¿Tenía que ser él?

¿Tenía que ser él?

¿Tenía que ser él?

3 Stars

Summary

Durante sus vacaciones, Ned y su familia visitan a su hija en la Universidad, donde conocerán a su mayor pesadilla: su novio, Laird, un multimillonario de Silicon Valley bien intencionado pero socialmente bastante complicado. El conservador Ned, piensa que Laird es la pareja menos apropiada para su hija. La rivalidad unilateral y el nivel de pánico de Ned se disparan cuando descubre además que Laird está a punto de hacerle a su hija “la pregunta”

Coder Credit

El comienzo de 2017 viene con una cartelera cargadita de estrenos entre los que se encuentra "¿Tenía que ser él?" la comedia protagonizada por James Franco y Bryan Cranston.

Conocer al primer novio formal de tu hija siempre es un paso importante, y más para Ned Fleming (Bryan Cranston) quién siempre ha sido muy protector con su hija, Stephanie Fleming (Zoey Deutch). Pero tarde o temprano ese paso llega y hay que lidiar con todas las consecuencias.

Así comienza "¿Tenías que ser él?" la nueva comedia dirigida por John Hamburg. Ned Fleming junto a si familia viajan a la universidad de su hija para celebrar las navidades. La sorpresa llega cuando la familia Fleming conocen a Laird Mayhew (James Franco), el novio de Stephanie. Sin duda Laird no era lo que esperaban para su pequeña. Es un chico lleno de tatuajes diez años mayor de Stephanie que vive en una mansión y cuyo filtro a la hora de hablar brilla por su ausencia. Aunque desde el primer momento Ned no apruebe a Laird, su ira se extenderá cuando se entere de los propósitos de Laird: Casarse con su hija.

Ned se embarcará en la misión de sacar algún trapo sucio de su futuro yerno mientras que el resto de la familia, Barb Fleming (Megan Mullally) y Scotty Fleming (Griffin Gluck) se encandilarán cada día más de este joven genio alocado.

La pelea entre un suegro y su yerno no es nada nuevo en el cine. Lo hemos visto miles de veces y cada vez es más difícil conseguir que una película con esta trama destaque. En "¿Tenía que ser él?" se consigue a duras penas ya que el único personaje que lo consigue es de James Franco pero con un papel que ya hemos visto muchas veces.

Otro de los personajes cómicos es Gustav (Keegan-Michael Key) el gerente de la mansión de Laird y su mejor amigo. Su personaje es uno de los secundarios, pero las pocas veces que aparece saca carcajadas. foto

La banda sonora no destaca demasiado ya que va acorde a las fiestas que se organizan dentro de la casa. Al igual sucede con el espacio, el cual gira en torno a la casa de Laird casi toda la película. Aun así, la mansión consigue protagonismo dentro de la cinta complementando la personalidad de Laird. "¿Tenía que ser él?" cuando con varios cameos entre los que destacan Adam Devine y Kaley Cuoco entre otros.

Un puñado de palabrotas, situaciones vergonzosas y encuentros violentos son los que crean el hilo de la película. En un principio funciona, pero conforme avanza la cinta las situaciones se vuelven repetitivas y termina desapareciendo para dejar una última media hora de película sosa cuyo único deseo del espectador es que termine.

"¿Tenía que ser él?" llega a nuestros cines el viernes 13 de enero para estrenar la cartelera de 2017.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.

About Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.