The Big Bang Theory 11×07: The Geology Methodology

The Big Bang Theory 11x07: The Geology Methodology

The Big Bang Theory 11x07: The Geology Methodology

Series: The Big Bang Theory

3.5 Stars

Summary

Bert, el compañero geólogo de la universidad, está desarrollando un nuevo experimento para el que necesitará la ayuda, ni más ni menos, que de Sheldon Cooper… ¿Qué puede salir mal de esa combinación?

Coder Credit

Para el episodio de esta semana han vuelto varios de los personajes secundarios más queridos de The Big Bang Theory, junto a una nueva conocida a la que tal vez veremos más a menudo.

Por un lado está Bert, el enorme geólogo, tanto en sentido figurado como literal, que es algo así como el enemigo de Sheldon Cooper en varios sentidos. Por un lado es experto en lo que Sheldon no considera que es una cincia, como es la geología, y por otro ha conseguido triunfar en esa ciencia hasta el punto de ser ahora increíblemente rico.

Pero Bert tiene un problema con la nueva investigación que está desarrollando y por ello, como persona sensata (y que no conoce muy bien a Sheldon) ha decidido pedirle consejo al mayor experto… Y tal vez sea porque Sheldon por fin ha madurado o porque cada vez hace más caso a su prometida, pero tras una inicial etapa de rechazo, aderezada con unos cuantos insultos, Sheldon finalmente decide ayudarle.

¿Problema? Que Sheldon no puede fallarse a sí mismo, por lo que no puede anunciar que va a ayudar a su archienemigo el geólogo. Y menos aún, puede reconocer en voz alta que la investigación que está llevando a cabo Bert es de lo más interesante.

Ello dará origen a varias situaciones de lo más curiosas, destacando la especie de “crush” que Sheldon parace haber desarrollado con Bert, especialmente a raíz de que Bert le rechace para irse con Leonard…  y que sólo servirá para que el cuelgue que tiene Sheldon vaya a más.

Si es que este hombre sólo sabe tomar el camino difícil.

Por otro lado, al que parecen irle bien las cosas, es a Raj. Y con él recuperamos a la amiga de Bernadette que cabía la posibilidad de que se convirtiera en el nuevo interés amoroso de Raj (o de Stuart): Ruchi. Y es que la primera vez que la vimos tanto Raj como Stuar s avalanzaron sobre ella como moscas sobre la miel… para recibir ambos sendas dosis de realidad.

Pero esta vez las estrellas parecen haberse puesto de parte de Raj, lo que por otro lado tiene más sentido, ya que ambos son hindúes y ambos son capaces de ver algo maravilloso en un deporte que para el norteamericano (y más si se llama Howard) no tiene mucho sentido: el críquet.

Así, Raj y Ruchi parecen haber hecho migas, salvo por un pequeño detalle: ella no cree en el amor, pues como buena bióloga que es sólo lo relaciona con los impulsos nerviosos y las hormonas que segrega el cerebro. En otras palabras, pueden ser muy bueno amigos y pueden tener todas las relaciones sexuales que quieran, que de ahí no va a pasar la cosa, principalmente porque no cree que pueda haber nada más en una relación.

Y sí, en principio parece que a Raj, tras dudarlo un poco, le convence ese acuerdo al que han llegado: puede tener sexo todas las veces que quiera y ni siquiera tiene que despedirse por la mañana al día siguiente o preguntar si le ha gustado su “performance”.

Pero admitámoslo: estamos hablando de Raj, un hombre tan sensible que deja a las mujeres a la altura del betún (y más si estamos hablando de las mujeres de nuestros genios), por lo que intuyo que tarde o temprano surgirán los problemas.

Y ello me lleva a la cuestión de por qué Raj es el único que parece ser incapaz de encontrar su media naranja. Y es que cuando comenzó la serie parecía imposible que nuestros chicos tuvieran ese “interés romántico” que todo guionista de serie desea encontrar para su protagonista. Tan sólo Leonard parecía que iba a tachar esa casilla, pero solo a base de insistencia y porque lo tenía más fácil porque la chica que le gustaba vivía a tres metros de distancia.

Pero al final se obró el milagro y tanto Howard como Sheldon encontraron a su otra mitad. Y además esa mitad resultó ser perfecta para ellos, hasta el punto de que tanto sus personajes como la historia en sí de The Big Bang Theory mejoró.

Y, sin embargo, con Raj la cosa sigue igual. Y eso que él es quien más oportunidades ha tenido de encontrar a su chica: primero con Lucy, la chica asocial que le dejó plantada varias veces, luego con Emily, la dermatóloga de curiosos gustos y con la que Raj realmente no se veía pero seguía con ella para no estar sólo, o Claire, la camarera y guionistas que apenas apareció un par de veces, y que en mi opinión es la que más juego podría haberle dado a la serie, al ser la que tenía más gustos similares a nuestros protagonistas masculinos.

Pero ninguna de esas historias cuajó. Pese a ser personajes peculiares en una serie donde la peculiaridad es lo más importante, por un motivo o por otro acabaron dejando a Raj, lo que convirtió a Raj en el pobre desgraciado de la serie (¡Y eso que está Stuart!)

A día de hoy sigo sin entender muy bien por qué siguen emperrados en que Raj siga manteniéndose soltero, pese a las posibilidades que ha habido de darle una pareja interesante, y contando además con el precedente de Amy y Bernadette y saber que en esta serie las chicas de los protas triunfan y gustan. En un principio habría pensado que es porque ese “interés romántico” no salió tan bien como pensaban los guionistas, por lo que hubo que acabar con esa historia e intentarlo con otra. Pero teniendo en cuenta que si algo han demostrado los guionistas de esta serie es que son únicos para crear personajes secundarios de oro: el profesor Proton, Stuart, Bert, Zack… ¿justo con la posible novia de Raj fallan? ¿TODAS las veces?

Porque sí, podría pensarse que la idea es que no hace falta que todos los protagonistas tengan pareja, porque tener pareja no lo es todo en la vida y más cuando has conseguido triunfar en un trabajo… Pero cuando eso le pasa al personaje más sensible de todos, y que más mala suerte no puede tener con el amor, esa decisión me parece de lo más cruel.

Veremos si con Ruchi Raj por fin ha encontrado a su media naranja.   

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.