The Flash 4×06: When Harry meet Harry…

The Flash 4x06: When Harry meet Harry…

The Flash 4x06: When Harry meet Harry…

Series: The Flash

2.5 Stars

Summary

Tras descubrir cómo se llama el nuevo enemigo al que deben hacer frente, el Team Flash inicia una investigación que contará con la ayuda de “nuevos” conocidos llegados de otras Tierras.

Coder Credit

Un típico capítulo de The Flash es el que hemos tenido esta semana, con todos los ingredientes que hacen falta para una historia de superhéroes: Primero tenemos al nuevo metahumano de la semana que fue creado a raíz de que Barry saliera del Speedforce, y que va a usar sus poderes para hacer justicia con el pueblo de los indios nativos. Una causa que, aunque noble, no evita que siga estando mal que mate a la gente usando su peculiar poder: animar y controlar cualquier objeto siempre que sea de aspecto humano o animal… Sí, los días en los que los poderes metahumanos consistían en volar, ser superfuertes o lanzar fuego, ya han quedado atrás.

Mientras, la investigación para descubrir quién es el famoso DeVoe corre a cargo de Harry y compañía… Y sí, aquí tenemos la típica trama “divertida” cuya función es simplemente la de entretener un poquito y arrancar alguna que otra sonrisa… Pero, sinceramente, creo que aquí se han emocionado mucho con sus pretensiones. O, mejor dicho, han creído que podían sacar algo divertido con una historia tan trillada como es la de presentar a distintas personalidades de un mismo personaje.

Porque la primera vez que visitaron Tierra 2 estuvo interesante ver las otras versiones de Barry, Iris, Joe y compañía, y no dejaba de ser la novedad. Pero volver a usar esa táctica, y encima con un personaje del que realmente cada temporada hemos visto una personalidad nueva, ha sido como rizar el rizo… y acabar haciéndose un nudo.

Y mira que soy fan de Harrison Wells y sus múltiples personalidades pero, la verdad, podrían haber escogido algunas un poco más interesantes en lugar de ir directamente a la broma fácil con tres “alter ego” que más tópicas no podían ser: un genio egocéntrico con acento alemán, un hombre medio máquina y un exhibicionista… Tal vez eso en una serie donde la originalidad sí es la tónica general habría estado bien a la hora de aligerar un poco tanta tensión… Pero cuando no ha habido nada de eso en lo que llevamos de temporada, resulta simple y casi ridículo, y más aún cuando ya partías de un buen potencial como es la capacidad de Tom Cavanagh de ser a la vez distintos personajes.

Y luego está lo del nuevo ayudante de The Flash, que me resulta de lo más curioso. De entrada, estaba convencida de que veríamos a Plastic Man solo ocasionalmente, cuando fuera necesario meter a un nuevo héroe que además servía como elemento de humor en la historia. Pero en lugar de ello nos encontramos con que Plastic Man es, oficialmente, el nuevo ayudante de Barry Allen.

Lo que significa que nuevamente Barry deberá hacer de profesor de héroe, y sobre todo deberá intentar meterle en la cabeza a Ralph Dibny que lo importante en su trabajo es salvar al inocente y no ir directo a por el malo para acabar el día como el gran héroe que ha salvado la situación.

Y en ese sentido se ha cumplido a raja tabla todo lo que cabría esperar de esta historia: primero momento gracioso con el pobre ladrón que no se le ocurre otra cosa que atracar a dos superhéroes, y que efectivamente es algo así como “Cómo ser un superhéroe, primer nivel” (eso sí ha estado más gracioso), luego momento bronca por parte de Barry de que lo importante es salvar a la gente y que Ralph no termina de entender, como el capullo que se supone que es… y finalmente momento dramático del día cuando acaba herido uno de esos inocentes (y una niña, para darle mayor dramatismo) que hará que   se replantee su forma de actuar.

En otras palabras: el episodio de esta semana sí ha sido una clase en toda regla de “Cómo hacer una serie de superhéroes, primer nivel”. ¿Problema? Que estamos en la temporada 4 y a estas alturas parecía que ya no hacía falta recurrir a este prototipo de historia de superhéroes… Qué demonios, pensé que con la marcha de Wally esa parte de maestro y aprendiz iba a desparecer para siempre.

Y no voy a negar que un episodio sencillito y relajado viene bien de vez en cuando, sobre todo cuando hay una trama tensa y dramática a más no poder… Y es cierto que la temporada anterior de eso hubo para rato, lo que hacía que muchas veces nos planteáramos qué serie estábamos viendo, pues se suponía que The Flash era el superhéroe más gracioso y alegre, a diferencia de, por ejemplo, un Arrow que siempre debía soportar el peso del mundo en sus cansados hombros.

Pero, digo yo, ¿no se puede encontrar un término medio? Algo para que no sea pasar de ver una serie donde todo es drama y tu superhéroe ya no parece tu superhéroe, a ver una serie que directamente parece hecha para niños por la sencillez de sus tramas… con todo el respeto a las series para niños, muchas de las cuales le dan mil vueltas a las de los adultos.

En fin. Supongo que el principal inconveniente que tienen las series de superhéroes son la gran cantidad de episodios que forman sus temporadas (¡24 episodios ni más ni menos!) lo que obliga a ir MUY relajados al principio para que la verdadera tensión se reserve para mitad de temporada y la última recta final… Lástima que esa misma teoría no tenga en cuenta que nosotros, los espectadores, somos los que al final acabamos sufriendo ese excesivo relajamiento, y lo que hace que no más de una vez nos planteemos qué serie estamos viendo o, peor aún, por qué demonios seguimos viendo esa serie.

Ahhh, el trabajo de seguidor de series. Ese sí que no está pagado…

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.