The Flash 3×13: Attack on Gorilla City

The Flash 3x13: Attack on Gorilla City

The Flash 3x13: Attack on Gorilla City

Series: The Flash

3 Stars

Summary

The Flash debe viajar a Tierra 2 para intentar rescatar al profesor Harrison Wells, que ha desaparecido en una de las zonas más peligrosas del planeta, completamente vedada a los humanos: Ciudad Gorila.

Coder Credit

La nueva visita a Tierra 2 ha resultado ser un tanto descafeinada, y eso que el Team Flash ha viajado, ni más ni menos, que a Gorila City: lo más parecido al Planeta de los Simios que uno podría encontrarse en la Tierra paralela, pero además con espectáculos de gladiadores entre gorilas gigantes con telepatía y speedsters recién llegados de Tierra 1.

Sí, con semejante mezcolanza uno podría pensar que este episodio ha sido de los épicos, con acción a raudales intercalado con esos momentos de humor tan propios de los viajes en el multiverso… Pero no. Lo que hemos tenido es un clásico episodio de The Flash pero en el que la acción ha brillado por su ausencia, siendo lo más interesante esa lucha entre Barry y Solovar, el gigantesco gorila que controlaba Ciudad Gorila con mano de hierro, y que ha durado poco menos que cinco minutos.

Supongo que parte del desencanto se ha debido a esa sensación de estar dentro de un videojuego, y que prácticamente ha surgido desde el primer instante en el que hemos visto Ciudad Gorila. Y es verdad que para ser una serie de televisión, y que lógicamente no puede gastarse un presupuesto brutal en cada episodio (a no ser que esa serie sea Juego de Tronos, por supuesto), bastante bien les ha salido la recreación de todos los gorilas y su santuario: una mezcla entre la isla de Kong y el Templo maldito de Indiana Jones. Pero aun así resultaba bastante difícil no fijarse en los movimientos ortopédicos de todos los gorilas y de Flash cuando estaba luchando, por lo que parte del encanto sí que se perdía.

Y si a eso le añadimos que para ser unos gorilas gigantescos y muy feroces, tanto a Grodd (nuestro viejo conocido gorila) como a Solovar (el nuevo gorila superinteligente que acabamos de conocer) les gustaba hablar de lo lindo y eran más partidarios de soltar discursos que de usar las manos… pues para de contar. El resultado ha sido, en consecuencia, una sucesión de discursos sobre la eterna lucha entre los hombres y los animales y lo malo que es que vengan a echarte de tu casa, que es lo que les pasó a los gorilas cuando fueron recluidos en Ciudad Gorila de Tierra 2, y motivo por el que ahora Grodd quería vengarse atacando Tierra 1.

Porque no hay que olvidar que Grodd procedía de Tierra 1, siendo uno de los experimentos de Eobard Thawne en aquella época en la que se hacía llamar Harrison Wells. Así que, por mucho que Eobard ya esté muerto y que ahora Harrison es feliz en su propia Tierra, Grood sigue emperrado en hacer pagar a los hombres lo mal que se han portado con él y los de su especie.

Y ahí es justo donde ha debido intervenir Barry, ya que el ataque de los gorilas a Central City era uno de los titulares que habían leído en su pequeño viaje al futuro, y que por tanto debían evitar para así estar más cerca de salvar a Iris de manos de Savitar, que es realmente el villano de esta temporada pese a que hace mucho que no le veamos.

Lo malo es que pese a los esfuerzos de Barry y los suyos, con viajecito incluido a Tierra 2, al final no ha servido para nada y Grood está más cerca que nunca de atacar Tierra 1, ahora que se ha desecho de su principal rival en Ciudad Gorila. ¿Cómo? Pues en esta ocasión gracias a la ayuda de Gypsy, la otra metahumana capaz de crear portales dentro del multiverso…

Lo que significa, lamentablemente, que la semana que viene volveremos a estar dentro de otro videojuego con unos efectos especiales que necesitan bastante que mejorar.

Pero por terminar con algo bueno, menos mal que Julien ha decidido acompañar a Barry a Tierra 2, porque él ha sido la sal de este episodio. Entre que Harry no ha sido Harry mucho tiempo, pues estaba controlado por Grodd todo el rato, y que la mayor parte del episodio se ha centrado en el dilema entre Wally y Jesse sobre si podían estar juntos o no, la verdad es que el episodio ha sido bastante soso. Y en cuanto a lo de Wally y Jesse, me encanta cuando el problema siempre viene del hecho de que el de fuera no quiera mudarse a Tierra 1… Macho, Wally, si tantas ganas tienes de estar con Jesse, ¿por qué no te vas tú a Tierra 2?

En fin. Como decía, menos mal que Julien ha contribuido a dar un poco de alegría a la cosa, aunque sólo haya sido con su traje de explorador y con sus caras al descubrir de golpe que los gorilas parlantes y el multiverso son una realidad en el mundo de The Flash. Y aunque al final no ha podido rendirse a tener otra de esas conversaciones profundas con Caitlin sobre que confía en ella a la hora de controlar sus poderes sin necesidad de convertirse en Killer Frost, he agradecido su presencia más que en otros epidosios.

Eso sí, sigo pensando que lo de Julien y Caitlin va a durar menos que un telediario.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.