The Flash 3×19: The Once and Future Flash

The Flash 3x19: The Once and Future Flash

The Flash 3x19: The Once and Future Flash

Series: The Flash

3 Stars

Summary

Barry Allen decide viajar 8 años en el futuro para encontrar la respuesta que le permita acabar con Savitar de una vez por todas y evitar que Iris muera. Pero lo que se encuentra no es ni mucho menos lo que esperaba.

Coder Credit

Tras casi un mes de parón The Flash ha vuelto y lo ha hecho haciendo lo que mejor se le da: viajar en el tiempo. Aunque esta vez parece haber aprendido de sus errores y no viaja al pasado, consciente de lo mal que se le dio la última vez que lo hizo y todas las consecuencias que siguen apareciendo a raíz de aquello; sino que lo hará hacia el futuro, pues en ese caso el efecto mariposa no tendría consecuencias tan catastróficas… Y viendo que el futuro que se encuentra es bastante desolador, como que tampoco es que podría haber complicado mucho más la cosa.

Porque el Central City del año 2014 que Barry Allen descubre es deprimente por decir poco. No deja de ser un futuro en el que Iris West lleva 8 años muerta, lo que lógicamente hace que el Team Flash esté de capa caida. Aunque lo más apropiado sería decir que directamente no está.

Por un lado Caitlin todavía sigue siendo Killer Frost desde la genial idea que tuvo Julien de quitarle el collar que mantenía a raya sus poderes ¡y no ponérselo de nuevo cuando ella ya se había curado, que tiempo de sobra había tenido! Lo que significa que, básicamente, ella es la única que conoce la identidad de Savitar pero no le da la gana de decirlo porque, bueno, ahora es de las malas.

Y hay que reconocer que ser mala se le da de vicio, porque no sólo no dá la información que le están pidiendo cuando no tiene nada que ganar si lo sigue manteniendo en secreto, sino que encima se regodea en ese secreto que solo ella conoce, soltando cebos del tipo “te vas a quedar helado cuando lo sepas”.

Y por la reacción vista al final del episodio, donde es ver al hombre que se esconde tras la máscara y convertirse en su acólita, sí que va a ser verdad que su identidad será toda una sorpresa. Y eso por no hablar del Wally West del futuro que está postrado en una silla de ruedas a raíz de que Savitar le rompiera la médula espinal, además de catatónico a raíz de que descubriera la identidad de Savitar.

En serio ¡quién demonios es Savitar! Está claro que es alguien que todos conocen y que precisamente por ello jamás habrían imaginado que fuera Savitar. Y tachando los posibles sospechosos habituales (esto es, Eobard Thawne, que está demasiado ocupado persiguiendo a las Leyendas; Jay Garrick, cuyo sino es el de estar atrapado, ya sea en una celda de cristal o en el Speed Force; y hasta Harrison Wells, que ya tiene bastante con cuidar de su hija o servir de genio inspirador), pues sólo me queda una opción: ¿El propio Barry Allen?

No sé. Hasta ahora no había pensado en esta posibilidad, pero tiene sentido si un simple vistazo a su rostro hace que todo el mundo se quede patidifuso: Killer Frost al ver que el mayor héroe también resulta ser el mayor villano, por lo que es normal que le quiera ayudar sólo para fastidiar un poquito más a sus antiguos compañeros; y Wally West al descubrir que el mismo hombre que quería a su hermana con locura y quedó destrozado cuando la perdió, también ha resultado ser el encargado de acabar con ella.

Y sí. Sé que esto no es más que una teoría fruto de la desesperación por tener a un sospechoso, pero de momento me gusta esa idea. Eso sí, ni idea de qué Barry Allen estaríamos hablando: si se trata de uno venido de un futuro muy lejano o directamente uno de otra Tierra, habiendo muchas donde elegir.

Pero a la espera de descubrir quién se esconde tras el traje plateado, y que probablemente no ocurrirá hasta dentro de un par de episodios, desglosemos un poco más el episodio de esta semana. Un episodio que, pese a un punto de arranque de lo más prometedor, con Killer Frost suelta por Central City y Barry viajando al futuro, pues al final no ha servido de mucho desde el punto de vista argumental.

Sólo para mostrarnos ese típico mundo futurista desolado, con todo los antiguos héroes regodeándose en su miseria o habiendo debido dejar el trabajo por las graves secuelas sufridas: Cisco sin manos y Wally directamente como si no estuviera (aunque en su caso tampoco se ha notado mucho la diferencia con respecto a los últimos episodios, pues últimamente la presencia de Wally en la serie es bastante anecdótica).

Y aunque siempre es interesante ver a un Barry Allen de lo más emo, lo que al parecer se consigue simplemente dejándose crecer el pelo, o ser testigo de lo bien que le van las cosas a H.R. en el futuro, siendo el único al que la vida le sonrié; como que ha cansado un poco ver que en realidad nada ha cambiado, teniendo todos esas mismas conversaciones de falta de confianza, de no contarse toda la verdad o de fallar en las promesas que se hicieron en el pasado, exactamente igual a como ocurría 8 años en el pasado.

En fin. Si este episodio estaba pensado para que nos ilusionáramos con lo que a lo mejor veremos dentro de 8 temporadas en The Flash, creo que nos hemos llevado un auténtico chasco. Porque lo que ha ocurrido se podría resumir perfectamente en: Barry ha viajado al futuro para darse cuenta de que debe cambiar de actitud y aceptar que no puede hacerlo él solo, pues si existe un Team Flash es por un buen motivo.

¿De qué me sonará eso?

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.