The Big Bang Theory 11×05: The Collaboration Contamination

The Big Bang Theory 11x05: The Collaboration Contamination

The Big Bang Theory 11x05: The Collaboration Contamination

Series: The Big Bang Theory

3.5 Stars

Summary

Howard está colaborando con Amy para un proyecto nuevo que está desarrollando la bióloga, lo que va a permitir que pasen buenos momentos dentro del laboratorio. Pero ello no será bien visto ni por Sheldon, quien siente que Amy le está engañando, ni por la pareja de Howard, que ve que le hace menos caso… ¿Bernadette? No, la otra pareja de Howard.

Coder Credit

Howard y Amy son una de esas parejas que, aunque parezcan tenerlo todo en su contra, al final acaban siendo la combinación perfecta. Ya lo descubrimos años atrás con aquel mítico episodio de la gincana en el que Amy y Howard acababan emparejados y descubrían su mutuo amor por Neil Diamond, y lo hemos vuelto a ver en el episodio de esta semana.

En esta ocasión el motivo de su colaboración será puramente laboral, mal que le pese a las respectivas parejas de los genios. Y es que para el nuevo proyecto que está desarrollando Amy necesita a un ingeniero y… bueno, Sheldon pensará que Howard no es un científico, pero resulta que es muy bueno en su trabajo como ingeniero.

Y así será como los dos pasen a estar un considerable tiempo trabajando juntos, haciendo grandes adelantos para el mundo de la neurociencia… ¡y además pasándoselo bien! Porque sí, Howard puede resultar bastante cargante y sus “bromas” pueden no hacerle mucha gracia a su mujer Bernadette, pero con Amy son un éxito asegurado.

Supongo que esta sorprendente buena química entre los dos, y que hace que veamos a Howard menos cargante de lo normal (que una persona te haga trucos de magia mientras estás haciendo experimentos no es muy normal, pero entretenido un rato) guarda más relación con el hecho de que la pareja de Amy es Sheldon y que… bueno, a su lado cualquier relación es maravillosa.

El caso es que lo bien que se llevan a los dos no le hace mucha gracia al prometido de Amy, que está claro que se ha tomado muy en serio su papel de prometido. Así, a partir de ahora vigilará con lupa cualquier movimiento de su prometida, como buen novio celoso… ¡especialmente si ese movimiento es de tipo profesional! Y es que, quién se cree que es Amy como para llegar cansada a casa y no querer investigar con él. ¡O incluso proponerle que lo haga él solo por la noche y si acaso ya repite con él por la mañana!

Definitivamente, el amor y la ciencia van más de la mano de lo que jamás habríamos imaginado.

Y luego está el caso de la media naranja de Howard, a quien también le está costando lo suyo hacerse a la idea de que ahora su querido Howard pasa menos tiempo con él… Con él, por supuesto, pues quien más problemas está teniendo con la situación es Raj. Y es que si ya estaba sufriendo lo suyo con que Howard tenía ahora un bebé y llegaba otro en camino para hacerle sentirse desplazado, ahora se le suma una tercera en discordia.

Visto lo visto, la que definitivamente está  por encima de todos es Bernadette. No sólo ella es la mujer que debe soportar a Howard los siete días de la semana y las 24 horas del día, lo que hace que los momentos cargantes de su maridito superen a los buenos, sino que además debe lidiar con el amante de su marido, que encima se presenta en su casa para quejarse del poco caso que le hace su maridito. Y además debe lidiar con el futuro marido de la nueva amante laboral de su marido, aka Sheldon y sus problemas con Amy, porque al parecer Sheldon es incapaz de lidiar con sus propios problemas.

Menos mal que Penny y Leonard parecen haber encontrado el manual apropiado para solucionar todos los problemas con Sheldon. Y oye, jamás lo habría imaginado, pero a Penny parece que se le da bien la cosa… Claro que Penny cuenta con la ventaja de estar casada con un hombre que tiene en la mesilla de noche a un Chewaka, con lo que la psicología infantil ya la tiene más que controlada.  

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.