítulo para hacer lucir a su personaje como solo él sabe. Pero recordemos cómo acabó The Assassin, con Dutch encadenada en manos de nuestro protagonista de esta semana. Gracias a su pasado nos damos cuenta que lo que planea con Dutch se escapa y mucho de todos nuestros planes. Rubia, alemana, con labios carnosos, Dutch es la reencarnación de Helga, esa Helga que nunca pudo tener.

Es interesante esta relación captor-cautiva, incluso aunque la hayamos visto cientos de veces, precisamente por la sorpresa. La escena del pintalabios rojo es magnífica porque nos hace ver hasta qué punto Eichorst está obsesionado, pero ¿la escena de bajarse los pantalones Dutch? En mi opinión no hacía falta, ya sabíamos lo que Eichorst veía en Dutch y está claro que su relación con Helga no iba por ese lado. Eichorst era mucho más romántico, un "caballero" por así decirlo, incluso tras la muerte de Helga el hombre casi se echa a llorar, ¿realmente haría eso con Helga? ¿O precisamente lo hace porque sabe que no es Helga? Aun así no es el tipo de personaje que nos han vendido.

the-strain-2x11-dead-end

Dutch conseguirá escapar gracias a un spray que robó al policía que Eichorst atacó en la celda y comienza una persecución larga. Aunque los planos de Dutch eran buenos, la banda sonora no acompañaba y ver como Eichorst se quitaba la lentilla y se observaba en el espejo era demasiado largo. Al final, ya capturada llegaran nuestros héroes, Eph, Nora y Fet que sin demasiados problemas, salvaran a Dutch.

Pero la alemana no ha sido el único personaje capturado, recordemos que Setrakian acabó también con un golpe en la cabeza tras encontrarse el Occido Lumen. Cuando se despierta se encuentra maniatado y descubre que efectivamente, el Occido estaba en posesión de un casi anciano ya Rudyard Fonescu. El hombre se niega a venderle el libro, tiene sus propios planes y se marcha dejando allí a Abraham, al que se le vuelve a escapar el libro, justo delante de sus narices. Fonescu irá a ver a Alfonzo Creem, que en un principio había prometido a Setrakian ayudarle a conseguir el Lumen, ¿lo hará o tiene sus propios planes para el libro?

Por su parte volvemos también en este capítulo, aunque sea brevemente, a encontrarnos con Gus que prepara la salida de la familia Gupta. No podía ser de otra manera, antes de irse, el antiguo pandillero confesará a Aanya que no irá con ellos y ambos se entregan a la última noche de pasión que les queda.

Gus hará prometer a Ángel que cuidará a toda la familia, que les ayude a estar seguros. Lo que no esperaba él es que una vez que la familia pase la valla que separa la frontera de la ciudad (no sin problemas), el antiguo luchador abandona el coche y se une a Gus. "Ya están seguros" dice, Quinlan se encontrará por tanto con un nuevo aliado y espero que de mucho juego, porque estoy segura que si consigue luchar al 100% será todo un disfrute.

the-strain-2x11-dead-end

¿Y a vosotros y vosotras que os ha parecido el capítulo? ¿Qué fue de la intro que vimos en The Battle For Red Hook? ¿Tendremos más flashbacks sobre Eichorst? ¿Sabía el Amo lo que estaba haciendo con Dutch? ¿Hará Quinlan algo para arreglar la rodilla de Ángel? ¡Contadnos todas vuestras impresiones!

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.