The Flash 3×15: The Wrath of Savitar

The Flash 3x15: The Wrath of Savitar

The Flash 3x15: The Wrath of Savitar

Series: The Flash

3 Stars

Summary

La aparición de Savitar, después de tanto tiempo, ha hecho que la cuenta atrás corra a más velocidad de como lo había hecho hasta ahora. Y es que el hecho de que Wally sea la única persona que en teoría puede salvar a Iris, pero también es la persona a la que está acosando Savitar… no es algo precisamente bueno.

Coder Credit

El episodio de esta semana de The Flash me ha dejado una mezcla un tanto extraña de sensaciones. Por un lado, reconozco que el hecho de ver a Kid Flash correteando alegremente por las calles de Central City, como si la última vez que le habíamos visto no hubiera estado con Savitar, me ha dejado un tanto perpleja y contenta a partes iguales: por fin pasaba algo que no se veía venir a kilómetros de distancia… ¡ya que ni siquiera sabíamos lo que estaba pasando!

Pero, lamentablemente, esa falsa sensación de novedad ha llegado cuando Kid Flash ha confesado su fechoría. Y esa no era otra que el mal común que acecha a Team Flash desde su origen: la incapacidad de decir la verdad, especialmente cuando la diferencia entre mentir y ser sincero puede salvar a los suyos. Así, siendo Wally el único en teoría lo suficientemente rápido como para detener a Savitar en un futuro cada vez más cercano, el muchacho no pensó que tal vez sería recomendable comentar que, “por cierto, llevo como una semana viendo a Savitar por todas partes”.

No, claro que no. En lugar de eso es mucho mejor guardarse el secreto, que a lo mejor así consigue que Savitar desaparezca por arte de magia.

Pero la “fechoría de Wally” al final no ha sido tan flagrante, entre otros motivos porque no ha sido ni mucho menos el único en mentir. Así, tras obligar a Julien a hacer otra vez de walkie talkie particular con Savitar, que en teoría sigue encerrado en la Speed Force (reconozco que esta parte se me había olvidado por completo de hace tanto tiempo ya que pasó), descubren que está intentando regresar pero hasta ahora no ha podido hacerlo porque… ¡un nuevo secreto! resulta que Caitlin robó un pedacito de la Piedra Filosofal que había enviado a Savitar a la cárcel del Speed Force.

Sí, supongo que hay que leer esa frase más de una vez para entender todo lo que está pasando…

Pero lo que no tiene sentido es que, si todo el mundo ya sabe que Caitlin no quiere convertirse en Killer Frost y que todo el mundo está de acuerdo en que Caitlin siga siendo Caitlin a secas… ¡por qué qué demonios robas esa piedra para ver si puede ayudarte a controlar tus poderes! Especialemtne cuando no te ha servido para nada porque, como siempre, “todavía hay que hacer más pruebas”… La verdad es que, llegado a estas alturas de la serie, tengo dudas sobre cuál de estas frases es la que más se repite a lo largo de los episodios: “tengo que hacer más pruebas”, “podemos hablar un minuto”, “todo es culpa mía” y “no soy lo suficientemente rápido”.

Porque la última frasecita que sirve como comodín ha sido repetida hasta la saciedad en el episodio de esta semana, especialmente por parte de las visiones de Wally en forma de su madre fallecida, y al final ha conseguido que una nueva cagada se añada a la lista de las que ya llevábamos: que el pedacito de Piedra Filosofal que había robado Caitin, y que era la única razón por la que Savitar todavía no había conseguido escapar del Speed Force, Wally se la haya entregado en bandeja pensando que ese pedacito era justo lo que necesitaba para detener a Savitar de una vez por todas…porque, por supuesto, en el momento en que se contó esa parte Wally no estaba en los Laboratorios Star….

En fin. Diría que es una increíble y desafortunada sucesión de casualidades que han jugado en su contra, si no fuera porque en el fondo se tienen merecido lo que les pasa… Y es que en este episodio el Team Flash se me ha antojado como un grupo de pollos sin cabeza que no tenían ni idea de qué hacer: que si usamos a Julien para hablar con Savitar pero no sacamos nada en claro; que si luego resulta que también podemos usarlo para encontrar dónde está el propio Savitar (me encanta cuando un aparato que ha aparecido un montón de veces de repente tiene una nueva utilidad y que es justo la que conviene en ese momento, como ha sido en este caso con el detector GPS)… Y sin olvidarnos del momento “anillo de pedida”.

Porque vamos a ver… Si Iris quiere a Barry y Barry quiere a Iris y viven juntos y saben que quieren estar juntos toda la vida (sea lo que sea que dure esa vida), ¿no da un poco lo mismo que el último empujoncito que ha hecho que Barry le pida matrimonio sea porque no llevaba un anillo de compromiso en el futuro? Esto es, ¿para intentar cambiar ese futuro y que Iris no acabe muerta?

Pero no. En lugar de ver la parte positiva, de repente todo el mundo parece estar en contra del gesto romántico de Barry. Así, Joe se enfada porque no le pidió antes la mano de su hija (un poco anticuado, Joe, la verdad); Wally se enfada porque descubre que Barry hizo lo que hizo sólo para salvarle la vida a su hermana (¿en serio eso es tan malo, Wally?), y al final Barry tiene que soltar su frasecita de “lo siento mucho, todo esto es culpa mía”…

Aunque esa no será ni mucho menos la única vez que Barry tenga que decir su frase comodín, ya que minutos después volverá a cagarla, y esta vez a base de bien. Porque para ser el hombre más rápido del mundo, al menos en teoría… Barry tiene una capacidad asombrosa de quedarse plantado como un pasmarote en el peor momento posible. Así, cuando hace ya un rato que han descubierto que Wally tiene intención de lanzar a la Speed Force el trozo que queda de la Piedra Filosofal, y ya saben dónde está Wally, ¿qué hace Barry? Pues lo normal: quedarse embobado viendo el remolino que se ha formado y que está succionado a Wally… literalmente.

Eso sí. Al menos hay que reconocer que esa escena ha sido impactante. Lástima que el resultado haya sido el de Wally atrapado en la Speed Force hasta la eternidad… o hasta que alguien ocupe su lugar.

Y teniendo en cuenta que Savitar está más cerca que nunca de conseguir su objetivo de matar a Iris, pues a lo mejor hay que empezar a buscar a otro mártir que se sacrifique por Wally… ¿Apuestas de quién podría ser?

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.