The Flash 3×21: Cause and Effect

The Flash 3x21: Cause and Effect

The Flash 3x21: Cause and Effect

Series: The Flash

3.5 Stars

Summary

Tras descubrir quién se esconde bajo el traje de Savitar, todavía queda lo más difícil: averiguar cómo detenerle.

Coder Credit

Cuando aún no hemos terminado de sobreponernos al hecho que Barry Allen es Savitar, es momento de averiguar cómo llegó a darse esa situación. Y a diferencia del episodio de la semana pasada, esta vez no hemos tenido que esperar mucho tiempo, ya que el mismo Savitar se ha encargado de responder a todas las preguntas.

Y lo que hemos descubierto ha sido, cuanto menos, increíblemente trágico. Porque resulta que Savitar no nació como consecuencia de un hecho que todavía no hemos presenciado, sino que surgió en un momento que todos pudimos ver la temporada anterior. Y si ya entonces ese instante me pareció de lo más trágico, las consecuencias que tuvo ese acto de heroicidad lo han sido mucho más.

Y es que Savitar no es otra cosa que una aberración temporal. Pero a diferencia de lo que podía verse cada semana en Legends of Tomorrow, esta aberración temporal no fue creada por un tercero en discordia con ganas de jugar con el tiempo, sino por el mismísimo Barry Allen, a quien no se le ocurrió mejor manera de acabar con Zoom que ir al pasado para crear un remanente temporal con el único propósito de que se sacrificara para salvar al multiverso.

Y lo dicho. Si ya fue triste en su día ver que Barry se había sacrificado a sí mismo, aunque fuera un yo del pasado más reciente, más triste ha sido ver que ese remanente temporal no se desintegró sabiendo que había salvado al mundo, sino que sobrevivió. Y que lo hizo con una serie de lamentables consecuencias: por un lado los estragos físicos que sufrió su cuerpo al correr tan rápido como para desintegrarse; y por otro los estragos mentales al ver que, como remanente temporal que era, nadie le aceptó, pues él no era “el verdadero Flash”.

En conclusión, una vez más se ha dado esa situación en la que el malo deja de ser el malo tan pronto como te cuenta cuáles son sus motivos para ser como es. Y esos motivos son, resumiendo, increíblemente lógicos.

Porque tantas veces había asumido Barry que la culpa de todo lo que ocurría era suya, tantas veces le habían dicho “sus seres queridos” que era verdad que la culpa era suya, y tanto el dolor que el pobre llevaba arrastrando desde que tiene memoria… que lo raro es que haya tardado tanto en convertirse en Savitar.

Eso sí, después de la explicación de por qué Barry Allen es Savitar, como que me he perdido un poco… ¿Un poco? Digamos mejor “un muchísimo”. Especialmente porque, incluso aceptando que estamos ante una paradoja temporal en la que el propio Savitar viaja al pasado para matar a Iris y crearse a sí mismo, el resto de consecuencias que han tenido esos actos no terminan de cuadrarme.

Sobre todo porque, si partimos del hecho de que, como decía Savitar, cualquier viaje en el tiempo que haga Barry (y ya lleva unos cuantos) va a hacer que las normas de la lógica dejen de regirse de un modo normal… ¿por qué luego han dado por hecho que si le borraban los recuerdos a Barry desaparecerían los de Savitar? Porque tal y como lo habían pintado, me daba la impresión de que Savitar ya era una entidad por si sola y no dependía de nada de lo que hiciera Barry… Y en fin, si a Eddie no le funcionó con Eobard Thawne, y eso que se mató a sí mismo, ¿por qué iba a funcionarle a Barry?

Así que una de dos: o me he perdido en la explicación y no me he enterado muy bien, o estamos ante otra de esas sutiles lagunas argumentales, necesarias para el bien del capítulo. Y si en esta ocasión lo que querían era a un Barry amnésico que disfrutara por unas horas de la libertad de no pensar que todo lo que pasaban siempre era culpa suya, y que no tenía la cabeza llena de malos recuerdos… pues que así fuera.

Y la verdad es que ha dado sus frutos. Ha sido un poco como volver a los primeros capítulos de la serie, cuando no habían pasado ni la mitad de las cosas que estaban por llegar y teníamos a un Barry un poco menos agobiado por los problemas de ser un superhéroe.

Pero entonces hemos llegado a esa dicotomía tan propia de las series de superhéroes donde el mismo héroe que se pregunta por qué no le puede pasar nada bueno en la vida, al final acaba tomando la misma decisión de siempre: esto es, arriesgar su propia felicidad por el bien de los demás. Porque al final nada importa más que seguir siendo The Flash para poder salvar a todos los inocentes a los que el metahumano de cada semana pone en riesgo.

Y es entonces cuando me pregunto que por qué no puede dejar atrás su vida como superhéroe. Porque si hablamos de causa y efecto, de todos es sabido que no empieza a haber metahumanos malos hasta que no ha aparecido un metahumano bueno… Y en fin, sólo hace tres años que nació The Flash, y antes de eso la vida en Central City transcurría con bastante normalidad.

Vale, es verdad que si Barry renunciara a ser The Flash, como que no tendría mucho sentido que hubiera una serie llamada “The Flash”… Pero no sé, me da pena cuando siguen puteando al protagonista sólo para que las temporadas se sucedan, y encima basándose siempre en su incondicional capacidad de sacrificarse por el bien común de los demás. Así, cuando llegan episodios en los que ves que los demás pasan bastante de él, como que hace que te plantees que esos demás podrían irse un ratito a la mierda.

Pero en fin, volviendo a lo que se supone que tiene que pasar en la serie, estamos a dos episodios del final de temporada y al menos ya tenemos el arma que detendrá a Savitar: el Bazooka Speed Force (esta semana no han estado muy acertados en cuanto a nombres), pero entonces ha surgido un pequeño inconveniente. Y es que para ponerlo en marcha necesitan una fuente de energía que, al parecer, sólo tiene… ¿¿¿King Shark???  

¿A santo de qué aparece ahora este… ser?

¿Por qué tengo la impresión que el próximo episodio sólo va a servir para que el de final de temporada parezca mucho más espectacular?

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.