The Big Bang Theory 10 x 19: The Collaboration Fluctuation

The Big Bang Theory 10 x 19: The Collaboration Fluctuation

The Big Bang Theory 10 x 19: The Collaboration Fluctuation

Series: The Big Bang Theory

4 Stars

Summary

La convivencia entre Raj, Penny y Leonard ha dado un giro inesperado, con Leonard pasando a ser “la tercera rueda” de la relación entre Penny y Raj. Por su parte, las cosas también han cambiado en la relación entre Amy y Sheldon a consecuencia de un proyecto que unirá sus dos especialidades profesionales.

Coder Credit

El capítulo de esta semana ha sido, para mí, uno de esos que da gusto ver por la cantidad de situaciones nuevas que se han dado. Pero al mismo tiempo eran situaciones que tenían toda la lógica del mundo, por lo que tampoco parecía que era un as bajo la manga que se habían sacado los guionistas para darle un toque nuevo y que, de extraño que era, uno no era capaz de encontrarle el sentido.

Pero en esta ocasión no ha sido así. Ni en lo concerniente a Raj, ni con los Sheamy.

En el caso de Raj, cuando en el último episodio vimos que la pareja ganadora que se quedaba con un nuevo compañero de piso eran Penny y Leonard, reconozco que temí que volviera a repetirse esa historia tantas veces repetida de Penny y Leonard peleando, ni ellos ya sabían por qué, y que Raj se convertía en la excusa perfecta para no afrontar sus problemas. Y de paso, para qué mentir, me daba rabia que no pudiera darse la posibilidad de que Raj y Stuart compartieran piso.

Pero no ha sido nada de eso. Lo que hemos visto ha sido algo que, como decía, en el fondo tiene todo el sentido del mundo. Esto es, que Raj forme piña rápidamente con Penny, como buen hombre al que no le da miedo mostrar su lado femenino. Una forma de ser que, lógicamente, Penny recibirá con los brazos abiertos, ya que por fin tendrá en casa a un hombre que no sólo presta atención a sus problemas en el trabajo, sino que incluso opina sobre ellos y le da recomendaciones para que no se agobie. Y encima, para rematar su perfecto papel de “buena amiga”, le ofrece ir de compras y pasar una tarde a lo Pretty Woman.

La verdad es que a medida que veía la situación y sobre todo veía el comportamiento de Leonard (que por mucha pena que dé ver que le han desplazado, también resultaba un tanto cansino que se estuviera quejando siempre por todo), pensé que no le vendría nada mal que tuviera lugar uno de esos cliffhanger de épicos. En plan, ¿Penny rompiendo con Leonard para irse con Raj?

Sí, es verdad que como pareja sentimental no hay por donde cogerlo, pero Raj no deja de ser ese hombre con el que Penny “casi lo hace” y tampoco es que la pareja formada por Penny y Leonard haya tenido algún sentido alguna vez. ¡Si hasta lo piensa el mismo Leonard cada vez que dice que Penny es su mujer!

Y oye, como argumento para las nuevas temporadas que tendrá la serie, en cuanto a dar un toque nuevo a The Big Bang Theory, lo conseguiría a la perfección…

Pero antes de adelantar acontecimientos (y llevarme un chasco, probablemente), vayamos a la otra pareja que más ha contribuido al episodio de esta semana: los Sheamy.

Y es que Sheldon y Amy han trabajado juntos por primera vez. Y encima lo han hecho uniendo sus dos especialidades científicas, la biología y la física quántica, para desarrollar una teoría que promete ser revolucionaria.

Y teniendo en cuenta que estamos hablando de dos de las mentes más brillantes del mundo, pues lo lógico sería pensar que en cuestión de cinco minutos ya habrían creado esa nueva teoría y sólo quedaba esperar pare empezar recibir los galardones. Y por la musiquita de fondo, esas miradas cómplices entre los dos, las pizarras llenas de fórmulas y la felicidad en general que se respiraba en el salón de su apartamento, todo apuntaba a que lo habían conseguido…

¡Pero no! Porque por encima de las fórmulas matemáticas y las mentes brillantes siempre hay una parte irracional que hace que salgan a la luz los inventos más revolucionarios. Y en el caso de Amy y Sheldon, quién lo iba a imaginar, esa parte irracional consiste en ser desagradable con el otro.

Pero como no dejamos de estar hablando de dos genios que a prácticos no les gana nadie, este pequeño handicap que para Penny y Leonard supondría otro muro infranqueable en su relación (recordemos ese capitulo en el que ninguno de los dos quería que Penny fuera a la Comic Con pero ninguno lo decia para no herir sus sentimientos y al final terminaban discutiendo), en ellos ha pasado ser, simplemente, un cambio de reglas.

Y así, lo que en un principio había sido: “esto no es una competición”, “premiarás al compañero cuando ha hecho un gran descubrimiento” y “no están permitidas las expresiones ofensivas”; al final se queda en: “esto sí es una competición” y “cualquier insulto vale, especialmente los que están relacionados con las madres del otro”.

     

Si es que Sheldon y Amy son unos genios con todas las de la ley. Y si al final la discusión se sale de madre… todo sea por la ciencia. Eso por no olvidar que, cuando ganen algún premio, siempre tendrán una maravillosa anécdota que contar en su discurso.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.