The Big Bang Theory 11×14: The Separation Triangulation

The Big Bang Theory 11x14: The Separation Triangulation

The Big Bang Theory 11x14: The Separation Triangulation

Series: The Big Bang Theory

4 Stars

Summary

Raj ha hecho conocido a una chica a través de sus charlas con el planetario que parece ser perfecta, salvo por un pequeño problema: está casada con un bombero… que también es el tío perfecto según Raj.

Coder Credit

La cada vez mayor confianza de Raj está comenzando a dar sus frutos. Y no, no es sólo por sus poéticos discursos en el planetario o por su cambio de peinado y que le queda francamente bien. También es por su facilidad de hablar con las mujeres, que está a años luz de aquella época en la que ni siquiera podía hablar con ellas a no ser que hubiera alcohol de por medio, y sobre todo por su capacidad de superar las rupturas de un modo admirable… Incluso diría que demasiado admirable.

Porque está bien que al enterarse de que Nell, la mujer con la que está saliendo, hace sólo dos semanas que se ha separado de su marido, en lugar de irse a llorar a su habitación y atiborrarse a helado maldiciendo su suerte, se mantenga con bastante entereza.

Lo que ya es un poquito rarito es que cuando conoce a ese marido, lo que lo convierte a él en el tercero en discordia, Raj decide convertirse en una “tercera rueda de la relación” de lo más comprometida en esa relación. Pero, ¿cómo no hacerlo cuando Oliver, el marido en cuestión, además de ser bombero parece ser también un tipo increible?  De entrada, comparte su afición por las tartas, algo que hasta ahora sólo le había ocurrido con Howard… Eso tiene que ser una señal.

De este modo, aunque la nueva relación de Raj haya durado menos que las pausas que deja en su discurso del planetario, no hemos visto a ese Raj deprimido porque vuelve a estar solo, sino a un Raj feliz porque ha conseguido que el hombre y la mujer a los que acaba de conocer y que le caen tan bien hayan retomado su relación, lo que es estupendo… ¿Que esa relación se ha retomado porque, comparado con Raj, Oliver parece menos espeluznante? Mejor no darle muchas vueltas a eso.

Y oye, con lo bien que ha acabado la cosa entre Raj y Oliver, a lo mejor volvemos a verle en el futuro. Además de que han congeniado en cuestión de minutos, lo que sólo puede ser cosa del destino, sería el motivo perfecto para ver a Howard celoso y encontrarnos con otro triángulo amoroso de lo más interesante.

Pero este no ha sido el único triángulo que hemos visto esta semana en The Big Bang Theory. También está el protagonizado por Leonard, Penny y Sheldon, quien ha vuelto momentáneamente a su antigua habitación.

Y es que, tal vez sea por la nueva teoría de cuerdas en la que está trabajando y que le tiene completamente emocionado, pero Sheldon Cooper está empezando a trabajar también en otro aspecto de su vida que hasta ahora le era completamente desconocido: la empatía y pensar en los demás.

Así, viendo que el estudio de su nueva teoría le obliga a dejar ecuaciones y apuntes por todo el apartamento en el que ahora vive con Amy, siendo ese apartamento bastante pequeño, como no quiere molestar a Amy, ya que ahora piensa también en su bienestar, decide usar su antigua habitación como despacho.

Pero como tampoco quiere molestar a Penny y Leonard en su propio piso, ya que su capacidad de empatizar afecta a todo el mundo, lo hará siendo el compañero de piso perfecto. Esto es, será ese compañero de piso que nunca fue durante el tiempo que vivió con Leonard.

Pero curiosamente este sorprendente cambio de actitud de Sheldon no alegrará tanto a Leonard como habríamos imaginado. ¿Porque está convencido de que es todo una trampa y que en realidad Sheldon no es tan majo como quiere hacer creer? Pues no. Lo que pasa es que Leonard se ha pasado años sufriendo las constantes manías de Sheldon, que verle ahora tan correcto y amable le saca de los nervios… Sí, cada uno tiene sus particularidades.

Y esa será la principal razón por la que, cuando Sheldon le muestra ese pedazo de nuevo contrato por el que básicamente está blindado para usar su antigua habitación como despacho, además de tener a Leonard como esclavo particular, como que al científico no le va a molestar mucho…

Y tal vez será porque eso significa que definitivamente esa habitación no se va a convertir nunca en gimnasio, o porque simplemente el hombre no deja de ser un animal de costumbres, y acostumbrarse a Sheldon Cooper ya costó lo suyo como para tener que renunciar ahora a todas sus manías.

En fin. Cada quien tiene la relación que quiere.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.