The Big Bang Theory 10×11: The Birthday Synchronicity

Como si no hubieran suficientes días en el año, el hijo de Howard y Bernadette decidirá llegar al mundo justo el día del cumpleaños de Amy. O lo que es lo mismo, el día en que Amy y Sheldon cumplen con la ya establecida tradición de practicar el coito.

Y lo cierto es que la cosa no iba por mal camino, pues incluso Amy ya había caldeado el ambiente al ponerse la capa de la Casa Hufflepuff de Harry Potter y dándole a Sheldon la suya de Griffyndorf, lo que era algo muy pero que muy excitante y que logró subir las endorfinas de Sheldon como la espuma... pero al final no han tenido más remedio que interrumpir su encuentro para ir al hospital… varias veces, y después de que Sheldon se guardara la enorme traición de Amy por haber ido al parque temático de Harry Potter sin él...

Así es. Como no podía ser de otra manera (y también porque la hija de Bernadette todavía no sabe cómo se las gasta su madre, porque si no habría tardado 0,5 segundos en nacer), el parto de Halley Wolowitz-Rostenkowski ha sido de los largos y con incidentes de por medio.

De hecho, ha sido tan largo el parto, que hasta ha dado tiempo para que el trío de padres de la criatura tenga una crisis interna... Y les comparen con el musical de Mamma Mía, lo que al menos habrá hecho ilusión a Raj dada su admiración por Meryl Streep.

Porque, como era de esperar, ha sido oír la palabra "parto" y Howard ha entrado en modo pánico, con Raj más o menos igual pero donde al menos él sí podía decir cada cuánto tiempo eran las contracciones… Hasta que se le ha escapado el sexo del bebé, que en teoría nadie debería saber, y le ha tocado ir mendigando un poco de cariño. Y al igual que le ha pasado a Sheldon y Amy, no ha tenido mucho éxito en su misión.

Pero qué sería de los nacimientos si no fueran capaces de traer un poco de paz al grupo. Y sí, es cierto que los ánimos sólo se calman al recordar todo lo que han hecho en sus vidas y el largo camino que han recorrido en los últimos 10 años… y llegando a la conclusión de que no se puede estar peor que Stuart, por lo que ni siquiera tienen derecho a quejarse; pero lo importante es que al final la crisis de amistad se solucionará y todos podrán dar las gracias por acabar de convertirse en padres, tíos… y padrino en el caso de Raj.

O al menos lo harán hasta que la pequeña y adorable Halley rompa a llorar y nos recuerde que es nieta de la Sra. Wolowitz.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.