The Flash 4×01: The Flash Reborn

The Flash 4x01: The Flash Reborn

The Flash 4x01: The Flash Reborn

Series: The Flash

3.5 Stars

Summary

Han pasado seis meses desde que Barry Allen debió entrar en el Speed Force para salvar al mundo de un cataclismo provocado por todos sus viajes en el tiempo. Durante ese tiempo Iris se ha hecho cargo de la situación para mantener la ciudad ha salvo, pero la llegada de un peligroso enemigo les obliga a acudir al mejor.

Coder Credit

The Flash ya está de vuelta. Tras seis meses de ausencia (cuatro meses y medio para nosotros, los mortales), Central City vuelve a acaparar toda nuestra atención, a la espera de las novedades que llegarán esta temporada. De entrada, una esperada boda tendrá lugar, siendo además el arranque del supercrossover de esta temporada, y The Flash llega con un traje nuevo más colorido que, esperemos, sea reflejo de un menor dramatismo.

Pero se puede decir que ahí acaban todas las novedades. Y eso que por el inicio del episodio realmente parecía que habían cambiado muchas cosas. Ahora era Iris West la que estaba al mando, ya que en las calles Cisco no se separaba de Kid Flah para entre los dos hacer frente a los enemigo metahumanos. Y por si fuera necesario Joe les cubría las espaldas gracias a una nueva tecnología que les permitía acabar con el problema rápidamente.

Así pues, parecía que el Team Flash lo tenían todo controlado, y eso que seguían lidiando con la pérdida de Barry. Una pérdida que Iris parecía haber sido la primera en asumir, pues de todos ella era la única que creía que no volvería a ver al amor de su vida, mientras que Joe y Cisco estaban convencidos de que algún día podrían sacarle de allí.

Y es que Iris no deja de seguir la promesa que le hizo a Barry de mirar siempre adelante, lo que además es la mejor manera de no pensar en que está sola al centrarse sólo en tu trabajo de proteger a la ciudad… De su trabajo real, el de periodista, no digo nada, pues no sé qué es más sorprendente de toda esta parte: que siendo periodista, un trabajo conocido por no tener horario, Iris pueda dedicarse también a dirigir a un equipo de superhéroes; o que directamente no se ha pasado ni cinco minutos por la redacción del periódico, por lo que no tengo ni idea de cómo paga las facturas del pedazo de ático en el que vive…

Una vez hecho este aparte, llegamos al momento más interesante del episodio. Ese en el que después de ver que Iris, Wally, Cisco y Joe parecen controlar bastante bien la situación sin necesidad de tener con ellos a Flash, de repente aparece un tipo vestido de samurai que exige enfrentarse a The Flash.

Así que ellos, qué hacen. Pues lo normal: tras un enfrentamiento con el samurai que sale bastante mal, deciden tirar la toalla y optar por traer de nuevo a The Flash para que se haga cargo de ese tipo, ya que lógicamente ellos no pueden con él. Pero ¿qué pasa con el problema de sacar a Barry del Speed Force y crear un cataclismo que destruya la ciudad? ¡No pasa nada! Porque resulta que Cisco lleva seis meses estudiando la manera de sacarle de allí sin riesgo, y además ha contado con la ayuda de todos sus amigos genios del resto de la franquicia de DC.

Dicho en otras palabras: les resulta más sencillo sacar a una persona de un vórtice temporal, que hacer frente a un nuevo enemigo tras seis meses dedicándose en teoría a ser superhéroes.

Lo gracioso es que al principio elegí creerme esa sucesión de acontecimientos porque en realidad, como bien decía Cisco, era una excusa cualquiera para sacar a Barry de allí. Y lo habría hecho si no hubiera sido por el tercer elemento en discordia: Caitlin Snow.

Porque resulta que pese a todo el trabajo realizado con sus amigos genios a Cisco le faltaba por resolver un último interrogante para sacar a Barry del Speed Force y para ello sólo podía ayudarle la más inteligente de todas: Caitlin Snow… ¡Y vaya si es inteligente! pues entre los dos consiguen terminar de construir el Bazooka del Speed Force en algo así como 24 horas.

En resumen: el tiempo de los seis meses en los que no han tenido a Barry con ellos, perfectamente podría haber sido de día y medio si hubieran querido.

Pero es verdad que estar medio año separado del hombre al que quieren es mucho más dramático, y lógicamente tendrá mayores consecuencias para la persona que ha estado dentro, y que es lo que más nos interesa… Y es que Barry Allen ha salido del Speed Force, digamos, un tanto perjudicado.

Pero no hay problema porque la mejor manera de devolverle la cordura a un héroe es recordándole que su trabajo es salvar a los inocentes, y más aún si ese inocente resulta ser su prometida.

Aunque, una vez salvada la situación y estando de nuevo todo el equipo reunido, toca reflexionar sobre lo que ha pasado. De entrada, siendo Barry Allen una persona capaz de viajar al pasado pero también al futuro, como medida de precaución me he apuntado todas las “locuras” que ha dicho desde que salió del Speed Force, pues estoy segura de que no tardarán en volver a salir… En concreto la que más me ha llamado la atención es el “necesitamos más pañales” y que es lo que diría un padre primerizo, por lo que tal vez sea algo que dirá el Barry de dentro de unos años… ¿y cuya mente se ha fusionado con la del Barry del presente? Sí, muy rocambolesco todo, pero después de que Savitar fuera Barry, todo puede pasar.

Y la otra reflexión con la que me quedo es la centrada en Caitlin Snow. Porque vale, aceptamos que en realidad todos estaban deseando que Barry volviera y que usaron la llegada del samurai como excusa para sacarle; una idea que cobra más sentido si resulta que todo formaba parte del plan del villano de la temporada. Y también aceptamos que Caitlin es la mujer más inteligente del mundo capaz de resolver en horas un problema con el que Cisco y resto de mentes asombrosas no han podido descubrir en meses…

Pero lo de que Caitlin había preferido mantenerse apartada durante esos seis meses para mantener a raya a Killer Frost, ya resulta más difícil de creer. Principalmente porque si resulta que la mejor manera de controlar a tu versión maligna es manteniendo el control, eso va a ser un poquito complicado trabajando como camarera en un bar de dudosa clientela. Y más si efectivamente vemos que un simple altercado con un cliente ha hecho salir su lado más oscuro… Dicho en otras palabras: ¿me estás diciendo que en seis meses trabajando en ese bar no habías tenido ningún altercado similar?

Pero supongo que para empezar la temporada todo tenía que volver a ser como antes, incluidos los problemas de Caitlin con sus poderes. Y aunque es verdad que la temporada anterior fue más dramática que las anteriores y que la intención es que esta vuelva un poco a los orígenes más divertidos y llenos de acción, no voy a negar que me hubiera gustado que esa vuelta a la normalidad transcurriera de un modo más lento. Más que nada para darles un poco de credibilidad a los compañeros del Team Flash, y que han dado la sensación de que no pueden hacer nada sin The Flash.

Y supongo que siendo esta la serie del hombre más veloz del mundo, lo de ir despacio no va con ellos.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.