The Good Doctor 1×08: Apple

The Good Doctor 1x08: Apple

The Good Doctor 1x08: Apple

Series: The Good Doctor

5 Stars

Summary

En un día aparentemente normal, Shaun acaba estando presente en un atraco con víctimas y sus compañeros temen que el trauma lo haya afectado.

Coder Credit

El capítulo de esta semana nos muestra de nuevo la vulnerabilidad de Shaun, acostumbrado a controlar las situaciones y mantener sus rutinas, cuando un suceso imprevisto lo estresa y hace que pierda por completo la calma. A partir de ahí veremos la preocupación de Aaron y Melendez, que dudan si el chico debe seguir trabajando o cogerse el día libre, pero Shaun no está dispuesto a marcharse cuando hay vidas que salvar.

Que Shaun Murphy es un chico de costumbres es algo que sabemos desde el primer episodio, tiene cronometrado el tiempo que dedica a cada tarea cotidiana y no se sale de ahí. Incluso controla lo que come y bebe para asegurarse que toma todas las vitaminas y nutrientes necesarios para estar sano, y así es cómo da comienzo el caos. Está en casa y parte de su desayuno consiste en una manzana, pero antes de que pueda darle el primer bocado aparece su vecina Lea para quejarse del casero.

El chico la escucha mientras ella le explica que le cortaron la luz durante quince minutos porque dicen que pone la música muy alta, Shaun replica que eso es cierto y por ese motivo él usa tapones para los oídos. Lea se frustra al ver que su vecino, al que considera un amigo, no la apoya y coge la manzana para darle un par de bocados ante la expresión atónita del chico. Y ya cuando éste le recomienda que use cascos para no molestar, la joven se enfada y se larga cabreada de su apartamento.

La necesidad de comer una manzana hace que Shaun vaya a una tienda a comprar una antes de irse al trabajo, con tan mala suerte que aparece un atracador y empieza a chillarle que le dé su cartera y su teléfono. Nuestro protagonista no reacciona bien en este tipo de situaciones y se pone muy nervioso, sufriendo un ataque de ansiedad que provoca que una joven resulte disparada mientras que el delincuente es neutralizado con un bate por el dependiente del local.

Lea, Shaun y la manzana que lo complica todo

Los miembros del hospital reciben la llamada de que Shaun estaba presente en el atraco y se asustan por si le ha sucedido algo. Melendez intenta convencerlo para que se vaya a casa ya que ha sufrido un shock muy grande, pero su residente le resta importancia. Aaron será más insistente y hasta lo hará ir a la psicóloga del centro para que lo evalúe, Shaun está nervioso y suele evitar el tema pero parece estar bien aunque el acompañante de la chica herida lo haya acusado de tener la culpa.

Nos enteramos que el ataque de pánico que sufrió el joven hizo que el atracador se alterara y disparara sin querer a la chica, por lo que Aaron le explica que, aunque toda la culpa es del ladrón, su reacción al robo contribuyó a que la paciente se debata ahora entre la vida y la muerte. Éste es el momento perfecto para que el presidente del hospital vuelva a sacar el tema de que Shaun debería tener ayuda y alguien que lo guíe, porque tal vez no es buena idea que viva solo pero el otro no quiere ni oír hablar del tema y se marcha para seguir trabajando.

Melendez junto a Jared y Shaun serán los encargados de tratar a la chica, se nota el cambio de opinión que ha habido sobre el nuevo residente desde que comenzó la serie. Ya no hay excusas absurdas para tratar de echarlo de los casos sino que lo valoran y aprecian su ayuda y su opinión, incluso vemos las caras de asombro de Jared y Melendez viendo la maestría de Shaun para ejecutar una sutura en un momento crítico con la paciente. Una vez salen de quirófano solo queda esperar a las siguientes horas que son vitales para ver si la mujer se recuperará o no, y Shaun se queda de guardia para controlarla.

Aaron está preocupado por su protegido

En cuanto a Claire, le toca tratar al atracador y lo que al principio parecía ser otro caso como tantos se convierte en algo complicado para la chica cuando descubren que tiene un esvástica nazi tatuada en el pecho. La actitud de la doctora cambia al momento, algo que no pasa desapercibido para la jefa de urgencias. Claire además le rebate su opinión sobre la gravedad de las heridas del paciente, y lo hace delante de más personal médico, algo que no le hace ninguna gracia a la mujer y la castiga primero echándola del quirófano y segundo dejándola encargada de velar por la salud del hombre.

Claire no disimula su rabia por lo ocurrido, y cuando habla con el hombre se nota su recelo hacia él, sobre todo cuando el tipo no deja de provocarla porque la considera inferior. La residente irá a disculparse con la doctora para pedirle que deje una enfermera al cargo, pero la otra no cede, y Claire irá incluso a rogar la ayuda de Melendez que la aconseja asumir la consecuencia de sus actos y no volver a cabrear a la otra doctora.

La joven finalmente se traga todo su enfado y decide tratar al tipo ignorando todo lo que pueda decir, pero entonces éste empeora y ve que tiene el cuello muy hinchado impidiendo que pueda respirar. No puede esperar a que llamen a la doctora responsable, y ésta llegue porque el hombre puede morir en cuestión de minutos, por lo que toma la decisión de hacer un pequeño corte en el cuello para aliviar la presión y pese a la dificultad logra salvar su vida.

Cuando todo se resuelve, Claire irá a disculparse de nuevo con la jefa de urgencias pero delante de más personal médico. Se ha dado cuenta que no puede desautorizar a otros doctores delante de más compañeros y su disculpa debe ser pública, algo que la mujer agradece. Todo este caso nos hace ver que los médicos deben atender a todo tipo de personas dejando atrás sus sentimientos, no siempre van a ser personas inocentes y que merecen ser salvadas, también se van a encontrar con gente racista que los odia y los desprecia pero deben mantener su profesionalidad, algo que es realmente difícil.

Claire tampoco tiene un buen día

Regresando a la chica con la herida de bala, Shaun está muy pendiente de ella y gracias a eso se da cuenta que la joven está reteniendo mucho líquido, tiene las piernas hinchadas y sus riñones además de sus pulmones están fallando. Melendez sabe que deben extraerle líquido para que pueda respirar y le pide a Shaun que clave la aguja de extracción en el pecho, y aquí volvemos a comprobar que el médico valora de verdad a su residente.

Porque cuando el acompañante de la joven, al que habíamos tomado como su novio pero resulta que solo era su primera cita, chilla que no deberían dejar que Shaun atienda a la paciente Melendez le grita que se calle porque no sabe nada sobre Shaun.

Una vez resuelto el problema, al menos por el momento, el chico se confesará ante Shaun diciendo que pensaba dejar plantada a la paciente porque no en persona no era como parecía en foto. Vamos, que se siente culpable de lo ocurrido y ha pagado toda su rabia con el pobre Shaun, que bastante tiene con haber tenido que sufrir una situación tan dura como la que ha vivido. Pero si hay algo que destaca en nuestro querido médico es que no es rencoroso y se limita a decirle que la culpa es del ladrón, y no suya.

El jefe de residentes defiende a Shaun

Jared y Melendez se reúnen con Shaun para ver el estado de la mujer, sigue sin mejorar y no entienden por qué, el próximo órgano en fallar es el corazón y eso significa su muerte si no actúan rápido. Shaun propone insertar una bomba que trabaje por el corazón para evitarlo, pero Jared comprueba todos los resultados de las pruebas y comenta que tal vez no sea lo que creen y se trate de una hemorragia interna.

Melendez mira a uno y otro, las dos ideas son válidas y pueden tener razón pero la decisión es suya, tras pensarlo en pocos segundos porque no pueden tardar mucho más tiempo en hacer algo, decide seguir el instinto de Jared y van a quirófano para buscar la herida que hay en su interior y cerrarla. Tras revisarla no saben de dónde puede proceder la pérdida de sangre y no les queda más remedio que abrirla desde el pecho hasta el abdomen para localizar cuanto antes la herida. Pero Shaun hace una reconstrucción mental de la zona de entrada y salida de la bala y dónde pudo haber causado algún daño, diciéndoles que abran directamente entre dos costillas.

Jared y Melendez obedecen al momento, dando con el origen de la hemorragia y cerrándola, lo que supone la salvación de la paciente. Es entonces cuando Shaun murmura que se equivocó al creer que el corazón de la paciente fallaba, su jefe lo consuela diciendo que sí, se confundió pero lo arregló salvándole la vida al detectar dónde tenía la herida. El joven sonríe un instante y se gira hacia Jared para darle la enhorabuena por haber dado con el problema, y lo felicita por el trabajo bien hecho.

Jared no puede más que sonreír agradecido y sorprendido por el gesto del joven, que nos vuelve a demostrar que pese a toda la carga que lleva por su condición y los prejuicios que debe soportar, es una persona noble y puramente buena que solo quiere ayudar. Sí, a veces se pasa con su honestidad pero nunca es con mala intención ya que hace lo que considera que es mejor.

Jared también empieza a apreciar a su compañero

Por último nos encontramos a Aaron y Jessica Preston en una pista deportiva, ambos están tristes porque hace 13 años de la muerte de Maddie. Por la conversación que mantienen llegamos a la conclusión que se trataba de la hija de Aaron, Jessica era amiga suya y los dos se sienten culpables por no haberla podido ayudar. La mujer le dice que está enmendando su error con Maddie ayudando a Shaun. Espero que desarrollen algo más esta trama, ya conocemos bastante mejor a los compañeros del protagonista pero ya es hora de saber más cosas de los miembros de la junta, con Jessica y el doctor Andrews a la cabeza.

En la última escena volvemos a ver a la vecina de Shaun que aparece para hablar el chico se disculpa por no haberla apoyado y ella le pide que no lo haga porque le gusta que sea tan sincero porque nadie más lo es. Shaun acaba confiando en ella para explicarle lo sucedido esa mañana y el error que cometió, no le da más información, solo lo suficiente para desahogarse y Lea lo abraza, un contacto que Shaun no rechaza y acepta como consuelo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.