The Deuce (Las Crónicas de Times Square) 1×01: Pilot

The Deuce (Las Crónicas de Times Square) 1x01: Pilot

The Deuce (Las Crónicas de Times Square) 1x01: Pilot

Series: The Deuce

5 Stars

Summary

The Deuce narra la historia de la legalización de la industria del porno y su consecuente auge hasta convertirse en uno de los negocios más rentables de Estados Unidos. Ambientada a finales de los setenta en Times Square, veremos a multitud de personajes que se ven envueltos en este negocio, desde prostitutas hasta barmans con mentalidad de grandes empresarios.

Coder Credit

El pasado 25 de agosto HBO España dio la sorpresa y preestrenó en exclusiva 'The Deuce'. La serie, creada por David Simon y George Pelecanos, era uno de los estrenos más esperados de la temporada y no es para menos. Los fans de Simon llevan mucho tiempo esperando su nuevo trabajo tras la miniserie Show Me A Hero y The Deuce viene a calmar el ansia de los seguidores más acérrimos pero también a encandilar a una nueva generación que lamentablemente solo conocen al creador de oídas.

Y es que la televisión ha cambiado mucho desde que Simon y Pelecanos llevaran a la pequeña pantalla The Wire. La que para muchos (la que aquí os escribe inclusive) es la mejor serie de la historia de la televisión marcó sin duda un precedente que revolucionó la forma de plasmar la realidad en la pequeña pantalla. The Deuce no es  The Wire, pero desde luego lleva la marca indiscutible de sus creadores y la nostalgia está muy presente.

La serie narra la historia de la legalización de la industria del porno y su consecuente auge hasta convertirse en uno de los negocios más rentables de Estados Unidos. Abarcando un periodo desde finales de los 70 hasta mediados de los 80, The Deuce nos introduce en el Times Square que muchos han olvidado o directamente no han conocido. Ese Times Square que, lejos de la cultura pop, era un lugar donde la droga, la violencia y la prostitución estaban a la orden del día y eso es lo primero significativo de la serie. Muchos productos televisivos se han dedicado a desmitificar Nueva York como la ciudad de los sueños en las últimas décadas, el Upper East Side y  Queens dejaban paso a los peores barrios de la ciudad cómo el Bronx o Williamsbourg, así marcábamos en rojo esos barrios peligrosos de la Gran Manzana, precisamente los más racializados. Pero pocas o ninguna serie se ha atrevido a coger Times Square y contar su pasado para mostrar sobre qué fue construido su brillante presente.

Una de esas marcas de la casa Simon-Pelecanos es sin duda alguna la coralidad. The Wire nos trajo a la televisión uno de los mejores repartos (o el mejor) de la historia y The Deuce vuelve a regalarnos el mejor reparto coral que existe en la actualidad. No sobra nadie, no hay ningún actor puesto a presión y la interacción entre todos es absolutamente brillante. Sencillamente es como si nos introdujéramos nosotros mismos en Times Square y pudiésemos observar a todas las personas que se mueven por allí. Si en The Wire fuimos sujetos pasivos de la ciudad de Baltimore, ahora tenemos la grandiosa Nueva York como lienzo de Simon y Pelecanos. Pero no es la única nostalgia a la serie estrella de los creadores, varios de los actores que se hicieron un nombre gracias a The Wire tienen pequeños cameos en The Deuce (no sé hasta que punto serán prolongados en la serie), el fan ágil podrá captarlos todos pero desde luego a nadie se le escarpará ver a D'Angelo Barksdale (Lawrence Gilliard Jr.) de policía. Las ironías de la vida...

Son tantos los actores y actrices que podríamos analizar en el primer episodio (de hora y veinte de duración) que habría que dedicar más de un artículo. Así que centrándonos en los principales tenemos por supuesto a James Franco que hace doblete al interpretar a los gemelos Vincent y Frankie Martino. Durante todo el capítulo dudamos acerca de a cual de los dos gemelos estamos viendo y si no nos engañan a la hora de decir quienes son, no es hasta la escena final en la que nos quedan claras las características de cada uno. Frankie es un ludópata que gasta todo su dinero en apuestas, sin embargo Vincent es un trabajador, encargado de un bar en Times Square y que representa al "emprendedor", esa figura que el sistema capital y el liberalismo venden como la panacea a todos los grandes males del mundo. Vincent empieza a realizar cambios en el bar para tener más dinero, aunque sea a base de cosificar a sus camareras como a él mismo le apunta una joven universitaria. Y sí, será a través de él por el que viviremos esa legalización del porno que creará a auténticas dinastías multimillonarias que siguen reinando Nueva York a día de hoy.

Aunque Franco hace un trabajo impecable estamos tan concentrados en tratar de discernir a los gemelos que poco puede hacer ante la apabullante Maggie Gyllenhaal. La actriz, que interpreta a una prostituta llamada Candy, está brillante y se nota muchísimo el trabajo que ha realizado a la hora de prepararse el papel. Suyos son los mejores momentos del capítulo, cómo cuando le explica a un joven cliente -eyaculador precoz- por qué va a cobrarle lo mismo que si hubiera estado dos horas con ella. Pero es que encima Candy es una puta empoderada que no tiene a ningún hombre detrás pues prefiere quedarse ella todo el dinero que gana y encima es madre soltera. Simon y Pelecanos tratan la prostitución sin estigmas ni culpa, tratando el tema con toda la complejidad que se merece y eso es verdaderamente de agradecer en estos días.

Todavía es pronto para saber cual es el propósito final de Simon y Pelecanos con esta serie. No no engañemos, The Wire no era una serie sobre drogas, The Wire quería negar el mito fundacional americano, el sueño estadounidense y el capital desde sus principios. Puede que The Deuce no quiera negar el capitalismo sino mostrarlo como la feroz criatura que es y enseñarnos cual es la única forma de triunfar en ese sistema, aprovechando y explotando a las personas de tu alrededor. Quizás The Deuce sera una serie más feminista (o eso parece por el piloto al ver la gran cantidad de personajes femeninos y sus múltiples facetas) pero quizás pierda en racialidad, pues exceptuando una de las prostitutas que apenas sale, las únicas personas negras son los chulos. Pero si no conocéis a Simon y Pelecanos tenéis que estar advertidos: en sus series no hay héroes ni villanos.

The Deuce ha llegado para recordarnos que la televisión tiene mucho más que ofrecernos de lo que estamos acostumbrados. Olvidad la acción y disfrutad del viaje que está a punto de comenzar, porque la pequeña pantalla no volverá a ser la misma después de esto.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.