The Big Bang Theory 10×08: The Brain Bowl Incubation

The Big Bang Theory 10x08: The Brain Bowl Incubation

The Big Bang Theory 10x08: The Brain Bowl Incubation

Series: The Big Bang Theory

3.5 Stars

Summary

Raj conoce a una nueva amiga con la que demsotrará que ligar no es lo suyo, mientras que Amy y Sheldon dan un sorprendente paso en su relación. Porque después de acostarse e irse a vivir juntos, ¿qué es lo que les queda?

Coder Credit

Si en ocasiones me he quejado de que The Big Bang Theory es una serie a la que le cuesta lo suyo hacer que las relaciones de sus protagonistas avancen, en esta ocasión no tengo más remedio que comerme mis palabras. Porque tal vez los intentos de Raj por conquistar a una mujer sean tan penosos como los del primer día, hasta el punto de que ya me estoy imaginando al pobre Koothrappali solo para toda la vida, pero todo lo contrario ha pasado entre Amy y Sheldon.

Aunque es cierto que, en el fondo, lo que ha pasado ya se veía venir desde hace tiempo. Una vez superada la aversión de Sheldon por tener contacto directo con otro ser humano, por mucho que ese ser humano fuera su novia, se intuía que lo siguiente sería "realizar el coito" incluso más de una vez al año, y de ahí pasar directamente a la posibilidad de procrear.

Porque, como bien dijo el propio Sheldon aquel lejano capítulo en el que hacía no mucho que había conocido a Amy, son dos genios tan asombrosos que tienen la obligación de procrear y tener hijos para que éstos lideren la nueva raza de la humanidad. Y parece ser que ese día por fin ha llegado para Sheldon. Especialmente después de haber visto cómo dós células de su piel y la de Amy  se convierten en algo tan bonito de ver (dentro de la escala Sheldon, se entiende) por lo que el siguiente paso era bastante lógico.

En conclusión, tras haberle faltado el respeto a Bernadette comparando sus células epiteliales con el bebé que está a punto de salir de su cuerpo, Sheldon está dispuesto a tener un hijo con Amy.

The Brain Bowl Incubation

Lo malo es que Amy no lo tiene del todo claro, ya que en su caso ser madre es algo que hasta ahora no se había planteado y, como persona más normal y lógica que es con respecto a Sheldon, prefiere tomarse las cosas con calma y pensarlo detenidamente.

Y aunque en un principio diría que es una pena que Amy y Sheldon no estén de acuerdo en ese tema, lo cierto es que me alegro muchísimo de que sea así. Pues de lo contrario no habríamos podido ver ese momento único de la humanidad que es un Sheldon intentando seducir a su novia.

Porque puede que Sheldon sea un friky que no capta la ironía, para el que hacer ejercicio supone una tortura china, o cuyo síndrome compulsivo obsesivo está en la fase más avanzada...  pero lo que está claro es que a Sheldon no le va las sutilezas y prefiere ser directo.

Mortalmente directo.

Así, veremos sus sutiles intentos por seducir a Amy para llevársela a la cama, probando con todas las técnicas de ligue que ha recopilado y que evidentemente no estaban muy actualizadas, ya que habían sido sacadas directamente de una película de los años 50. Porque las flores y el champan tienen un pase, pero ese peinado engominado, esa pose, esa pajarita casualmente desanudada, el brandy en la copa mientras habla con voz "sexy" a su chica…

Y ya para rematar la clase de "cómo seducir a tu novia" impartida por el doctor y físico Sheldon Cooper, se ha terminado marcando ese baile que, por mucho que haya pisoteado el folklore español a base de bien, al menos ha conseguido que nos echemos unas risas.

Y, de paso, acercar un poco más a Amy a ese instante en el que finalmente caiga rendida a los pies de su cama...

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.