The big Bang Theory 11×02: The Retraction Reaction

The big Bang Theory 11x02: The Retraction Reaction

The big Bang Theory 11x02: The Retraction Reaction

Series: The big Bang Theory

4.5 Stars

Summary

Leonard es entrevistado por la radio pública para hablar de su trabajo como físico. Una noticia fantástica que acaba convirtiéndose en el inicio de una crisis existencial cuando descubre que en todos estos años como físico no ha conseguido nada.

Coder Credit

Definitivamente, la undécima temporada de The Big Bang Theory ha comenzado con muy buen pie. Si la semana pasada aplaudía el haber sido capaces de transformar una escena tan típica de sitcom como es una pedida de mano en una situación divertida y original al mismo tiempo, hoy me quito el sombrero por haber sido capaces de dejar aparcado el tema boda.

Porque sí, está claro que esa es una muy buena noticia y fijo que la esperada boda se reservará para un episodio especial como el de antes del parón navideño o incluso la temporada final. Pero ya está. No hace falta hablar de ello constantemente, que es precisamente lo que suele hacer que una buena idea acaba cansando… Véase la boda de Leonard y Penny.

Pero está claro que han aprendido de sus propios errores. Porque en lugar de alargar ese cartucho han pasado directamente a otra cosa, demostrando de paso que la vida de una persona no gira en torno al día de su boda, y menos cuando estamos hablando de físicos, biólogos y químicos.

Y así ha sido cómo hemos visto un evento tan sorprendente como es a Leonard Hofstadter siendo entrevistado para la radio pública. Un evento que en realidad no tiene nada de fantástico, ya que en EEUU la radio pública es algo así como La 2 en España, por lo que las posibilidades de que alguien le escuche son mínimas…

A no ser, claro está, que seas brutalmente sincero en esa entrevista y reconozcas que nunca has descubierto nada importante, con lo que difícilmente tu nombre pasará a la historia de los físicos, y que en muchas ocasiones vas al trabajo pensando en la cantidad de dinero que han invertido en tu trabajo para nada.

Como es lógico su brutal honestidad no deja muy contenta a la rectora de la Universidad que le está pagando, aparentemente para que se aburra, pero también da origen a una caída en picado de autoestima que afectará al resto de amigos… O, mejor dicho, al resto de amigos masculinos, que se encuentran más o menos en la misma situación: Sheldon, con toda su inteligencia, sigue sin haber desvelado los grandes enigmas de la física… ¡y encima ha tenido que reconocer que Leonard tenía razón! Howard, por su parte, ve cómo los sueños que tenía de pequeño de ser alguien famoso se han transformado en algo así como una pesadilla porque va a ser el padre de dos bebés… y si el segundo es sólo la mitad de llorón que Halley lo va a pasar francamente mal. Y Raj… Raj sólo es un astrofísico que está solo pero, ¡hey! al menos ahora puede emborracharse mientras habla con las mujeres.

Visto en perspectiva, la verdad es que es normal que los chicos se depriman. ¡Y eso que no han hablado con las chicas!

Porque sí, de nuevo las chicas son las que han ganado la partida. Y a diferencia de otras series en las que la introducción de nuevos personajes femeninos suelen estropear la cosa (la famosa chica del héroe que generalmente sólo sirve para que el héroe no se comporte como tal, lo que hace que normalmente la gente la acabe odiando) en el caso de The Big Bang Theroy es la excepción que confirma la regla.

Así ocurrió cuando, años atrás, vimos aparecer a Bernadette. Entonces parecía que la mecánica de la serie, donde veríamos a los chicos frikeando un día sí y al otro también, había llegado a su fin. Pero sorprendentemente consiguieron dar con un personaje que contaba con su propia personalidad y que, siendo muy distinta a la del resto de colegas, hacía que congeniara perfectamente con el resto. Y luego pasó otro tanto con Amy, hasta el punto de que pese a llegar como secundarias han acabado convirtiéndose en dos de las protagonistas más queridas.

Y un ejemplo de ello lo hemos tenido precisamente en el episodio de esta semana, donde Amy y Bernadette pasan de disfrutar de las mieles del éxito, pues a diferencia de sus chicos ellas sí que han descubierto cosas y han sido ampliamente recompensadas por ello (Bernadette tiene hasta esclavos), a soltarse pullas de lo más discretas sobre qué es mejor: ¿tener dinero y ayudar a la gente, o tener aún más dinero y hacer que ayudas a la gente? Sí, la industria farmacéutica no ha salido muy bien parada en este episodio.

Pero quién lo iba a decir, la serie que comenzó como la de un grupo de genios y una vecina un poco tontita que acababa de mudarse al piso de enfrente, ha acabado transformándose en todo un ejemplo a seguir para las mujeres: las tres que tenemos reunidas han alcanzado la cima del éxito. ¡Incluso Penny! que ha pasado de ser una mala actriz a una fantástica comercial, lo que en cierto modo es lógico ya que en ambos casos la clave está en mentir.

En definitiva, un muy buen episodio que nos ha recordado algunas de las claves del éxito de The Big Bang Theory, como es una guerra de los sexos llevado a todos los niveles.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.