The Big Bang Theory 10×16: The Allowance Evaporation

3.5 Stars

Summary

Tras el último desencuentro amoroso de Raj y una conversación con su padre, Koothrappali llega a la conclusión de que debe dejar de depender del dinero de su padre. Por su parte, la conclusión a la que llegará Sheldon es que hay límites a la hora de hablar de su vida privada.

Coder Credit

Una conversación entre Raj y su padre hará que el astrónomo se dé cuenta de algo que llevaba siendo del conocimiento público desde hacía bastante tiempo: que es un niño mimado y que eso, definitivamente, no resulta sexy entre las mujeres, por lo que ese puede ser el motivo por el que no es capaz de mantener una relación estable.

Así que en el día de hoy hemos asistido a un cambio de consecuencias planetarias, ya que Raj Koothrappali ha dicho adiós a las tarjetas de crédito de su padre y ha decidido que a partir de ahora él pagará la renta de su apartamento y demás gastos mensuales… Eso sí, primero deberá descubrir cuánto paga al mes por todo eso, pues ese había sido un detalle que hasta ahroa no había afectado a su feliz vida sin complicaciones.

Pero lo importante es que el paso ya ha sido dado y, la verdad, cualquier cosa que tenga que ver con cambios es muy bien recibida. Porque ahora se abre todo un abanico de posibilidades que, con suerte, nos dejarán nuevas perspectivas nunca exploradas hasta ahora. Y quién sabe, tal vez en lugar de ver a un Raj llorón que llama a su padre para que le compre un coche nuevo o que se queja de la persona que saca a pasear a Canela, lo que veamos sea a un Raj que se queja de lo cara que está la vida y que tal vez se plantee compartir piso con otra persona… ¿Tal vez Stuart?

Lo sé, estoy adelantando demasiado y lo más probable es que nada de eso ocurra. Sobre todo después de haber visto como Penny y Leonard por un lado, y Howard y Bernadette por el otro, capeaban como unos maestros el temporal y conseguían evitar que Raj se fuera a vivir con ellos, ahora que acababa de convertirse en un hombre independiente económicamente.

Claro que en su caso era bastante lógico que huyeran de Raj como la peste: entre unos padres que no saben lo que es descansar desde que nació su hija Hally, y otra pareja que por fin saben lo que es vivir ellos solos, estando casados y todo eso; es normal que no quieran contar contar tan pronto con otro tercero en discordia.

Así pues, la respuesta más lógica sería Stuart, ¿no? Él más que nadie sabe lo que es no llegar a fin de mes, y la verdad es que sería muy interesante ver a estos dos personajes tan distintos en modo compañeros de piso. Y ¡hey, al menos ya tienen en común que son igual de frikis! A partir de ahí sólo sería cuestión de limar asperezas… ¿No?

Pero lo dicho. Mejor no adelantar acontecimientos y centrarnos en lo que sí ha pasado esta semana. Porque mientras Raj hacía frente al mundo real por primera vez en su vida, Amy y Sheldon lo que afrontaban era su primera discusión serie desde que estaban viviendo juntos.

Y el motivo, sorprendentemente, no ha sido otro que la poca discreción de Sheldon a la hora de hablar de su vida íntima. Y lo cierto es que en un principio podría sorprender que Sheldon, un hombre para el que eso de las relaciones sociales todavía sigue siendo una prueba de fuego, se dedique a contar sus intimidades a todo el mundo, incluyendo desconocidos de la cafetería… Claro que por otro lado es bastante lógico que Sheldon, la unica persona del mundo que habla del sexo que tiene con su novia como “encuentros coitales anuales”, no vea qué diferencia existe entre hablar del tiempo, el último capítulo de Dr. Who o la cantidad de veces que se acuesta con su novia al año.

En resumen, Amy acabará un tanto mosqueada porque su excasa relación sexual sea la comidilla de toda la universidad, ante lo que no tendrá más remedio que darle una clase a Sheldon sobre lo que es privado y lo que no.

Y por el discurso que Sheldon suelta al final en la cafetería de dicha universidad, parece que ya lo tiene claro… Bueno, al menos tiene clara la parte de no volver a hablar del sexo con Amy en público; porque en cuanto a seguir humillando a sus compañeros en público, aireando los detalles de su última no-cita, eso se le sigue dando de maravilla…

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.