The Handmaid’s Tale 1×01: Episodio 1

The Handmaid's Tale 1x01: Episodio 1

The Handmaid's Tale 1x01: Episodio 1

Series: The Handmaid's Tale

5 Stars

Summary

Ambientado en un futuro distópico, una mujer es forzada a vivir como concubina en una dictadura teocrática-fundamentalista.

Coder Credit

El corazón me late más rápido que de costumbre, mis ojos solo ven rojo y blanco y mi mente lleva trabajando varias horas intentando analizar lo que he visto. Todas las críticas de The Handmaid’s Tale indicaban la calidad que tendría la serie, su gran argumento y la destreza a la hora de ejecutarlo. Seamos sinceros, a veces no podemos fiarnos mucho de las críticas que leemos en los medios oficiales. ¿Han sido sinceros? ¿Merece la pena ver al menos el piloto de la nueva serie de HBO? La respuesta está muy clara: Sí. Para conocer lo que nos ha llevado a esta opinión, continúa leyendo.

La serie protagonizada por Elisabeth Moss (Mad Men) explica el presente a partir del pasado, sin incidir mucho en ello —al menos en el primer episodio—. En una realidad alternativa, la humanidad se ha visto tan contaminada por los humos y químicos presentes en el día a día que han perdido la fertilidad. La raza humana no puede seguir adelante y en medio de todo el caos estará un grupo de fanáticos que poco a poco irán haciéndose con el poder.

Seguimos la historia de manos de Offred (Moss) quien, a pesar de no mostrarnos la transición de vivir en libertad a encontrarse bajo el poder de la organización, enseña a la perfección cómo es la vida dentro del nuevo régimen en el que se encuentra. De todos los estratos posibles, la mujer acabaría como una de las llamadas Handmaids, las mujeres encargadas de tener los hijos de los hombres importantes. No solo se encargaría de perpetuar la especie, estaba obligada a servir al Comandante (Joseph Fiennes).

Su captura la llevó al Círculo Rojo, un centro de “adiestramiento” para las handmaids, en la misma época que su mejor amiga Moira (Samira Wiley). Allí descubrirá cómo aplican la doctrina del miedo interpretando las escrituras de la forma más literal, siempre a su favor. Cualquier excusa sirve para ser castigados: la insubordinación, la homosexualidad, crímenes contra la reproducción natural… Has de seguir la corriente si quieres seguir viva, y Offred ha de continuar sobreviviendo por su hija, a quien también han capturado los seguidores del Comandante.

En el mismo lugar conocerá a Janine (Madeline Brewer), una mujer que inicialmente no quiere doblegarse ante el poder de los extraños. Sin embargo, la brutalidad emocional y física que sufrirá la llevará a perder el juicio. Quienes sentirán la violencia de forma diferente serán Ofglen (Alexis Bledel), su compañera handmaid en la que no puede confiar, e incluso Serena (Yvonne Strahovski), la señora de la casa en la que vive. La primera tendrá que ocultar su naturaleza por miedo a la represión, y la segunda tendrá que intentar lidiar con la idea de ser la esposa trofeo de un magnate, sin derechos, pero sin el privilegio de poder vivir libremente.

El piloto de The Handmaid’s Tale nos muestra la disparidad de libertad y opresión, así como los diferentes grados de autonomía dentro de la opresión que se vive en Estados Unidos en la actualidad de la serie. Eso sí, lo que más destaca a cada segundo que pasa es la violencia y brutalidad que, sin ser explícita, te llega a cada una de las terminaciones nerviosas.

Me gustaría hacer un apunte concreto en este aspecto, pero para ello he de describir una de las escenas más brutales de la primera entrega de la serie. Ignora este párrafo y el siguiente si prefieres mantenerte alejado de spoilers importantes. En la escena, todas las handmaids son llamadas a un claro donde se imparte justicia. Un hombre ha violado a una handmaid embarazada, resultando en el aborto de la misma. Cuando el silbato suene, tendrán libertad para hacer cualquier cosa que quieran al condenado. Un silbido más y tendrán que parar.

En esos segundos, entre silbido y silbido, cada una de las handmaids volcará todas sus frustraciones, su dolor, su rabia… en buscar la poca libertad que les dejan, aunque sea haciendo daño a otro ser humano. Entre tanta violencia uno se llega a preguntar si es todo esto parte del único desahogo que tienen o si por fin han conseguido deshumanizar a la raza humana —o al menos a un sesgo de ella.

Volviendo a lo más general, la construcción de los personajes y su interpretación deja helado al seriéfilo más veterano. Desde la locura no-tan-hilarante de Janine, que te lleva ver hasta donde ha llegado la crueldad humana —no solo torturándola, sino dejándola vivir cuando ya no queda nada que pueda recordar a ella— hasta el sufrimiento en primera persona de Offred, cómo intenta superar la situación en la que se encuentra, no dejarse llevar por el dolor, todo por una motivación mayor.

Ver desde su perspectiva la persecución brutal que llevan a cabo los espías, provocando que no se sienta segura de la autenticidad de ninguna persona que la rodea, te transporta a esa misma escena y te hace sentir la soledad y paranoia de la protagonista. Para Offred todos son el enemigo y, ¿quién nos dice que no es así?

Podría hablar del plano técnico de la serie, decir que su fotografía ayuda a mantener cierta intemporalidad en la historia, pero lo cierto es que la fuerza de The Handmaid’s Tale no radica en la imagen sino en el contenido.

La carga emocional, las tramas de los personajes y el mundo postapocalíptico que creó en su día Margaret Atwood para la novela en que está inspirada la serie hacen de esta una serie para ser analizada y madurada. No es una serie para hacer maratón, sino para ver un episodio, analizar todos los lazos con temas actuales —que estoy segura se verán más adelante—, las repercusiones que tiene este mundo y sentir el miedo de lo que una comunidad, dadas las circunstancias adecuadas, es capaz de hacer.

The following two tabs change content below.

Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.

About Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.