The Flash 4×10: The Trial of the Flash

The Flash 4x10: The Trial of the Flash

The Flash 4x10: The Trial of the Flash

Series: The Flash

4 Stars

Summary

Barry Allen se enfrenta al juicio por el asesinato de Clifford DeVoe, en el que todas las pruebas están en su contra. ¿Será capaz de demostrar su inocencia sin tener que verse obligado a desvelar que es The Flash?

Coder Credit

Las vacaciones no le han sentado nada mal a The Flash. Y sí, puede que las cosas no le estén yendo nada bien a Barry Allen en el juicio por el asesinato de DeVoe, ya que absolutamente todas las pruebas le señalan como culpable, pero en lo que se refiere al interés de la serie la cosa ha mejorado bastante.

Tal vez sea por el cambio de escenario, pues un tribunal de justicia siempre consigue darle más seriedad al asunto, o por el simple hecho de que al final la cosa no se ha solucionado en el último minuto de una manera sorprendente (e irreal), como nos tenían acostumbrados…

Pero siempre y cuando lo que ocurra tenga su lógica, compro que Barry se quede un tiempo en prisión. Y mucho mejor si eso también sirve para recordarnos esos momentos tan emotivos, que eran uno de los puntos fuertes de la serie pero que últimamente parecían haberse olvidado.

Porque es verdad que esta temporada se suponía que iba a ser menos dramática comparada con la anterior, con todo lo de la posible muerte de Iris y el Barry malvado en forma de Savitar. Pero una cosa es que haya menos drama y otra que en una situación de la que es imposible que te libres en 10 minutos… acabes haciéndolo en cinco y medio, y que fue exactamente lo que le ocurrió cuando salió del Speed Force.

Así que en resumen, por el simple hecho de que al final el juicio no se ha ganado gracias a un discurso superemotivo por parte de su abogada, que era lo que me temía al principio, sino que lo que hemos visto ha sido un héroe sacrificándose una última vez para ayudar a los inocentes, aunque ello implique pasarse toda la vida en la cárcel, ya ha merecido la pena que esta temporada tenga un poquito de drama.

Y si encima ese drama nos ha permitido recuperar a ese Joe que haría lo que fuera por ayudar a su hijo, incluso corriendo el riesgo de perder su placa de policía, pues mucho mejor. Y es que últimamente habíamos visto a un Joe que no parecía Joe, pues lo que parecía era que lo único importante era que se le viera preocupado por sus hijos, aunque el resto de su comportamiento no tuviera ningún sentido.

Sin embargo, esta vez hemos recuperado al Joe emotivo del principio de la serie. Ese que cuando te mira con esos ojitos llorosos y dice lo que dice es imposible que no te emociones, aunque se suponga que esta es una serie de acción y superhéroes. Pero si toda esa acción y todos esos actos valerosos no tienen ningún sentido, al final la serie de acción acaba convirtiéndose en un despropósito.

Y esto, al menos en el episodio de esta semana, no lo hemos visto. Por ello Joe, pese a estar muriéndose por dentro por ver que van a condenar a su hijo por un crimen que no ha cometido, al final comprenderá que ese no es el camino a seguir, pues se supone que él sí es uno de “los buenos de la historia”. Y lo mejor es que llega a esa conclusión tras tener una charla de lo más intensa con Ralph Dibny, quien le pide a Joe que no repita el mismo error que cometió él en el pasado y por el que todavía se arrepiente, lo que consigue además que Ralph se desprenda un poco de esa imagen de “personaje cómico” que parecía que era la única que tenía, y que, la verdad, le ha sentado francamente bien.

Otro tanto ha ocurrido con Iris. En este episodio hemos visto a una mujer sufriendo por su marido, consciente de que todo está en contra de Barry, y aun así intentando mostrarse fuerte por él. Y cuando no es capaz de reunir todo ese optimismo que parece no abandonar a Barry, incluso en la peor situación, hemos visto a una mujer desesperada por salvar a su compañero, aunque ello implique desvelar su gran secreto: que él es The Flash.

Pero afortunadamente no lo ha conseguido. Y no, esta vez el problema no se ha solucionado con esa conversación tan típica entre los dos, pues ni todas las conversaciones del mundo podrían haber ayudado a salir a Barry del problemón que tiene. Especialmente cuando al escenario sube otra mujer, la de Clifford Devoe.

Porque la que parecía que era un simple secuaz sin cerebro de los que siempre se rodean los villanos, ha demostrado ser una mujer de armas tomar. Y sí, es una pena que su sorprendente actuación en el estrado, incluso cuando parecía que todo estaba en su contra, como cuando le enseñaron las fotografías en las que aparece besando al hombre que ahora resulta que es su marido pero que el resto del mundo no sabe, sólo haya servido para complicarle más las cosas a Barry. Pero hay que reconocer que la tía lo ha hecho de vicio y que Barry lo tiene muy, muy complicado para salir de este problema.

Y así ha sido como hemos llegado al final del episodio, en el que incluso ha habido tiempo para que aparezca un metahumano y podamos ver a The Flash salvando el día una última vez. Un final diría que hasta épico con esa confrontación de los dos discursos: uno por parte del capitán de policía del CCPD que reconoce la labor de The Flash, y otro del juez que está juzgando a Barry Allen sin conocer todos los detalles…

Y la verdad hay que admitirla: todos esos detalles que componen la vida de Barry Allen, si no incluyen que Barry Allen también es The flash y se dedica a salvar la vida de cientos de personas, aunque ello implique poner en riesgo la suya, hacen que Barry Allen no salga muy bien parado.

Y eso es justo lo que le ha ocurrido y motivo por el que ahora Barry Allen está siguiendo, tristemente, los pasos de su padre, al haber sido juzgado por un crimen que no cometió y sin poder hacer nada para demostrarlo, porque en ese crimen intervino un metahumano que hizo que ocurriera lo imposible. Y eso, a no ser que seas The Flash, es imposible de aceptar.

Y para colmo la última escena ha sido especialmente dramática al acabar Barry ni más ni menos que en la misma celda en la que vivió su padre durante la mayor parte de su vida.

Lógicamente Barry no pasará tanto tiempo en prisión, pues no deja de ser el héroe de su propia serie, pero sí tengo curiosidad por ver cómo lo soluciona. De momento parece que el Team Flash tiene un hilo del que tirar, que es todo ese sinsentido que no hacía más que repetir cuando acababa de salir del Speed Force y en el que mencionó algo de que “él no lo hizo”, por lo que es de intuir que el resto de sus “premoniciones” también vayan a cumplirse.

Pero sea como sea, eso lo veremos la próxima semana. Lo que significa que por una vez el tiempo correrá igual de despacio para Barry Allen, como corre para el resto del mundo.    

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.