The Flash 3×22: Infantino Street

The Flash 3x22: Infantino Street

The Flash 3x22: Infantino Street

Series: The Flash

4 Stars

Summary

El día D ha llegado y el Team Flash parece haber encontrado la manera de detener a Savitar e impeder que mate a Iris. ¿Lo conseguirán?

Coder Credit

El episodio de esta semana ha sido de lo más completo. Tanto, que parece mentira que hayan pasado tantas cosas en sólo 40 minutos... Lo que hace, lógicamente, que me pregunte qué demonios va a ocurrir en el siguiente.

He de reconocer que partía del hecho de que el de esta semana iba a ser un pequeño adelanto a la season finale de la próxima semana, donde ya sí veríamos toda la artillería pesada para acabar con Savitar. Y, con suerte, tener éxito en esa misión.

Pero nada más lejos de la verdad. Comenzando 12 horas antes de la muerte de Iris, hemos sido testigos de cómo sus familiares y amigos tratan de sobrellevar esas últimas horas pensando que tal vez serán las últimas que compartirán con ella.

Y ahí ha habido tiempo para todo, consiguiendo una vez más despertar esa fibra sensible que, de vez en cuando, los guionistas saben sacar. Por ejemplo, con esos momentos tiernos entre Iris y Barry en la cama y con mensaje incluido de Iris que, por supuesto, se muestra al final del todo para tocar un poquito más la fibra sensible. Con esa cancioncita que se repite varias veces en el eprisodio y que te recuerda que el tiempo corre en su contra. O con esa conversación entre Iris y Joe que pese a que parecía que iba a ser una más al final ha terminado con canción y todo de Joe, lo que siempre es un plus y además ayuda a que te pongas un poco más tierno.

Y para rematar la cosa, aunque sea cambiando de pareja, hasta hemos visto una escena que sólo puedo definir como adorable entre H.R. Wells y Tracy, en el que la nueva pareja ha demostrado que son tal para cual y, a su modo, saben ser de lo más románticos sin perder esa peculiar forma de ser.

Pero esto sólo ha sido la parte bonita de la historia. Entre medias también ha habido tiempo para la acción y un poco de humor de la mano del invitado especial de esta semana. Y afortunadamente ese no ha sido King Shark, como me temía la semana pasada, sino el único hombre capaz de encontrar en los chistes de tiburones todo un filón: Captain Cold.

Y es que Mr. Leonard Snart se ha convertido por unos minutos en el aliado perfecto de Barry Allen para robar la fuente de poder que activaría el Speed Force Bazuka, pues no deja de ser el mejor ladrón del mundo. Así pues, tras pedirle ayuda viajando al pasado (corramos un tupido velo sobre este hecho, porque ya no tiene sentido gastar saliva en por qué Barry SIGUE viajando por el tiempo después de que le hayan repetido hasta la saciedad que DEJE de hacerlo) ambos entrarán en uno de los edificios más seguros de la tierra: la organización ARGUS.

Y aquí me cuesta más dejar pasar por alto algunas incongruencias. Por ejemplo, el hecho de que para ser el sitio más vigilado de la Tierra (más que el Pentágono, decía Cisco) Barry y Leonard se han paseado por él durante horas sin que nadie viniera a molestarles después de haber reducido a los ¡dos guardias de seguridad!

Y por otro lado esa la increíble capacidad de Lyla Michaels de cambiar de parecer de un modo bastante… ¿espeluznante? Porque de los cinco minutos en los que la hemos podido ver, en los tres primeros ha ido de chunga diciéndole a Barry que no puede darle esa fuente de poder porque pertenece a fuerzas alienígenas y es muy peligro, aunque sea la única manera de salvar a Iris… y en los últimos dos, después de que Barry desobedeciera una orden directa, milagrosamente ha cambiado de opinión y le dado dicha fuente de poder porque, ojo, no puede quedarse de brazos cruzados sabiendo que con esa fuente de poder puede salvar a Iris... ¡Pero no te había dicho Barry exactamente lo mismo media hora antes!

En fin. Mejor pasar por alto esos detalles y pensar que sólo servían como adelanto a lo que estaba por llegar, yque era mucho. Porque entre apariciones estelares de Captain Cold y Lyla, momentos tiernos por parte de todas las parejas y hasta enfrentamientos épicos entre amigos que por fin llegaban después de meses de adelanto (la lucha entre Killer Frost y Cisco ocupará un lugar destacado en la season finale), todo el episodio ha sido una especie de terrible déjà vu que, a cada minuto que pasaba, nos llevaba irremediablemente a ese trágico final.

Ese momento en el que Iris se pone un abrigo que te resulta muy familiar y te das cuenta de que es el que llevaba en el momento de su muerte. Cuando le entrega a Joe el anillo de compromiso, logrando así que el posible momento de su muerte ocurra exactamente igual a como vio Barry. Y para rematar, cuando el Barry Allen que es en realidad Savitar se cuela en los laboratorios Star y descubre dónde está Iris…

Los últimos minutos del episodio han sido un constante “no me digas que al final se muere Iris”. Y es que Iris no deja de ser la chica del héroe. Es ese personaje que, por poco que en ocasiones te guste, no tienes más remedio que tragar porque ES la chica del héroe y la que va a estar siempre ahí para consolarle cuando el resto de sus seres queridos le dejen de lado o incluso se mueran… ¡¡Pero no ella!!

En fin. Llamarme loca pero estaba convencida de que la mejor manera de cerrar la temporada sería con ese enfrentamiento final entre The Flash y Savitar, lleno de tensión y tal vez algún flashback para rellenar los 40 minutos, y al final del cual Barry conseguiría salvar a Iris…

Pero no. Nada de eso ha pasado. Porque este no ha sido el episodio de relleno que me esperaba y, además de chistes de tiburones, momentos tiernos y peleas, también ha habido tiempo para esa muerte trágica. Una muerte que, para darle aún mayor trascendencia, ha ocurrido a cámara superlenta para hacerte creer que al final Barry llegaría cuando absolutamente todo había indicado desde el principio que Barry no llegaría a tiempo y que Iris moriría en sus brazos.

Y así ha acabado el episodio de esta semana. Con Barry Allen no siendo el hombre más rápido de la Tierra, y con Iris West muriendo en sus brazos…

La cuestión es: todavía queda un episodio final (y menos mal, porque si lo dejaran justo así sería la madre de los cliffhangers de final de temporada) y no tengo ni la más remota idea de qué puede pasar. O, mejor dicho, puede pasar absolutamente de todo.

Porque no dejamos de tener a Barry Allen como protagonista, y encima estando desesperado, por lo que otro viaje al pasado siempre es una posibilidad. Y eso por no hablar del mal rollito que me ha dado la despedida de H.R. Wells de Cisco, todavía rumiando su culpabilidad por haber sido él quien le dijo a Savitar dónde estaba Iris…

¿Es que acaso va a hacer alguna estupidez? ¿Será él el personje que al final muere para salvarlos a todos, como ya hicieran en su día Ronnie o Eddie, con tal de que la chica del héroe no muera? En fin, no es el primer Harrison Wells que vemos en The Flash y el multiverso es muy grande como para encontrar otro sustituto en condiciones…

Tenemos una larga semana para sacar nuestras teorías.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

Latest posts by Barbara Cruz (see all)

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.