The Flash 4×07: Therefore I Am

The Flash 4x07: Therefore I Am

The Flash 4x07: Therefore I Am

Series: The Flash

4 Stars

Summary

Tras haber encontrado al hombre que se esconde tras el nombre de Clifford DeVoe, y no ser para nada quien había esperado, Barry Allen pondrá a prueba sus dotes detectivescas.

Coder Credit

¡Por fin hemos tenido un episodio diferente! Y es curioso que para eso hayamos tenido que volver al pasado y a la noche en que todo comenzó, cuando tuvo lugar la explosión del acelerador de partículas que convirtió a Barry en The Flash. Pero si era necesario tirar de flashback para contar la historia de Clifford DeVoe, bienvenido sea.

Y es que no hay nada que más enganche de una historia de superhéroes como es el origen de ese héroe. Es decir, conocer ese hecho, generalmente accidental, que hace que una persona con buen corazón se encuentre en el sitio correcto y en el momento adecuado para acabar convirtiéndose en una persona con poderes asombrosos, y que a partir de ese momento dedicará su vida a salvar a los inocentes,

Pero si encima la historia que descubrimos es la del villano de turno, pues mucho mejor. Porque estaréis conmigo con que, a no ser que estemos hablando de esos clásicos villanos que son malos simplemente porque sí, como si no tuvieran nada mejor que hacer en la vida, generalmente tienen bastante razón de peso para ser como son.

Y ese ha sido precisamente el caso de Clifford DeVoe. Un hombre que sólo buscaba ser más inteligente para de ese modo inspirar más al mundo y desvelar todos los misterios que se escondían en él, pero que eligió estar en el peor sitio y en el peor momento posible: junto al acelerador de partículas la noche que estalló.

Pero a diferencia de lo que le ocurrió a Barry Allen, que pasó de ser un chico corriente a un superhéroe, o de esa gente que tenía poderes sorprendentes y sólo los usaba para robar bancos, a DeVoe le tocó contraer una enfermedad mortal que, ironías de la vida, su extremada inteligencia estaba haciendo que se desarrollara con muchísima más rapidez.

En conclusión tenemos a un villano que tiene bastantes razones para odiar al mundo, pero que a diferencia de lo que haría un héroe no decide usar esa rabia para ayudar a la gente, sino para vengarse de los culpables de que sea así… Y al parecer, en el caso de DeVoe esa rabia está especialmente dirigida hacia Barry Allen.

Pero además de conocer la trágica historia de The Thinker, ya que Cisco le ha bautizado oficialmente, el episodio de esta semana también ha servido para mostrarnos un lado distinto de Barry Allen. Esto es, ese lado más detectivesco y que además deberá poner a prueba él solo, ya que nadie de su equipo le creía cuando decía que ese profesor en silla de ruedas era un supervillano.

Y sí, lo raro es que el principal sospechoso de tantos asesinatos sea un hombre en silla de ruedas, y que lo normal es que eso se achaque al hecho de que el primer supervillano al que hizo frente The Flash era otro profesor sumamente inteligente y que, en teoría, también iba en silla de ruedas.  Pero a lo que nosotros nos interesa es que hemos podido ver a Barry aparcando el traje de The Flash por una semana, y a cambio dedicarse a espiar a DeVoe e intentar tenderle emboscadas.

El problema es que eso ha resultado ser muy difícil con un hombre tan sumamente inteligente que tenía previsto cada movimiento que haría Barry, lo que hará que al final Barry no sólo se quede con las ganas de detenerle, sino que además sea suspendido del cuerpo de policía durante varias semanas… Aunque, viendo el lado positivo, como la semana que viene se casa, ese tiempo libre le va a venir de vicio para ultimar los preparativos de la boda.

Pero sin duda lo mejor es que al final sí ha conseguido convencer a su equipo del Team Flash de que su nuevo enemigo es ese afable profesor que va en silla de ruedas, y que además van a contar con la ayuda de Wally, que ha aparecido por sorpresa para echarles una mano.

Y menos mal que lo ha hecho, porque si ya me parecía triste que no hubiera estado en la despedida de soltero de su cuñado… ¿en serio no iba a acudir a la boda de su hermana?

Y hablando de Iris… ¿Soy la única a la que le ha sorprendido verla en modo jefa? Porque está claro que ahora Iris ha dejado su trabajo de periodista para ayudar al Team Flash, y que ese puesto se lo adjudicó ella misma cuando Barry entró en el Speed Force para cumplir esa promesa que le hizo de que seguiría adelante. Y eso es estupendo, por supuesto…

Pero, siendo sinceros ¿qué experiencia tiene Iris para decirle a un policía tan veterano como su padre cómo debe hacer su trabajo? ¿O lo mismo con Caitlin, Cisco y Harry, que son algo así como las mentes más brillantes del planeta? Y sí, está claro que siempre tiene que haber un líder que organice el trabajo en equipo, y que para ello lo importante es que sea una persona capaz de tomar decisiones rápidas… Pero me sigue resultando muy extraño verla en esa posición.

Creo que el problema ha estado en que no hemos podido ver esa evolución de Iris como líder y especialmente su actuación cuando más falta hizo: esto es, cuando Barry no estaba y el equipo necesitaba de alguien que tirara de él, aunque fuera desde el punto de vista moral. Pero ¿qué pasó? Pues que esa época donde Barry no estaba y Iris era la jefa indiscutible, duró algo así como cinco minutos, por lo que es normal que ahora choque tanto verla como la jefa que se dedica a dar órdenes a diestro y siniestro.

Supongo que es cuestión de acostumbrarse, para lo que espero que sigamos viéndola con esa nueva faceta.

Pero primero, eso sí, llega el evento que tendrá lugar la próxima semana y al que estamos todos invitados, así como todos los héroes del planeta Tierra… más unos cuantos invitados recién llegados de otras Tierras.

Y es que la semana que viene llega el supercrossover CRISIS, ¡y nos vamos de boda!

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.