The Big Bang Theory 11×10: The Confidence Erosion

The Big Bang Theory 11x10: The Confidence Erosion

The Big Bang Theory 11x10: The Confidence Erosion

Series: The Big Bang Theory

5 Stars

Summary

Raj ha llegado a un momento trascendental de su vida al comprender que todas las inseguridades que lleva arrastrando desde hace años, en realidad son consecuencia de las bromas que Howard hace a su costa.

Coder Credit

El de esta semana en The Big Bang Theory ha sido uno de esos episodios que podrían describirse como “tristes pero necesarios”. Y creo que, además, ha llegado en el momento adecuado. Y no lo digo porque estemos a las puertas de la Navidad y es uno de esos momentos en los que se exalta la amistad y el querer compartir las cosas y todos esos mensajes tan comerciales.... Lo digo porque, aunque haya sido a raíz de una historia tan sorprendente como mediática como es la que se vivió (y que se sigue viviendo) con el caso Weinstein, ese caso ha servido para que muchos abramos los ojos y nos demos cuenta de que en este tipo de historias tan malo es quien lo hace como el que no lo hace pero sabe lo que está ocurriendo y decide mirar a otro lado.

Tal vez os preguntéis qué tiene que ver el caso Weinstein con el episodio de esta semana de The Big Bang Theory, donde lo que se ha visto es por un lado a Amy y Sheldon a punto de casarse en el juzgado para al final dar marcha atrás y tener su gran boda friki (metafriki, diría, pues no se pueden mezclar más cosas ni aún queriendo), y por otro a Raj plantándose ante su amigo, harto de que haga bromas a su costa todos los días.

Y sí, evidentemente no es lo mismo que un hombre te acose y te obligue a hacer cosas asquerosas para poder trabajar y que encima parte de ese mundo del espectáculo sepa lo que está ocurriendo y no haga absolutamente nada para impedirlo; a que tu amigo haga siempre bromas a tu costa y como consecuencia tu autoestima acabe por los suelos, que es lo que le ha pasado a Raj.

Pero si me permitís, me gustaría aprovechar este episodio para olvidarme un poco de la parte cómica de la historia, pues no dejamos de estar hablando de una serie que es una comedia, y centrarme en el daño que muchas veces provocan estas cosas y sobre todo en el hecho de que en muchas ocasiones ni siquiera somos conscientes de ello. Así que, cuando surgen episodios como estos que meten el dedo en la llaga y nos hacen ver que esa broma que a nosotros nos hace gracia, hay otras personas implicadas a las que se les está haciendo daño, no quiero perder la ocasión de recoger el guante y dar mi opinión.

Si soléis leer mis reseñas de TBBT sabréis que últimamente el personaje de Raj era el que más me llamaba la atención, pues era el único que parecía no evolucionar. Y no ya solo por el hecho de que fuera el único del grupo que no tuviera pareja, pues tampoco pasa nada si no se está en pareja y de hecho esa es una opción tan válida como tenerla; sino sobre todo porque en el caso de Raj se veía a un chico que realmente quería tener a una compañera, pero que entre su mala suerte y su inseguridad al final todos sus intentos terminaban en fracaso.

Ante esta repetición de algo que se viene viendo desde que comenzó la serie, me preguntaba cuál sería el objetivo de los guionistas de la serie, pues daba la sensación de que querían que Raj fuera el único personaje que se quedara estancado en su inseguridad, lo que contrastaba aún más viendo que el resto de amigos se habían casado o estaban a punto de hacerlo, tenían hijos y habían conseguido grandes logros en su carrera profesional. Pero Raj no. Raj seguía siendo ese chico que al menos ahora sí puede hablar con las mujeres pero que ello no hace que tenga mejor suerte en sus relaciones, y que sigue trabajando en el mismo despacho de la sección de astronomía de la Universidad.

Y ahora, tras ver este episodio, no puedo por menos que pensar que todo formaba parte de una trama mayor que servía para tratar un problema tan serio como es el abuso y el bullying. Y evidentemente lo que hace Howard, que en mi caso particular es uno de los personajes que más me ha gustado desde el principio (sobre todo su interacción con Raj), no se puede comparar con ese bullying en el que hay agresiones físicas de por medio. Pero tengo que admitir que tras ver el episodio ha sido como quitarme una venda de los ojos y comprender que, aunque no haya habido golpes de por medio, sigue siendo abuso y la víctima sigue sufriendo.

Y el mejor ejemplo de ello lo hemos tenido cuando, a raíz de que Raj comprendiera que la relación que tenía con Howard era tóxica y decidiera alejarse de él, ha sido capaz de conseguir sus objetivos y mejorar su autoestima, hasta el punto de que se le ha visto también un cambio físico y para bien…

Por ello, cuando al final del episodio Raj estaba en el observatorio astronómico y todos sus amigos le estaban dando la enhorabuena por la charla y al final ha aparecido Howard, aunque ha dado pena verle marcharse solo creo que era el final adecuado. Porque si es triste ver que un amigo no puede estar con su amigo, también es triste que una persona se vea menospreciada por ese supuesto amigo, por mucho que el otro diga que sólo es una broma.

Porque tal vez para las personas que no hemos sufrido ese tipo de maltratos, efectivamente sólo seamos capaces de verlo como una broma y, cuando alguien nos habla de que en realidad es un abuso lo primero que pensemos es que está exagerando y que la gente no entiende que es una simple broma y que no hay por qué tomárselo tan en serio. Pero lo cierto es que sí hay que tomárselo en serio, porque precisamente el reírse de ello y aceptarlo como algo normal, es lo que a la larga hace que este problema siga existiendo y esté tan metido en la sociedad que ni siquiera lo percibimos como un problema.

Y aquí vuelvo a la relación que hacía al principio entre el caso Weinstein y el episodio de TBBT. Porque con el caso Weinstein muchos hemos descubierto que la realidad que creíamos que había en el mundo de Hollywood no era tan fantástica como nos la habían pintado, ya que tras los flashes y las alfombras rojas había miles de historias de abusos y una sociedad que permitía que eso ocurriera. Pero además el caso Weinstein también ha servido como pistoletazo de salida para que esa realidad tan asquerosa también salga a la luz en otros escenarios: ya han salido casos de abusos en el mundo del deporte y del cine español, y quiero pensar que pronto surgirán más, animados por ver que por fin se está haciendo algo con los culpables, aunque llegue con años de retraso.

Y quiero pensar que el episodio de esta semana, personificado en la figura de Raj y de Howard, también ha servido para que seamos conscientes de esa realidad que existe y que hace que, por cada broma que hagas a una persona y pases un rato divertido metiéndote con él, también está esa persona que está sufriendo hasta el punto de que ni siquiera puede ser como realmente desearía, pues tus bromas directamente le están anulando como persona.

Jamás habría pensado que el episodio de una comedia como es TBBT me hiciera pensar en todas estas cosas, y lo curioso es que ni siquiera sé si ese era el objetivo final de los guionistas. Quiero pensar que sí por el hecho de que precisamente sus creadores y guionistas también son frikis y por ello saben retratar tan bien el mundo de los obsesionados por los ordenadores, las series, el cine y la cultura pop; y por ello también son los mejores en retratar esa parte de ese mundillo que es mucho menos graciosa…

Lo que no sé es qué cuál ha sido su objetivo ni qué pasará a partir de ahora. Si ahora que hemos visto que Howard puede ser muy gracioso pero también es el ejemplo de lo que no se debe hacer con un amigo, la relación entre los dos cambiará radicalmente. Pues creo sinceramente que lo último que podría ocurrir, si de verdad quieren que con lo visto la gente comprenda lo que está mal, es que la relación entre los dos volviera a ser como siempre y los dos lo aceptaran sin problema. Porque hacer eso sería precisamente redundar en el principal problema de todo lo que se está viendo últimamente: que tan malo es que una persona abuse de otra, ya sea física o mentalmente, como que el resto de personas vea que eso es algo normal y lo acepte sin problemas.

Lo dicho; me gustaría pensar que eso no va a ocurrir, pues si algo ha hecho bien a los largo de estos once años TBBT es conseguir que sus personajes evolucionen y nos sigan gustando. Y por ello sería fantástico ver a partir de ahora a un Raj más seguro y a un Howard más amable, y que siguieran gustándonos tanto como el primer día… Pero supongo que eso lo descubriremos a partir de la próxima semana.

Por mi parte, pido perdón por haber soltado este discurso que tal vez no tenga sentido en el análisis de una comedia, pero me he sentido en la necesidad de hacerlo. No como mujer o como posible víctima de bullying, sino simplemente como persona que siente asco de que estas cosas pasen en pleno siglo XXI y, lo que es peor, que parte de la sociedad acepte que sigan pasando como si fuera lo más normal del mundo.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.